Nova Bella

Cristianismo Dejar un comentario
11525 visitas

NOVA BELLA: ¿En qué consisten esas nuevas batallas y esa nueva forma de guerrear? A menudo resaltamos el «nova», lo nuevo, y suponemos que esta expresión podría ser traducida por una palabra que está hoy en boca de todos: «innovación». Es cierto que el Beato Chaminade se adelantó «eclesialmente» a su tiempo y Nova Bella sería algo así como el grito de guerra de un innovador.

Pero si leemos atentamente los textos de Chaminade, de ellos se desprende que el significado de la expresión es otro. Más importante que las palabras, su literalidad, es el contexto: «los enemigos de la fe son numerosos y poderosos» —son palabras de Chaminade—, en cambio, «la fe es un arma débil». Chaminade está interpretando Jue 5, 8 donde aparecía esta expresión (hoy no, pues era una traducción inexacta de la Vulgata). «Al Señor le gusta vencer a sus enemigos sirviéndose de instrumentos que parecen ser los más débiles y despreciables». Esta es la lógica de Dios. Y Chaminade ilustra esta idea con numerosos ejemplos: Moisés y el Faraón; David y Goliath; Gedeón, los mártires… Y es en este contexto donde se comprende el papel de María. Ella es la mujer que aplasta la cabeza de la serpiente antigua, la que se enfrenta al dragón. Frente a la diosa razón se alza la humildad de la hija de Sión armada únicamente con el escudo de la fe. «Nuestra fe es el arma victoriosa que vence al mundo» (1ª Jn 5,4). Esta es la auténtica Nova Bella. En un tiempo como el nuestro de debilidad institucional estamos llamados más que nunca a apoyarnos sólo en la fe porque la victoria es de nuestro Dios.



Escrito por Paco Sales Casanova Bio de  Paco Sales CasanovaEntradas escritas por Paco Sales Casanova






3 Responses to “Nova Bella”

  1. 1
    Daniel Pajuelo Vázquez Says:

    Gracias Paco,
    una estupenda puntualización

  2. 2
    Pablo de Benavides Gabernet Says:

    Me encanta Nova Bella. Y me encanta la parte final.

    Hace poco leí un libro que hablaba de los primeros jesuitas. Uno de los generales reformuló la famosa frase de S.Ignacio:
    “Actúa como si todo dependiera de ti. Reza como si todo dependiera de Dios” para darle la vuelta y dejarla así:

    “Actúa como si todo dependiera de Dios. Reza como si todo dependiera de tí”. Me gusta esta interpretación, que pone el peso de la acción en la llamada de Dios y su éxito en nuestra debilidad. Esas son las armas que comentas, Paco.

  3. 3
    Pilar Says:

    Gracias por vuestras publicaciones y reflexiones. Siempre resultan ser un alimento para el alma y a mi humildemente lo digo,me hacen subir un escalón y respirar profundamente.

    Pilar

Leave a Reply

Paco Sales Casanova
 
A %d blogueros les gusta esto: