Ha acampado

Sin categoría No hay comentarios »
92 visitas

La Palabra se hizo carne y ha acampado ya entre nosotros; ha acampado, ciertamente, por la fe en nuestros corazones, ha acampado nuestra memoria, ha acampado en nuestro pensamiento y desciende hasta la misma imaginación.
San Bernardo

1480-9~1



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Beato Pablo VI

Sin categoría No hay comentarios »
436 visitas

No preferir nunca la vida a lo que da sentido a la vida”

Pablo VI será proclamado beato hoy en Roma

Papa Pablo VI



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Aposento

Sin categoría No hay comentarios »
783 visitas

Además, también se nos enseña que conviene orar en todas partes: así lo afirma el Salvador, cuando dice, hablando de la oración: Entra en tu aposento. Pero, entiéndelo bien, no se trata de un aposento rodeado de paredes, en el cual tu cuerpo se encuentra como encerrado, sino más bien de aquella habitación que hay en tu mismo interior, en la cual habitan tus pensamientos y moran tus deseos. Este aposento para la oración va contigo a todas partes, y en todo lugar donde te encuentres continúa siendo un lugar secreto, cuyo solo y único árbitro es Dios.

San Ambrosio

fuera



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Perdonad

Sin categoría No hay comentarios »
1160 visitas

te amonesta también el Señor a que pongas el máximo interés en perdonar a los demás cuando tú pides perdón de tus propias culpas; con ello, tu oración se hace recomendable por tus obras. El Apóstol afirma, además, que se ha de orar alejando primero las controversias y la ira, para que así la oración se vea acompañada de la paz del espíritu y no se entremezcle con sentimientos ajenos a la plegaria.

San Ambrosio

LOS_DO~1



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Orar con intensidad

Sin categoría No hay comentarios »
1523 visitas

Con esto el Señor Jesús en su enseñanza divina te mostró, por una parte, la bondad de Dios Padre y, por otra, te insinuó la conveniencia de orar con intensidad y frecuencia: te mostró la bondad del Padre, haciéndote ver cómo complace en darnos sus bienes, para que con ello aprendas a pedir bienes al que es el mismo bien; te mostró la conveniencia de orar con intensidad y frecuencia, no para que tú repitas sin cesar y mecánicamente fórmulas de oración, sino para que adquieras el espíritu de orar asiduamente. Porque, con frecuencia, las largas oraciones van acompañadas de vanagloria, y la oración continuamente interrumpida tiene como compañera la desidia.

San Ambrosio

DI009813_700



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Que mi Amado es para mí

Sin categoría No hay comentarios »
1870 visitas
Ya toda me entregué y di,
y de tal suerte he trocado,
que mi Amado es para mí
y yo soy para mi Amado.
 
Cuando el dulce Cazador
me tiró y dejó herida,
en los brazos del amor
mi alma quedó rendida;
y, cobrando nueva vida,
de tal manera he trocado,
que mi Amado es para mí
y yo soy para mi Amado.
 
Hirióme con una flecha
enherbolada de amor,
y mi alma quedó hecha
una con su Criador;
Ya yo no quiero otro amor,
pues a mi Dios me he entregado,
y mi Amado es para mí
y yo soy para mi Amado.
 
Santa Teresa de Jesús
10.15


Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Paz

Sin categoría No hay comentarios »
2220 visitas

Para mantener la paz en medio de los avatares de la existencia humana, no enemos más que una solución: apoyarnos únicamentge en Dios con una confianza plena en El, como ese “Padre del cielo que sabe que necesitáis todas esas cosas” (Mt 6, 32)

48f61553348ed0777dc86372017c6ced



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


El silencio

Sin categoría No hay comentarios »
2577 visitas

Nota sobre el silencio

Hay en él un surgir casi inaudible,
pero incesante y límpido,
como el brotar apenas de una fuente pequeña
en el que se oye, sin embargo, el mundo.
Es inútil buscarlo ansiosamente
en tal momento o sitio.
No te apartes de ti,
pues el silencio no es lugar ni tiempo,
es otra forma de nombrar el alma.

 

Eloy Sánchez Rosillo



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


La luz

Sin categoría No hay comentarios »
2885 visitas

LA LUZ

No se puede prever. Sucede siempre
cuando menos lo esperas. Puede pasar que vayas
por la calle, deprisa, porque se te hace tarde
para echar una carta en correos, o que
te encuentres en tu casa por la noche, leyendo
un libro que no acaba de convencerte; puede
acontecer también que sea verano
y que te hayas sentado en la terraza
de una cafetería, o que sea invierno y llueva
y te duelan los huesos; que estés triste o cansado,
que tengas treinta años o que tengas sesenta.
Resulta imprevisible. Nunca sabes
cuándo ni cómo ocurrirá.
Transcurre
tu vida igual que ayer, común y cotidiana.
“Un día más”, te dices. Y de pronto,
se desata una luz poderosísima
en tu interior, y dejas de ser el hombre que eras
hace sólo un momento. El mundo, ahora,
es para ti distinto. Se dilata
mágicamente el tiempo, como en aquellos días
tan largos de la infancia, y respiras al margen
de su oscuro fluir y de su daño.
Praderas del presente, por las que vagas libre
de cuidados y culpas. Una acuidad insólita
te habita el ser: todo está claro, todo
ocupa su lugar, todo coincide, y tú,
sin lucha, lo comprendes.
Tal vez dura
un instante el milagro; después las cosas vuelven
a ser como eran antes de que esa luz te diera
tanta verdad, tanta misericordia.
Mas te sientes conforme, limpio, feliz, salvado,
lleno de gratitud. Y cantas, cantas.

Eloy Sánchez Rosillo

IMG_2423



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


La mirada

Sin categoría 1 Comentario »
3199 visitas

Cuando miras despacio
Si te quedas mirando largamente
cualquier cosa del mundo
—un gorrión, una mujer, un árbol,
un río, un desengaño, tal poema
por el que pasa un río
y una mujer desengañada y sola
y en el que se alza un árbol al que acuden
los gorriones mientras cae la tarde—,
si miras cualquier cosa un largo rato
y dejas que entre en ti,
que te vacíe de tu oscuridad
y que en tu ser halle cobijo y sea,
verás y sentirás que cuando miras
tú eres mundo también,
que en ti la vida se entrecruza y canta,
y que todo es sagrado.

 

Eloy Sánchez Rosillo

i_(24)



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Siempre tu Palabra

Sin categoría No hay comentarios »
3559 visitas

Si queréis darme el consuelo de Cristo y aliviarme con vuestro amor, si nos une el mismo Espíritu y tenéis entrañas compasivas, dadme esta gran alegría: manteneos unánimes y concordes con un mismo amor y un mismo sentir. No obréis por rivalidad ni por ostentación, dejaos guiar por la humildad y considerad siempre superiores a los demás. No os encerréis en vuestros intereses, sino buscad todos el interés de los demás. Tened entre vosotros los sentimientos propios de Cristo Jesús. Él, a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios; al contrario, se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos.

Filipenses 2, 1ss

 

tumblr_luevzxFDLu1r23msio1_500

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Cristo pobre II

Sin categoría No hay comentarios »
3868 visitas

Cristo, en efecto, quiso nacer pobre, llamó junto a sí a unos discípulos pobres, se hizo él mismo servidor de los pobres, y de tal modo se identificó con ellos, que dijo que consideraría como hecho a él mismo todo el bien o el mal que se hiciera a los pobres. Porque Dios ama a los pobres y, por lo mismo, ama también a los que aman a los pobres ya que, cuando alguien tiene un afecto especial a una persona, extiende este afecto a los que dan a aquella persona muestras de amistad o de servicio. Por esto, nosotros tenemos la esperanza de que Dios nos ame, en atención a los pobres. Por esto, al visitarlos, esforcémonos en cuidar del pobre y desvalido, compartiendo sus sentimientos, de manera que podamos decir como el Apóstol: Me he hecho todo a todos. Por lo cual, todo nuestro esfuerzo ha de tender a que, conmovidos por las inquietudes y miserias del prójimo, roguemos a Dios que infunda en nosotros sentimientos de misericordia y compasión, de manera que nuestros corazones estén siempre llenos de estos sentimientos.

San Vicente de Paul

Les_Veuves_de_Courrieres__1909___C_291___Collection_of_the_British_Museum_



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Página 1 de 18912345...102030...Última »