Ser

Sin categoría No hay comentarios »
5016 visitas

podemos abandonar progresivamente nuestros ideales acerca del hombre que deberíamos ser, o del que creemos que queremos ser, o del que creemos que los demás creen que  queremos o deberíamos ser.

Pema Chödrön

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


comprender las cosas

Sin categoría No hay comentarios »
5290 visitas

Mediante la narración de historias y la poesía pueden tocarse los grandes problemas humanos del pensamiento. Fray Luis y Luis Vives pueden considerarse como los dos grandes exponentes y defensores de este modo de comprender las cosas

José Jiménez Lozano, Fray Luis

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Francesco

Sin categoría No hay comentarios »
5201 visitas

Los pájaros anidan en mis brazos,
en mis hombros, detrás de mis rodillas,
entre los senos tengo codornices,
los pájaros se creen que soy un árbol.
Una fuente se creen que soy los cisnes,
bajan y beben todos cuando hablo,
las ovejas me pisan cuando pasan,
y comen en mis dedos los gorriones;
se creen que soy tierra las hormigas
y los hombres se creen que no soy nada.

Gloria Fuertes



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Hacer sagrado

Sin categoría No hay comentarios »
5241 visitas

del amor se enfrenta al mundo y transforma lo que ve, lo transciende: “Detenerse a mirar,/ hacer sagrado” y esto es decisivo. Si ya lo es el detenerse en la vorágine de la vida, lo es mucho más el hecho de que lo mirado se transmuta en sagrado, en una de sus acepciones ‘digno de veneración o culto.

De la poética de Juan Antonio González Iglesias



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


AB IPSO FERRO

Sin categoría No hay comentarios »
5195 visitas

 “del hierro mismo”. Ese fue el lema que se adscribió Fray Luis de León. En el emblema aparece un escudo, con un árbol con ramas podadas y del que salen frescos brotes de hojas. Al pie del árbol, yace un hacha (la que se supone acaba de ser usada para la poda). La leyenda rodea todo el motivo.

Tras la Inquisición, vino su gran literatura.

 

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Derviche

Sin categoría No hay comentarios »
5124 visitas

Danza por amor

Pina Bausch



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Fragilidad

Sin categoría No hay comentarios »
5113 visitas

Eres la más frágil, ésa es tu fuerza

Pina Bausch



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Imprescindibles: Joana Biarnés

Sin categoría No hay comentarios »
5128 visitas

Ha valido la pena todo lo que me ha pasado en mi vida, todo, lo bueno y lo malo, lo malo ya lo he borrado de mi mente, me quedo con lo positivo, y lo positivo es lo que me ha dado y me da fuerza para seguir

Joana Biarnés



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Arte

Sin categoría No hay comentarios »
5051 visitas

Hay que tener arte para cantar, para bailar, para cocinar…hasta para la fatiga hay que tener arte….

La Bastiana de Jerez

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


María

Sin categoría 1 Comentario »
5072 visitas

Crecer en los rasgos característicos de María, en especial su fe, su humildad, su sencillez y su hospitalidad.

Regla de Vida Marianista



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Estaba ahí

Sin categoría No hay comentarios »
5093 visitas

Volví la cara hacia el interior de la habitación y me quedé petrificado. Allí estaba Él. Yo no lo veía, yo no lo oía, yo no lo tocaba. Pero Él estaba allí. En la habitación no había más luz que la de una lámpara eléctrica, de esas diminutas de una o dos bujías en un rincón. Yo no veía nada, no oía nada, no tocaba nada. No tenía la menor sensación. Pero Él estaba allí. Yo permanecía inmóvil, agarrotado por la emoción. Y le percibía; percibía su presencia con la misma claridad con que percibo el papel en que estoy escribiendo y las letras que estoy trazando. Pero no tenía ninguna sensación ni en la vista, ni en el oído ni en el tacto ni en el olfato ni en el gusto. Sin embargo, lo percibía allí presente con entera claridad. Y no podía caberme la menor duda de que era Él, puesto que lo percibía, aunque sin sensaciones.

No sé cuánto tiempo permanecí inmóvil y como hipnotizado ante su presencia. Sí sé que no me atrevía a moverme y que hubiera deseado que todo aquello -Él allí- durara eternamente, porque su presencia me inundaba de tal y tan íntimo gozo que nada es comparable al deleite sobrehumano que yo sentía… Era una caricia infinitamente suave, impalpable, incorpórea, que emanaba de Él y que me envolvía y me sustentaba en vilo, como la madre que tiene en sus brazos al niño… ¿Cómo terminó la estancia de Él allí? Tampoco lo sé. Terminó. En un instante desapareció. Una milésima de segundo antes estaba Él aún allí y yo lo percibía y me sentía inundado de ese gozo sobrehumano que he dicho. Una milésima de segundo después, ya Él no estaba allí, ya no había nadie en la habitación… Debió durar su presencia un poco más de una hora.

Manuel García Morente, El hecho extraordinario ( París, noche del 29 al 30 de abril de 1937)

garca%20morente3



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


¿Y por qué?

Sin categoría No hay comentarios »
5030 visitas

Para conocer el gran misterio que somos; el mundo, la naturaleza y los grandes inventos humanos, no hay mejor formula que la de preguntar, y preguntarse.  Los primeros en saberlo son los niños, que son muy sabios y no tardan en preguntar ¿Y por qué?, para volver a preguntar de nuevo…

¿Y por qué?, Georgina Lázaro, ilustraciones Antonio Martorell, SM Puerto Rico



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Página 12 de 273« Primera...1011121314...203040...Última »