Anunciar el evangelio a los jóvenes y con ellos

Cristianismo Dejar un comentario
17712 visitas

Hace unos días, Yany, lector de Nova Bella escribió la siguiente entrada:
¿Por qué las iglesias están vacías de jóvenes?
El asunto ha hecho que varios compartamos nuestras inquietudes respecto al tema.

Para no quedarnos sólo en la crítica, abro esta otra entrada, para que podamos compartir en clave positiva iniciativas pastorales en el trabajo con jóvenes.
Ya seas jóven o no, te invito a compartir tus sugerencias y experiencias. Estoy seguro de que todos vamos a aprender.

Gracias a Francisco Zamora, me sugirió la idea de esta entrada.

Jóvenes Taizé



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez






2 Responses to “Anunciar el evangelio a los jóvenes y con ellos”

  1. 1
    Francisco Zamora Says:

    Parece que cuesta comenzar con el tema que se propone en el post. En general en la Iglesia somos bastante críticos con las Jerarquía, con lo establecido, pero nos cuesta ser originales, plantear alternativas, compartirlas, ver en qué fallamos y qué podemos aprender del otro… Al fin y al cabo intentarlo…
    Está claro que no tengo la solución al problema del alejamiento de los jóvenes respecto a la Iglesia, más bien puedo hablar de mi experiencia en un movimiento de la acción católica especializada, Juventud Estudiante Católica (JEC).
    La JEC es una herramienta que busca el crecimiento de sus militantes en los distintos ámbitos de su persona, para ello utliza una serie de instrumentos como la Revisión de Vida, la Lectura Creyente de la Realidad, el Estudio del Evangelio, el Proyecto Personal de Vida y Acción, la Campaña.
    El objetivo fundamental es que entre todos descubramos la presencia de Dios en la vida, y con ello la relación existente en nuestro ser cristiano, nuestra fe con la vida; especialmente con la gente a la que acompañamos la presencia en los institutos y en la Universidad…
    Es obvio que la tarea no es nada fácil, vivimos en una sociedad en la que existen muchísimas otras alternativas; en ocasiones, aparentemente más placenteras. Yo creo, que el intentar trabajar sobre lo que te ocurre cada día, sobre los problemas cotidianos con tus compañeros de clase, con las asignaturas, la relación existente entre los estudios y las personas más desfavorecidas, el pararte para planificar tu vida, el formarte… puede ser una herramienta para intentar vislumbrar dónde se encuentra Dios en todo eso.
    Mi experiencia muestra, que realmente el instrumento es válido, que en la debilidad, poco a poco se van dando pasos en el compromiso, en la entrega, en el anuncio. Yo me siento afortunado por poder ver estos signos, que no son ni mucho menos fruto de los animadores, ni tan siquiera del movimiento, son signos de Dios, que es el que realmente provoca y actúa en todo.

  2. 2
    Amparo Says:

    Pienso que es cierto que en general se es muy crítico con la Iglesia… quizás por desconocimiento o por alguna experiencia negativa (cre que más por lo primero)
    Sería interesante que nos plantearamos que tipo de acciones pueden interesar a los jóvenes de hoy en día y tratar de buscar los cauces para que se sintieran en sintonía con los ideales de una iglesia que busca contruir un mundo mejor, el reino que Dios soñó para sus hijos e hijas…
    Creo que la iglesia institución, por decirlo de alguna manera debería “ponerse las pilas”, pero también cada cristiano cada cristiana que vive con responsabilidad e intensidad su fe es responsable de comunicar con alegría las noticia buena que estoy segura convence a todos los que, sin prejuicios, se acercan a escucharla y conocerla.

Leave a Reply

Daniel Pajuelo Vázquez
 
A %d blogueros les gusta esto: