Bendecir las armas

Cristianismo, Sociedad Dejar un comentario
14179 visitas

Armas iglesia
Via ‘Desde mi roble‘ me encuentro con esta interesante reflexión:

Hay un pasaje del Señor de los Anillos que nunca me he explicado. También hay un elemento de la Iglesia Católica que nunca había entendido. Ahora comienzo a pensar si, uniendo ambos, estoy empezando a entenderlos[…]
La bendición de la Iglesia al uso de las armas en determinadas situaciones está presente en nuestros dos mil años de Historia[…]
Pero cuando las armas se hacen necesarias para la mera subsistencia frente a un ataque, su uso no sólo es legítimo, sino que es homenajeable[…]
¿Se puede homenajear el papel de los ejércitos, y a la vez, luchar por su abolición, como he hecho yo en los últimos 15 años de vida?

Leer más



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez






4 Responses to “Bendecir las armas”

  1. 1
    Guillermo Rodríguez Blasco Says:

    Paz, ejércitos, “si quieres la paz prepárate para la guerra”, la no-violencia de Gandhi…..

    Puedo estar de acuerdo con Andrés en su planteamiento de la cuestión. Hay por lo menos en sus palabras un buen inicio, una buena base, para el diálogo.

    No obstante sigo creyendo que la paz es mucho más que la ausencia de guerra y que los ejércitos, su sola existencia, no contribuye a la paz.

    La industria de la guerra y las investigaciones militares se llevan cada año miles de millones de pesetas.

    Los ejércitos sirven para perpetuar situaciones sociales de injusticia.

    Se dirá lo que se dirá y se buscarán mil excusas, pero no nos engañemos: en los ejércitos todo gira en torno a la violencia y sirven para enseñar a matar. Fabricar enemigos es muy fácil….Nada une más a un país, a un Estado, que un enemigo común fabricado por el poder (lamentablemente). Nada es más fácil que unir la violencia a la valentía, crear héroes, y mártires. Y la razón de Estado, cuando lo estime conveniente, creará un enemigo. Y contra esa creación no valdrá la reflexión serena…Siempre te acusarán de estar con el enemigo y de ser un cobarde.

    Lo vimos en la guerra de Irak. Y, por desgracia, lo seguiremos viendo porque la razón de ser de los ejércitos es esa: la guerra. Y si no hay, se hace lo posible para ensayar las nuevas armas creando situaciones que lo propicien…Y se miente, se engaña…

    La Iglesia no es ajena, por desgracia, a la existencia de los ejércitos. Nunca entenderé por qué. Puede que, aparte de que la creencia o no en Dios sea algo que se siente o no se siente, mi opción por la objeción de conciencia y la actitud de la iglesia oficial en este tema, fuera algo que condujera a que me ratificara con más fuerza en mis convicciones. Simplemente creo que es incongruente con lo que la Iglesia dice defender. Y la mayoría de amigos creyentes iban con ilusión desmedida a la mili. Nunca lo entendí.

    Una vez más destaco la figura del valenciano Pepe Beúnza, objetor católico en la España del franquismo. Él, con toda la legitimidad que le dio su valentía, ha escrito sobre su acción en esos tiempos y ha analizado la posición de la Iglesia, absolutamente alineada con el poder…Y no es demagogia, es lo que pasó.

    Sigo, pues, sin entender qué función cumplen los curas castrenses. Ni por qué el ejército va a la procesión del corpus….etc.

    Y me lo pregunto, y lo seguiré haciendo, con cierta preocupación y cierta pena.

    Se habla de que en un mundo ideal no existirían ejércitos. Bueno, será cuestión, al menos, de no contribuir activamente a su existencia, o no?.

    Guillermo.

  2. 2
    Eleder Says:

    Guillermo, mi postura en este tema ha sido, precisamente, la de compartir esa perplejidad a la que afirmas. Soy insumiso, además que católico, y siempre he intentado vivir ambas convicciones intensamente. Hasta hace muy poco, esto me provocaba, como explico en mi post del Roble, una contradicción bastante seria, en los términos a los que aludes.

    Pero en pocos días espero terminar un segundo post sobre este tema, donde precisamente intento expresar mis sentimientos sobre esto: se titulará, precisamente, “Insumisos, profetas de la paz” (utilizando el nombre con que nos designó creo que fue un obispo… no sé si el de Jaén). Si te parece, pasa en unos días por Desde mi Roble, vale?

    Y aprovecho para agradecer a Dani la referencia :)

  3. 3
    Daniel Pajuelo Vázquez Says:

    ¡Qué alegría Eleder verte por aquí!
    Para mí es un placer linkarte, tu blog lo sigo con bastante interés, me gusta la sencillez de tus reflexiones. Si no ves inconveniente más de una vez linkare alguna.
    Aprovecho para comentarte que en el diseño de tu blog el contraste de los colores es débil y algunas cosas cuesta leerlas. Yo uso firefox, no he probado con IE, pero en especial la letra verde es difícil de ver, también la marrón. Si amplias el tamaño de la fuente en 2 puntos y arreglas los contrastes será mucho más agradable de leer. Es sólo una sugerencia.
    ¡Gracias!

  4. 4
    Eleder Says:

    ¡Gracias, Daniel! Encantado de que me linkes, faltaría más.

    Con respecto a los colores, hemos ido cambiando cosas precisamente en este sentido, pero miraré si podemos avanzar un poco más en la “legibilidad”.

    ¡Gracias de nuevo!

Leave a Reply

Daniel Pajuelo Vázquez
 
A %d blogueros les gusta esto: