Pregunta

Sin categoría No hay comentarios »
285 visitas

Para que este paso sea perfecto, hay que abandonar toda especulación de orden intelectual y concentrar en Dios la totalidad de nuestras aspiraciones. Esto es algo misterioso y secretísimo, que sólo puede conocer aquel que lo recibe, y nadie lo recibe sino el que lo desea, y no lo desea sino aquel a quien inflama en lo más íntimo el fuego del Espíritu Santo, que Cristo envió a la tierra. Por esto, dice el Apóstol que esta sabiduría misteriosa es revelada por el Espíritu Santo.

Si quieres saber cómo se realizan estas cosas pregunta a la gracia, no al saber humano; pregunta al deseo, no al entendimiento; pregunta al gemido expresado en la oración, no al estudio y la lectura; pregunta al Esposo, no al Maestro; pregunta a Dios, no al hombre; pregunta a la oscuridad, no a la claridad; no a la luz, sino al fuego que abrasa totalmente y que transporta hacia Dios con unción suavísima y ardentísimos afectos.

San Buenaventura

DI009813_700



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Llegada

Sin categoría No hay comentarios »
667 visitas

Que cuando venga encuentre, pues, tu puerta abierta, ábrele tu alma, extiende el interior de tu mente para que pueda contemplar en ella riquezas de rectitud, tesoros de paz, suavidad de gracia. Dilata tu corazón, sal al encuentro del sol de la luz eterna que alumbra a todo hombre. Esta luz verdadera brilla para todos, pero el que cierra sus ventanas se priva a sí mismo de la luz eterna. También tú, si cierras la puerta de tu alma, dejas afuera a Cristo. Aunque tiene poder para entrar, no quiere, sin embargo, ser inoportuno, no quiere obligar a la fuerza.
San Ambrosio

 índice



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Por los cristianos perseguidos

Cristianismo, Oración No hay comentarios »
2235 visitas

A Dios rogando [pincha aquí]

y con el mazo dando [pincha aquí]

iraq5

 



Escrito por Pablo de Benavides Gabernet Bio de  Pablo de Benavides GabernetEntradas escritas por Pablo de Benavides Gabernet


Llena de Gracia

Sin categoría 1 Comentario »
6535 visitas

-Miriàm, ¿sabes lo que es la gracia?

-No con precisión, contesté.

-No es una andadura atrayente, no es el porte elevado de algunas de nuestras mujeres más destacadas. Es la fuerza sobrehumana de afrontar el mundo solos sin esfuerzo, retarlo a duelo por entero sin despeinarnos tan siquiera. No es femenino, es una dote de profetas. Es un don y tú lo has recibido. Quien lo posee está emancipado de todo temor. Lo vi en ti la noche del encuentro y desde entonces lo llevas encima. Tú eres llena de gracia. A tu alrededor hay una barrera de gracia, una fortaleza. Tú la esparces, Miriàm, incluso sobre mí.

Eran de las palabras que se merecen abrazos. Permanecimos tumbados sin caricia alguna. Lo pensé un poco y contesté en broma.

-Tú estás enamorado perdido, Iosef.

En el nombre de la madre, Erri de Luca.

en-el-nombre-de-la-madre



Escrito por Paco Sales Casanova Bio de  Paco Sales CasanovaEntradas escritas por Paco Sales Casanova


Vacare Deo

Sin categoría 1 Comentario »
12160 visitas

Vacare Deo
Durante el mes de agosto no pondré nungún post. Dado que prácticamente Nova Bella se nutre de estos post, es posible que hasta el 1 de septiembre no haya más.

Cantemos durante todo el mes:

“En el silencio, dame tu presencia”

07.25



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Anhelo

Sin categoría No hay comentarios »
12537 visitas

si lo que yo anhelo es pertenecer a Dios, no me entreguéis al mundo ni me seduzcáis con las cosas materiales; dejad que pueda contemplar la luz pura; entonces seré hombre en pleno sentido. Permitid que imite la pasión de mi Dios. El que tenga a Dios en sí entenderá lo que quiero decir y se compadecerá de mí, sabiendo cuál es el deseo que me apremia.

Ignacio de Antioquía

454px-Pietro_Perugino_cat75



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


El burro

Sin categoría No hay comentarios »
12809 visitas

El burro de mi abuelo no tenía nombre. Todos lo llamábamos simplemente “el burro”. ¿Has llevado el burro al bebedero? Voy a echar de comer al burro. Saca el burro a la dula. Me llevo el burro a la pieza… Y así sucesivamente. El burro de mi abuelo Alejandro era mediano de estatura, ni grande ni chico, su piel, de color rucio claro, era fina y caliente.

Abel Hernández, El canto del cuco

'El canto del cuco' Abel Hernández



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Suspiro

Sin categoría No hay comentarios »
13000 visitas

Veo y vivo sin vivir lo que veo y como veo puedo vivir como vivo

81_copie



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Verso suelto III

Sin categoría No hay comentarios »
13344 visitas

El cautivo infinito del todo

Enrique Andrés Ruiz

marcos_zimmermann_-25



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Verso suelto II

Sin categoría No hay comentarios »
13630 visitas

Todo es un gran misterio
pero encierra la gran verdad que Dios guardaba.

Carlos Pujol

la-adoracion-de-los-magos-rembrandt-harmenszoon-van-rijn

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Verso suelto

Sin categoría No hay comentarios »
13845 visitas

¡Cómo te amo, misterio insondable….

A.Colinas



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Sostenidos

Sin categoría No hay comentarios »
14062 visitas

El alivio de descubrir que cuando nos quitamos el peso del mundo que llevamos sobre nuestras espaldas, sentimos que no se apoyaba sobre ellas. El descanso de presentir que tampoco nosotros, en nuestra naturaleza más profunda, nos sostenemos sobre nosotros mismos, la sospecha de que también de nosotros podemos descansar; que también nosotros podemos simplemente estar, simplemente dejarnos ser… El sentimiento, tan presentido como postergado, de que si osáramos soltarnos descubriríamos que no nos apoyábamos sobre nosotros: que siempre estuvimos sostenidos, que hubiera bastado con recibirnos, con abrirnos a la recepción. Descubrimos, también, que soltarse es llegar adonde estábamos pero aún no lo éramos, que entregarnos es encontrarnos no ya en nosotros sino dilatarnos en lo que en esa entrega se abrió; que soltar no es caer sino ahondar y que soltando también se salta.



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Página 1 de 18512345...102030...Última »