El agua, ese don tan preciado

Justicia, Paz e Integridad de la Creación Dejar un comentario
22367 visitas

Desde hace unos días vengo pensando en lo poco que valoramos, muchas veces, las cosas que estamos acostumbrados a tener.
Esta semana ha habido problemas en el bloque donde vivo, y hemos tenido dificultades con el agua, es más, hemos estado varios días sin agua. Suele ocurrir como cuando se va la luz, que no nos damos cuenta de la suerte que tenemos, hasta que se nos va.

El agua…algo tan simple, tan sencillo, tan bueno, tan útil, tan necesario, y que tenemos gracias a que vivimos en un país de los llamados “desarrollados”.
Uno de los grandes problemas del mundo, especialmente en el “tercer mundo”(no me gusta mucho ese término) es precisamente el agua, como ya se comentaba en el artículo que Dani publicó ayer, El olor a la pobreza.

1147692376_g_0.jpg

Millones de personas mueren al día de enfermedades provocadas por la falta de agua potable, saneamiento adecuado e higiene. Millones de hombres, mujeres y niños, tienen que recorrer kilómetros y kilómetros cada día, para poder recoger un jarro de agua potable.Sin embargo, y a pesar de que el agua está reconocida como un derecho humano fundamental, numerosos países carecen de ella, sobre todo, porque el agua se ha convertido también, desgraciadamente, en un problema político, y eso hace que el problema se agrave aún más.

Puede que nosotros no podamos avastecer de agua a tantas personas que lo necesitan, puede que no podamos crear acuíferos ni pozos suficientes, pero quizá podamos empezar por valorar lo que se supone que tenemos por sentado, y que sólo empezamos a echar de menos cuando nos falta: el agua potable.

La guerra del agua
Unwater
UNESCO
Crisis mundial del agua
UNICEF



Escrito por María Arias Cabello Bio de  María Arias CabelloEntradas escritas por María Arias Cabello






3 Respuestas to “El agua, ese don tan preciado”

  1. Lily dice:

    Hola María,
    Que importante es que hayas tocado el tema del agua, porque los que gozamos de tenerla al alcance del caño/grifo, la valoramos muy poco y nos damos el lujo de desperdiciarla, cuando hay tantos en el mundo a quienes les hace tanta falta.

    Y cuidarla es tan fácil como por ej.: cerrar el caño mientras nos cepillamos los dientes!!

    Ojalá todos tomemos conciencia de que es un recurso al cual todos tenemos derecho, pero al que todos debemos cuidar.

    Un abrazo desde Perú,

    Lily

  2. Homero Guzmán Abril dice:

    Buenos Dias
    En lo referente al título; seria un derecho que cada ser humano tiene al agua
    Att
    Homero

  3. CRISTINA J.V. dice:

    bueno pues yo pienso que todos tenemos derecho a el agua pero que nohayque hay que desperdisiarla para tenerla todo el tiempo

Dejar un comentario

 Feed comentariosFeed de los comentarios de esta entrada
María Arias Cabello