Estoy haciendo algo nuevo, ¿no lo notáis?

Cristianismo, Meditación Dejar un comentario
13611 visitas

La primera lectura (Is. 43, 18-19. 21-22. 24-25) de este domingo me toca fuertemente el corazón:

No andéis recordando otros tiempos,
ni se queden vuestros sueños en las cosas del pasado.
Yo estoy haciendo algo nuevo,
¿no lo notáis?

Los cristianos de nuestro tiempo tenemos la mala costumbre de machacarnos, tenemos la autoestima bajísima, muchos mass media se encargan de ello a diario. Y siempre que vemos nuestra pobreza y pequeñez nos preguntamos ¿qué estamos haciendo mal?
No es la Iglesia exclusivamente o sus grupos la que lo están haciendo algo mal , somos la humanidad (incluyéndonos a los cristianos en ella), somos nuestro primer mundo con nuestro materialismo y consumo voraz, nuestra moral diluida, nuestra falta de fe, y creciente escepticismo, nuestra falta de conciencia de pecado, nuestro corazón endurecido que no quiere pedir perdón, nuestros vicios, nuestras conciencias adormecidas…

Los fieles cada vez somos menos en un paraje así, y es algo normal, no nos culpabilicemos tanto, eso sólo nos amarga y encierra en nosotros mismos.

Eso sí, la historia nos ha enseñado que en estos tiempos de crisis surgen verdaderos creyentes comprometidos por el cambio, profetas, que denuncian las injusticias. Ya están llegando, ¿no lo notáis?
Hay entre nosotros, en nuestra Iglesia, en varios movimientos una fuerza maravillosa, hay personas de una radicalidad, profundidad espiritual y creatividad impresionantes.

No me importa si es marianista, si es monja de Sijena, si es supernumerario del Opus, o franciscano, o sacerdote diocesano, o evangélico… me alegro en cada testimonio de vida entregada por Jesús, sea quien sea, sea del grupo que sea.

Algo nuevo está naciendo, de verdad, ¿no lo notáis?

Yo sí que lo noto, y con mucha fuerza, no sé ponerle nombre, pero siento que Dios está haciendo las cosas nuevas, aun en medio de tanta aparente oscuridad y tinieblas, él está creando.

Flor



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez






8 Responses to “Estoy haciendo algo nuevo, ¿no lo notáis?”

  1. 1
    maca_jar Says:

    Como tu escribiste una vez….
    “hace más ruido un árbol al caer, que un bosque cuando crece” (joven italiano).
    Esta frase me impactó.

  2. 2
    Noelia Says:

    Hola, estoy totalmente de acuerdo con lo que dices…¡pero es taaaan díficil ponerlo en práctica!. Son muchas las dudas que me corroen cuando reflexiono sobre mi fe…e incluso sobre qué grado tiene ésta en mi vida. Son muchas las veces que me pregunto qué estoy haciendo mal para que las cosas no salgan tan bien como espero, o con la esperanza con la que las vivo.
    Si, Él nos ofrece algo novedoso, un mensaje esperanzador para estos días que nos toca, en gracia, vivir. Pero ¿cómo?, ¿de qué manera hacerlo posible?.El Evangelio es un buen manual de vida, si pudiera llevarlo a cabo en cada segundo de mi existencia…¡¡y eso lo veo tan complicado!!, con todo y con ello prefiero no desistir ni tirar la toalla, prefiero seguir navegando y descubriendo, o por lo menos intentando descubrir, eso qué nombras de “Algo nuevo está naciendo, de verdad”.

  3. 3
    Monna Says:

    Sí. Quiero decir que sí, porque lo veo en muchas pequeñas cosas semiocultas. En muchas personas alejadas que son más capaces de recibir la Palabra que los de “Misa_por_cumplir”, porque no están “vacunadas” con una vida que se dice cristiana y está recubierta de rutina y apariencia, pero sin fondo. Hombres que nunca han pensado en buscar a Dios, y de pronto, sin saber cómo, por cosas nimias, se encuentran preparándose para recibir el Diaconado. Lo creo porque hay cosas que sólo se explican porque Alguien dijo que “no nos dejaría solos, sino que estaría con nosotros hasta el fin de los siglos”. Y ESTÁ. Y en tiempos de persecución, más. “Creo en el Espíritu Santo en la Santa Iglesia Católica” (le quito la coma adrede) . Señor y Dador de VIDA. Creo en la VIDA. ¡Creo en Dios! Y los huesos secos se pondrán de nuevo en pie, se cubrirán de músculos y tendones, y recibirán el soplo de VIDA, ¡y contagiarán VIDA!
    Sí, Dani. Sí está haciendo cosas nuevas. ¡Bendito sea!
    Monna

  4. 4
    marcelo Says:

    Buena Nueva, de eso es que hablaban los primeros discípulos de Jesús, el Verbo hecho carne, Dios hecho hombre, y te agradezco profundamente lo que estás haciendo.Que nos sea posible ser como los primeros cristianos, los primeros que hicieron de Dios hecho camino, verdad , vida, una manera de comprender al mundo. Que nos sea posible escuchar, leer, a los Padres de la iglesia, Basilio, Clemente, Justino, Efrén, los Gregorios, Agustín, y que su voz nos ayude a vivir y decir mejor el mensaje , y la vida de Cristo, la comunión de Dios Padre, Espíritu e Hijo de Hombre. Alegrémonos, como decía decía san Pablo. ¿ Y este página tuya no es otro motivo de alegría? Gracias, Daniel. El Señor no abandona la obra de Sus manos.

  5. 5
    lali Says:

    Sí, lo creo, y si algo está naciendo en cada uno , es importante potenciarlo con la comunidad, en tu parroquia, en tu grupo de oración si lo tienes, y si no búscalo, no olvidar ese precioso recurso de apoyo y fortalecimiento.

  6. 6
    oscar Inzunza Says:

    Queee dificil!!!. Mas no imposible. Yo siento que nos hémos insensibilizado y por ende esperamos mas que un simple “Quiero y puedo”Aún más, si no lo ponemos en manos de Dios. Lo curioso es, que nosotros somos una extension de nuestro Dios para todo aquel que no le conoce. Mas creo que nos hemos cruzado de brazos para solo ser testigos de los logros de quién si se atreve. Pero si unimos nuestro sentir, podremos llegar muy lejos… no creen??? y así algo nuevo sucedera todos los dias para mayor gloria de Dios.

  7. 7
    Marcelo Sierra Says:

    Tal vez, sin darnos cuenta, la manera en que se entiende la vida en estos tiempos ha ido infiltrándose poco a poco en nuestros actos, en nuestro pensamiento, en nuestros corazones. Tal vez desde chicos se nos ha enseñado que la vida poco tiene que ver con Jesucristo, que conservemos tesoros en la tierra, que nos apeguemos a afectos, al dinero, al reconocimiento de los demás. Y todo eso se nos ha vuelto un hábito que, con los años, se hace cada vez más difícil de sacarse de encima: nos hemos insensibilizado, como escribe Oscar. Pero, como dice Lali, tenemos la oración, que es confianza en el Señor. Y, en especial la oración del silencio, que nos permitirá recibir la voz de Dios en el alma, reconocer Su Espíritu, fortalecernos para la verdadera Vida.

  8. 8
    Eduard Says:

    Cada día es una novedad y Dios va construyendo con nuestra vida esa continua novedad. Estamos aconstumbrados a vivir calibrando nuestras fuerzas e intentando conseguir por puños aquello que llevamos entre manos, pero pocas veces nos paramos a pensar que somos criaturas, hijos de un Padre que nos regala la vida. Y es Él quien nos da la fortaleza suficiente para construir con la fuerza de su Espíritu algo nuevo.
    Por otro lado, los cristianos estamos acostumbrados a ver la botella siempre medio vacia, a quedarnos con la queja, con que cada vez somos menos, etc. Es el momento de vivir desde la Esperanza, de ver la botella medio llena y de vivir cada día como una novedad, como un regalo, transmitiendo vida en medio de nuestro mundo individualista que cada vez es más egocéntrico.
    Solo el hecho de respirar ya es un signo de que Dios hace algo nuevo.

Leave a Reply

Daniel Pajuelo Vázquez
 
A %d blogueros les gusta esto: