Descansar en Dios

Sin categoría Dejar un comentario
8812 visitas

De suerte que el orante descanse no en sus propios sentimientos, sino realmente en el Señor; no en un par de ideillas, que casualmente se le han ocurrido y reflejan su autocomplacencia, si no en la sublime y siempre mayor verdad de Señor. Si tiene amor, lo alcanzará y por el ejercicio de orar llegará a alcanzarlo, porque a amar se aprende amando.

Hans Urs von Balthasar

PAR183676



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo






Leave a Reply

Nano Crespo
 
A %d blogueros les gusta esto: