La difícil relación entre la Iglesia y la política

Justicia, Paz e Integridad de la Creación, Sociedad Dejar un comentario
12354 visitas

Si la Iglesia comenzara a transformarse directamente en sujeto político, no haría más por los pobres y por la justicia, sino que haría menos, porque perdería su independencia y su autoridad moral, identificándose con una única vía política y con posiciones parciales opinables. La Iglesia es abogada de la justicia y de los pobres precisamente al no identificarse con los políticos ni con los intereses de partido. Sólo siendo independiente puede enseñar los grandes criterios y los valores inderogables, orientar las conciencias y ofrecer una opción de vida que va más allá del ámbito político. Formar las conciencias, ser abogada de la justicia y de la verdad, educar en las virtudes individuales y políticas, es la vocación fundamental de la Iglesia en este sector. Y los laicos católicos deben ser conscientes de su responsabilidad en la vida  pública; deben estar presentes en la formación de los consensos necesarios y en la oposición contra las injusticias.

Benedicto XVI, cierre CELAM 2007 – Aparecida



Escrito por Pablo de Benavides Gabernet Bio de  Pablo de Benavides GabernetEntradas escritas por Pablo de Benavides Gabernet






Leave a Reply

Pablo de Benavides Gabernet
 
A %d blogueros les gusta esto: