laudato si’ III

Sin categoría Dejar un comentario
9891 visitas

Jesús trabajaba con sus manos, tomando contacto cotidiano con la materia creada por Dios para darle forma con su habilidad de artesano. Llama la atención que la mayor parte de su vida fue consagrada a esa tarea. Así santificó el trabajo y le otorgó un peculiar valor para nuestra maduración.

carpintero-en-donostia-san-sebastian-ebanista

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Etiquetas:



Leave a Reply

Nano Crespo
 
A %d blogueros les gusta esto: