Jailbreak de los dispositivos Apple A5: iPad 2, iPhone 4S – Hackers, mesías de la tecnología

Cristianismo, Informática, Tecnología Dejar un comentario
24304 visitas

Hackers, mesías de la tecnología.
Jailbreak 5.0.1 / 5.1 / 5.0 Untethered (iOS 5) iPhone 4S iPad 2

En breve un equipo de hackers liderados por @pod2g (blog) entregarán al mundo un software que permite romper las restricciones que Apple impone a los usuarios y programadores de los gadgets más vendidos de la historia: el iPhone y el iPad. Causa impresión ver la manera desinteresada en que trabajan a favor del estimado millón y medio de personas que liberarán sus dispositivos en breve. Es un trabajo que ha llevado varios meses. Sólo tenéis que pasaros por Twitter y buscar “jailbreak” para ver el revuelo y la expectativa que hay creada en torno a ello. Por qué hacen esto y qué filosofía mantiene la motivación de estas personas, son las dos preguntas que intento responder con este artículo.

El jesuita Antonio Spadaro (@antoniospadaro), recientemente nombrado director de ‘La Civilta Cattolica‘, abrió hace unos dos años una vía de diálogo entre la cultura hacker y la fe católica. A través de su blog CyberTeologia.it promueve la reflexión teológica sobre la Red, no como hecho técnico si no como ámbito antropológico. Spadaro ha sido nombrado este año por el Vaticano consultor oficial para el Pontificio Consejo de Cultura. Son muy pocos los sacerdotes/religiosos que conozco que comparten y cultivan este doble interés, el de la cultura hacker y la teología. Descubrir y beber del trabajo del padre Spadaro está siendo un regalo totalmente inesperado para mi formación.

La filosofía hacker mueve a la creatividad y al compartir en oposición al modelo de competición y propiedad privada (P. Antonio Spadaro, sj)

La cultura hacker está en constante evolución y tiene muchas ramificaciones. La parte que más me ha interesado siempre es el Networking, en los últimos años sobre todo la Auditoría Wifi. Hay otra área centrada en en la escalada de privilegios mediante exploits, que en poco tiempo ha adquirido gran relevancia gracias a su aplicación en los smartphones y tablets. En el mundo Apple el iPhone, iPod, iPad y AppleTV vienen fuertemente protegidos, de tal modo que los usuarios sólo puedan instalar aplicaciones de la Apple Store y los programadores no puedan distribuir sus propias aplicaciones sin pasar el control de Apple (muy resumidamente). Haciendo esto Apple crea un ecosistema cerrado y privativo que tiene ventajas como la calidad del software y la impermeabilidad frente a todo tipo de malware. Este tipo de ecosistema se ajusta también a un modelo de negocio que genera ingentes beneficios a causa de la exclusividad de los canales para la adquisición de aplicaciones, música, libros y vídeos. Los hackers ven en este modelo una jaula (jail) en la que se encierra al usuario. Con un gadget de este tipo estás condenado a usarlo como su fabricante quiere que lo uses. Imagínate que te vendieran un coche y estuviera hecho de tal manera que sólo se pudiera repostar en las gasolineras de su fabricante. Muchos aceptan gustosos esta esclavitud a cambio de poseer el potente hardware de Apple y el excelentemente optimizado sistema operativo iOS, pero otros no están dispuestos a aceptarlo. El software es como la gasolina, sin el no sirve para nada un ordenador. Cuando el hardware es de mi propiedad tengo derecho a usarlo como quiera y si el fabricante me impone restricciones tengo derecho a hackearlas. Romper (break) la jaula (jail) y conceder libertad al usuario y a los programadores para hacer el uso que ellos desean del hardware que han adquirido es lo que se consigue con el JailBreak en los gadgets de Apple y un grupo muy potente de hackers se ha consagrado a ello en los últimos años. Os sorprenderá saber que el Jailbreak o el Rooteado (para dispositivos Android) no sólo no es ilegal, si no que es un derecho.

Aplicar un Jailbreak no es ilegal [...] De acuerdo a una disposición de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, el Jailbreak pasa a ser un derecho de los poseedores de gadgets. (vía Wikipedia: Jailbreak iOS)

Asus lanzó el mes pasado su último tablet, el Asus Transformer Prime TF201, el primer auténtico iPad killer del mercado, que calza el sistema operativo de Google: Android. Asus se ha visto forzada a bloquear el Bootloader por las presiones de Google que quiere imitar en parte modelo de Apple con su Android Market. La gran diferencia entre Apple y Asus es que al poco de hacer esto la misma Asus anunció que publicarían una herramienta para que aquellos que lo deseen puedan desbloquear (rootear) su dispositivo y tener libertad total. Apple sin embargo ha redoblado sus esfuerzos para que esta tarea sea cada vez más difícil. El modelo de la compañía de la manzana no genera ninguna simpatía entre los hackers. Las voces más pesimistas de la comunidad dicen que a causa de estas trabas y del esfuerzo inmenso que hay que dedicar para saltarlas, puede que este sea el último Jailbreak de la historia que veamos.

Estamos a punto de asistir a esta obra de liberación que es el Jailbreak. En unos días o quizás unas horas llegará de la mano del nuevo mesías de la tecnología: @pod2g, un hacker de gran prestigo que, completó hace unas semanas el Jailbreak para dispositivos A4, y que ha anunciado que ya está listo también para los A5. Es un trabajo que ha tomado meses y ha movilizado los esfuerzos de los hackers iOS más importantes: @saurik, @planetbeing, @MuscleNerd y @p0sixninja. En unos días o unas horas llegará la ansiada liberación de la mano de los nuevos mesías, los hackers.

Tanto la cultura religiosa como la cultura hacker comparten el ambicioso objetivo de mejorar la calidad de vida. Los hackers tienen una actitud activa de compromiso, comparten los resultados de su trabajo e investigación, siempre en camino hacia el conocimiento, colaborando en proyectos comunes, y en el momento en que hay intercambios a la par, la autoridad se distribuye entre los miembros de la comunidad. (P. Antonio Spadaro, sj)



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,



7 Respuestas to “Jailbreak de los dispositivos Apple A5: iPad 2, iPhone 4S – Hackers, mesías de la tecnología”

  1. Alicia dice:

    Hola,

    Sobre el articulo de los Hackers, sinceramente no veo muy cristiano sus comportamientos y me gustaría explica la razón.

    Recordar cuando Jesús dijo. A Diós lo que es de Diós y a Cesar lo que es de César?

    Bueno a Apple le corresponde esos beneficios, ella fue quien desarollo esa tecnologia, ela fue quien aportó el dinero para la investigación, podría haber invertido en otra cosa, pero dedició invertir su capital en iphads, iphones tec. La inversión siempre conlleva riesgo, ella podría haber perdido toda la millonada que invertió, pero felizmente le salió bien y ahora puede disfrutar de beneficios.

    Imaginaros que vosotros metéis en el banco todo vuestro dinero, (por lo cuál habéis trabajo duramente.) Quizás una cuenta ahorro o quizás algun fondo de inversión. Cuando el dinero ya ha rentabilizado viene alguien y os limpia vuestras cuentas, saldo actual 0 euros.

    ¿Cómo os sentiriaís? ¿Cambiaría algo si te dijeran que ese dinero fue a alguna obra de caridad? ¿No verdad?

    Pues el caso de Apple es lo mismo. Si tu quieres que tu dinero vaya a los pobres es cosa tuya, pero nadie tiene el derecho de quitartelo sin tu consentimiento, porque no es suyo sino tuyo y tu dicides lo que quieres hacer con ello.

    Si los hackers tienen la intención de compartir, podrían trabajar desarollando programas o aplicaciones con su propía tecnologia y capital y dar a la gente gratuitamente.

    Que conste que en mi casa la consola está pirateada,no por mi, pero es cierto que he jugado, además tengo libros fotocopiados pero NO PIENSO QUE ESO SEA LO CORRECTO, Yo no me engaño y sé que lo hago está mal, no será tan grave como matar pero muy cristiano no es.

  2. Daniel Pajuelo Vázquez dice:

    Hola Alicia,
    gracias por compartir tu punto de vista. Creo que mucha gente piensa como tú, y es lógico. Pero si me permites te voy a poner otro ejemplo real que te puede hacer comprender la injusticia que hay detrás de la política privativa del software. Se trata de las farmacéuticas. Imagina que mañana una farmacéutica encuentra una vacuna para el SIDA, pero su coste es tan alto que sólo gente muy rica puede acceder a ella. ¿No te parece injusto que habiéndose creado esta vacuna millones de personas deban seguir muriendo por esta enfermedad? En mi opinión el problema es estructural, las farmacéuticas, como el software de algunas empresas están montados sobre el modelo de economía que impera, que como ya sabemos genera muchas desigualdades.
    En el mundo del software los verdaderos hackers, mantienen esta conciencia clara de injusticia social y luchan contra ella.

    Pd: Quiero aclarar que uso el concepto hacker en su acepción más pura, y no aquella que usan los medios hoy en los que se asocia hacker a delicuente informático. Para más info: Ética hacker (Wikipedia) http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%89tica_hacker

  3. Sergio Miguel Martín dice:

    Estoy de acuerdo en que la filosofía hacker lleva mucho tiempo abriendo caminos a la gratuidad y al compartir en internet, al trabajo “desinteresado” y colaborativo, y por supuesto a debilitar a los monopolios injustos. Y sin duda a propagar de una forma desorbitada la cultura y llevarla a gente que de otra forma no habrían, o habríamos, accedido a ella. Sin duda puede hacer pensar a la sociedad para no dejarse dominar por los abusos del copyright y cánones injustos, pero yo tampoco veo la asociación directa y sin matices con el cristianismo. Lo puedo asociar al “robinhoodismo” de robar a los ricos para dárselo a los pobres, pero eso no es cristianismo aunque pueda ser más justo.

    Por otra parte están las motivaciones, que no veo tan altruistas. Yo si veo un beneficio en los hackers. La superación personal, el prestigio y la popularidad que da el ser el que hackeo a Appel, o el que se coló en las cuentas de no sé que banco, o el que puso en jaque a otra gran empresa es para muchos un tesoro, el ser un héroe, un “mesías” o pasar a la historia, par muchos no tiene precio. Al fin y al cabo es una forma de trascendencia. Hacer arder twitter por tu fama es para muchos más que tentador, sin mencionar que luego eso puede ser currículum para trabajar en auditorías de seguridad o programación, o desarrollo de aplicaciones.

    Al final el grueso de beneficiados no son los pobres y desfavorecidos de la sociedad, sino los que teniendo dinero para pagara prefieren no hacerlo, por el ahorro, por el morbo, por la pereza, porque todo el mundo lo hace… Pero poca gente lo hace por denuncia social o por construir un mundo más justo. La gente todavía ama a Appel y se siente orgullosa de pasar a formar parte de ese micro clima que es el núcleo de su marketing y de su éxito: su exclusividad. Abrir brecha en esa exclusividad como mucho rebajará la compañía a la altura de Microsoft, pero nada más.

    El sistema actual es injusto por muchas cosas, pero sustituirlo por una cultura de la “gratuidad robada” o “piratería”, aunque de entrada es más justo, me parece que nos puede estar llevando a un precipicio más peligroso que no favorece a los más pobres, sino a los más sinvergüenzas.

    Por poner un tercer ejemplo a los dos que ponéis: Podríamos inventar un Jailbreak para abrir por las noches el candado de la verja de cualquier Appel Store y poder entrar a coger libremente los productos que allí se venden y alegar que es porque son muy caros y así regulamos el mercado. Por el día compramos algunos productos: un IPad por ejemplo y por la noche robamos o “liberamos” una licencia para alguna de las aplicaciones. Pero a la puerta de la Appel Store seguirá el indigente que ni tiene ni tendrá para comer.

    Creo que hay que reconocer lo bueno que se ha generado con el fenómeno hacker, pero con muchos matices que la gente en el día a día no valoramos y que lo están convirtiendo en un peligro a largo plazo. Yo tengo algo gratis que antes tenía pagando y no me planteo quién lo ha conseguido ni por qué, solo veo que si lo pago soy tonto. Por su parte la empresa ve que sus beneficios no van a la par con sus previsiones (aunque sean previsiones injustas) y ha de buscar otras vías de enriquecimiento. Esto al final marca una tendencia de consumo y una filosofía de mercado muy alejados de la justicia y la legalidad por ambas partes.

  4. Daniel Pajuelo Vázquez dice:

    Gracias Sergio por tan valiosa aportación. Con vuestros comentarios me ayudáis a profundizar más y mejor en la cuestión. Tengo la misma opinión que tú, la justicia no se puede conseguir a cualquier precio. Pero matizo añadiendo que la filosofía no incluye el robo, el hacker no es una suerte de Robin Hood, aunque esta es una imagen que ha triunfado mucho en las pelis. Habría que aclarar que entendemos por hacker en sentido estricto:
    Hackear se refiere a la acción de resolver un problema de manera creativa e incluso divertida, por lo cual los hackers serían “creativos” en esencia, que se divierten resolviendo problemas. Ese es el núcleo de la definición que da Richard Stallman, hacker fundador del movimiento del Software Libre. Lo que defiende la cultura hacker es que el código de las aplicaciones sea modificable y para ello tiene que ser accesible (no encriptado) ni protegido por leyes de copyright, modificable y distribuible en su nueva versión.
    El código para un hacker es como el genoma de la inteligencia colectiva humana. Evoluciona y hay que hacerlo evolucionar para que esté siempre al servicio de las personas y no al revés. Siempre desde la legalidad, y cuando la legalidad no lo permita denunciado las leyes que lo prohíben. Se puede estar o no de acuerdo con esta forma de comprender el código y su libertad. Personalmente creo que los sistemas mixtos son posibles y pueden coexistir diversos modelos. Eso sí, los Estados deben regular las leyes para que exista una convivencia pacífica y que se retroalimente positivamente.

    Por aclarar algo, cuando hablo de cultura hacker NO me refiero nunca a:
    - Crackear aplicaciones
    - Copiar software protegido por copyright
    - Infectar ordenadores con troyanos o virus
    - Robar datos personales
    - Hacer DEFACE a web sites
    - Hacer ataques D.O.S.

    Respecto a la fe cristiana y la cultura hacker, no he querido hacer entre ellos una asociación directa sin matices. Más bien pretendo subrayar las conexiones que hay y las posibles maneras de articular una relación positiva entre ambas cosas. La evangelización en su tarea de llevar a Cristo a todos los hombres y mujeres está llamada a encarnar la fe en todas las culturas, también en la hacker. Más peligroso me parece lo que algún despistao me ha dicho por otro canal: “estas cosas no son cosas de Dios, Jesús dijo al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”. Esta es una manera espiritualista de vivir la fe, como si Dios no pintara nada en las esferas de la realidad y sólo tuviera voz en el templo o en lo escondido de mi interioridad. No, a Dios nada humano le es ajeno, tampoco las redes sociales, el software y la tecnología… todo ello está configurando de continuo nuestra manera de relacionarnos y comprender el mundo y a Dios mismo.

  5. Sergio Miguel Martín dice:

    Gracias Dani, realmente estamos casi de acuerdo en todo lo que planteas, y probablemente en todo. Simplemente no veo claro, que el fin último por el que se pretende desproteger los dispositivos de Mac sea tan bueno y altruista. Si Mac quisiese liberaría sus productos lo haría, y cuando por competencia le interese, lo hará, pero de momento su opción de marketing es esta.

    Hoy por hoy, yo creo que lo del jailbreak beneficia a Apple frente a su competencia que tiene como punto a favor la libertad de sus dispositivos, y con esta aplicación perdería esa ventaja. Por otro lado, si existe competencia que te ofrece el fin que persigues (la libertad de las aplicaciones) ¿por qué no hacer uso de prácticas leales de competencia de mercado y dejar de usar Mac en favor del competidor? Eso sí haría cambiar las políticas de Mac. Por eso me parece que el fin último es personal y no social o estructural: A mi juicio, lo que se persigue es tener un producto Mac y no pagar por las aplicaciones.

    Por eso pongo en duda las motivaciones y el resultado obtenido. Al final Apple se queda con su público exclusivo y además gana al público subversivo que mediante el jailbreak se sitúa “en el límite de la ley”, pero sigue usando Mac. Así los desarrolladores que de verdad trabajan por la liberación del software se quedan a dos velas, porque al no poder competir contra el hardware y sus patentes sin gastos, no les queda nada con lo que competir en el mercado. Y a cambio de lo que Apple pueda dejar de ingresar por software, a conseguido barrer a la competencia, y los consumidores contentos pensando que le han ganado una batalla a Apple. Total: negocio redondo.

    De todas formas, es solo una opinión personal que no va contra la filosofía de fondo, que la comparto, sino sobre la aplicación concreta en este caso o similares que motivadas por un buen fin, pueden darse la vuelta sin que nos demos cuenta.

  6. Daniel Pajuelo Vázquez dice:

    Gracias Sergio!
    Una aclaración más. El Jailbreak no tiene directamente nada que ver con la piratería, no se hace para instalarse aplicaciones copiadas. Si entras en el blog del @podg2, el hacker que está liderando el último Jailbreak en la cabecera dice:
    “Note that I’m against every form of piracy: sim unlock, installous, xsellize, etc”

    y no es retórica. El mismo @saurik, creador de Cydia, la tienda alternativa a la Apple Store lleva años posicionado en contra de la piratería.

    ¿Por qué hacer entonces el Jailbreak?
    Hay muchos motivos. Te explico un par y seguro que comprendes el alcance del problema. Una vez hecho el Jailbreak puedes instalar el iFile, una aplicación prohibida en la Apple Store que simplemente permite navegar por el sistema de ficheros. Una cosa tan simple Apple la prohibe, lo que obliga a que cada aplicación tenga su espacio para sus ficheros, y no puedas abrir un mismo fichero con distintas aplicaciones a menos que lo dupliques (un lastre). Otra magnífica funcionalidad de iFile es que puedes acceder a una memoria USB conectada a través del adaptador ‘Camera Connection Kit’. Ya ves una cosa tan simple como conectar un USB está prohibido en el ecosistema de Apple, los motivos son varios pero uno principalmente: DINERO, si no puedes conectar un USB con tus ficheros, música y pelis estás obligado a gastarte el dinero en un gadget con más memoria, y Apple la cobra bien cara.
    Un segundo ejemplo, una vez hecho el Jailbreak puedes proyectar cualquier cosa que se visualiza en el iPad en un proyector (a través del adaptador VGA). Sin Jailbreak sólo pueden proyectar aquellas aplicaciones que están diseñadas para ello, otra limitación, ¿arbitaria? no, Apple tiene su motivo para ello, y es altamente parecido al del otro ejemplo.
    Hay muchas otras utilidades del JB:
    http://www.geeknaut.com/best-cydia-apps-2011-201913.html
    Unas gratuitas, otras no.

    Respecto a la gratuidad de los hackers yo no pongo el acento tanto en los beneficios directos o indirectos que obtengan (prestigio, dinero, conocimientos…), la gratuidad está en su trabajo colaborativo, crean comunidad, comparten el conocimiento. Nadie ocupa una posición privilegiada por poseer información ocultada a los otros. La comunidad hacker libera el conocimiento que adquiere, algo totalmente contracultural en el mundo empresarial de hoy.
    Algunos de los líderes del Jailbreaking han sido contratados por Apple como ingenieros, es cierto, bravo por ellos, todo el mundo necesita vivir de su trabajo. Pero otros, como @saurik o @pod2g, han recibido potentes ofertas que han rechazado por mantenerse fieles a su filosofía.

  7. Sergio Miguel Martín dice:

    Totalmente de acuerdo, la política de Apple es abusiva, crea entornos cerradas y siempre ha sido así desde el primer Machintosh y nunca ha sido un secreto. Se abrió un poco cuando tuvo que competir con Microsoft y se volvió a cerrar, hace algunos años, basando su marketing precisamente en crear un mundo ‘i’ (iphone, ipod, imac…) compatible solo consigomismo y bien protegido por patentes, porque ve que puede apretar por ahí.

    Pero mi duda sigue en el aire. Si la motivación es por cambiar la filosofía de Apple y no por el deseo en sí del producto, o del reto personal, ¿por qué no irse a la competencia que ofrece esa libertad y así dejamos de ser las marionetas de Apple? A mi juicio esa sí sería una forma de denunciar un modelo de negocio que, como cristiano no me parece adecuada, porque promueve el avance tecnológico y cultural solo entre los que se lo puedan permitir, ahondando en la brecha digital. Y sin embargo, el jailbreak va a aumentar la clientela de Apple sin que esta tenga que cambiar sus políticas de monopolio y sin que el producto pase a ser asequible para un público distinto del que tiene ahora, simplemente será un público más satisfecho porque tendrá un producto más completo, y ni Apple ni el consumidor habrán pagado un euro por esta mejora, pero la competencia sí.

Dejar un comentario

 Feed comentariosFeed de los comentarios de esta entrada
Daniel Pajuelo Vázquez