Los renglones torcidos de Dios

Sin categoría Dejar un comentario
16521 visitas

“La locura, la verdadera locura, quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca”  Heine

Esto dice la contraportada del libro..

Alice Gould es ingresada en un sanatorio mental. En su delirio, cree ser una investigadora privada a cargo de un equipo de detectives dedicados a esclarecer complicados casos. Según una carta de su médico particular, la realidad es otra: su paranoica obsesión es atentar contra la vida de su marido. La extrema inteligencia de esta mujer y su actitud aparentemente normal confundirán a los médicos hasta el punto de no saber a ciencia cierta si Alice ha sido ingresada injustamente o padece realmente un grave y peligroso trastorno psicológico. […]‘.

Me he terminado hoy el libro de Torcuato Luca de Tena, y me ha fascinado. Apenas he tardado 48 horas en leérmelo.

Es una historia apasionante sobre la mente humana y sus enfermedades mentales. Ponerse en la piel de una persona perturbada y encontrar sentido a la locura, encontrarle lógica, me ha parecido fascinante. No son renglones torcidos de Dios. Son personas de las que aprender, y a las que enseñar, mimar, cuidar. Y son del grupo de los favoritos de Dios, sin duda.



Escrito por Elena Pajuelo Vázquez Bio de  Elena Pajuelo VázquezEntradas escritas por Elena Pajuelo Vázquez






4 Responses to “Los renglones torcidos de Dios”

  1. 1
    Ana Blazquez Ubach Says:

    Bueno, bueno, los que sois jóvenes no sabéis que este libro fue superconflictivo en su día. Yo era una adolescente y nos lo teníamos que leer a escondidas porque no se consideraba apropiado, ni para nuestra edad ni para nuestro desarrollo espiritual. Decían que era perturbador (osea, sexual) y que contenía unas ideas peligrosas sobre el amor de Dios y la religión. ¿Qué os parece?

  2. 2
    Maria Arias Says:

    Yo no me lo he leído, pero la verdad es que al leer el argumento me atrae. Ciertamente, como dices Elena, las personas con enfermedad mental son también personas a las que cuidar, mimar y amar. Y, a pesar de su enfermedad y de la dureza de la misma, tienen algo especial, te lo digo yo que trabajo todos los días con ellos. Será porque son de los favoritos de Dios…

  3. 3
    Luzmila Becerra Duque Says:

    Dios nos enseña a mirar la causa antes de analizar el efecto producido y tener misercordia antes de juzgar. Es hermoso cuando miramos con los ojos de DIOS.

  4. 4
    Priscila Says:

    Yo ya me he leido este libro.
    Lo lei cuando tenia como 15 años y la verdad es que es solo uno libro con ideas muy interesantes. Aparte que el libro relata experiencias reales ya que el escritor se metio de voluntario a un sanatorio. Es muy interesante.

Leave a Reply

Elena Pajuelo Vázquez
 
A %d blogueros les gusta esto: