La ley de la Ondulación. Explotar el placer

Cristianismo Dejar un comentario
12110 visitas

Un diablo adoctrina a su sobrino sobre cómo es el ser humano y como aprovechar el placer para destruirle. Cuando habla de el Enemigo se refiere a Dios.

¿No te ha hablado nunca nadie de la Ley de la Ondulación?
Los humans son anfibios: mitad espíritu y mitad animal. Como espíritus, pertenecen al mundo eterno, pero como animales habitan en el tiempo. Esto significa que mientras su espíritu puede estar orientado hacia un objeto eterno, sus cuerpos, pasiones y fantasías están cambiando constantemente, porque vivir en el cuerpo equivale a cambiar. […] Aprovecha los momentos bajos de tu paciente para arrastrarlo a una vivencia de los placeres que le destruya. Es mucho más probable que consigas hacer de tu hombre un buen borracho imponiéndole la bebida como un anodino cuando está aburrido que animándole a usarla como un medio de diversión junto con sus amigos cuando se siente feliz y expansivo. Nunca olvides que cuando estamos tratando cualquier placer en su forma sana, normal y satisfactoria, estamos en cierto sentido, en el terreno del Enemigo. El placer es un invento Suyo, no nuestro. Todo lo que podemos hacer es incitar a los humanos a gozar los placeres del Enemigo alejándolos de la condición natural de un placer, de lo que huele a su Hacedor, de lo que realmente es placer.

Cartas del diablo a su sobrino. C.S Lewis


Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez






5 Responses to “La ley de la Ondulación. Explotar el placer”

  1. 1
    crich Says:

    No estoy muy de acuerdo con este texto, quizá porq

  2. 2
    crich Says:

    No estoy muy de acuerdo con este texto, quizá porque esté entresacado de un libro y no entienda por tanto la idea. No veo el placer, cualquier placer, como una tentación, como algo malo de lo que se puede hacer buen uso, menos aún como algo creado por el Maligno, por llamarlo de alguna manera, para tentarnos. Veo el placer como algo sano, que nos hace disfrutar, que nos enriquece incluso, quizá el problema esté en dónde o en qué encontramos el placer. Además es cierto que el exceso siempre es malo, con el placer pasa lo mismo, no podemos hacer de él nuestro centro, porque eso sí que destruye.

  3. 3
    Daniel Pajuelo Vázquez Says:

    Hola Crich,
    creo que has malinterpretado el texto. Verás el que habla es un diablo, le explica a su sobrino como arrastrar a un humano (paciente) a la desesperación, y apartarlo del Enemigo (Dios).
    Con esa clave relee el texto. Es todo lo contrario de lo que has interpretado, el placer es un don de Dios.

  4. 4
    crich Says:

    Vaya, es todo lo contrario de lo que había entendido en ese caso, jeje. Pensaba que ese Enemigo era el diablo. Ahora estoy de acuerdo con el texto. Muchas gracias por la aclaración :)

  5. 5
    julio Says:

    hola
    te cuento que ese texto es mas de lo que tu quieres decir….o interpretar…pero me gusto mucho, es interesante para reflexionar, pero me gustaria a que tus textos sean mas entendibles.

    gracias

Leave a Reply

Daniel Pajuelo Vázquez
 
A %d blogueros les gusta esto: