SHOAH

Sin categoría 1 Comentario »
4874 visitas

Adán, ¿dónde estás?” (cf. Gn 3,9).Francisco_Muro
¿Dónde estás, hombre? ¿Dónde te has metido?
En este lugar, memorial de la Shoah, resuena esta pregunta de Dios: “Adán, ¿dónde estás?”.

Esta pregunta contiene todo el dolor del Padre que ha perdido a su hijo.
El Padre conocía el riesgo de la libertad; sabía que el hijo podría perderse… pero quizás ni siquiera el Padre podía imaginar una caída como ésta, un abismo tan grande.

Ese grito: “¿Dónde estás?”, aquí, ante la tragedia inconmensurable del Holocausto, resuena como una voz que se pierde en un abismo sin fondo…
Hombre, ¿dónde estás? Ya no te reconozco.

¿Quién eres, hombre? ¿En qué te has convertido?
¿Cómo has sido capaz de este horror?
¿Qué te ha hecho caer tan bajo?
No ha sido el polvo de la tierra, del que estás hecho. El polvo de la tierra es bueno, obra de mis manos.
No ha sido el aliento de vida que soplé en tu nariz. Ese soplo viene de mí; es muy bueno (cf. Gn 2,7).

No, este abismo no puede ser sólo obra tuya, de tus manos, de tu corazón… ¿Quién te ha corrompido? ¿Quién te ha desfigurado?
¿Quién te ha contagiado la presunción de apropiarte del bien y del mal?
¿Quién te ha convencido de que eres dios? No sólo has torturado y asesinado a tus hermanos, sino que te los has ofrecido en sacrificio a ti mismo, porque te has erigido en dios.

Hoy volvemos a escuchar aquí la voz de Dios: “Adán, ¿dónde estás?”.
De la tierra se levanta un tímido gemido: Ten piedad de nosotros, Señor.
A ti, Señor Dios nuestro, la justicia; nosotros llevamos la deshonra en el rostro, la vergüenza (cf. Ba 1,15).

Se nos ha venido encima un mal como jamás sucedió bajo el cielo (cf. Ba 2,2). Señor, escucha nuestra oración, escucha nuestra súplica, sálvanos por tu misericordia. Sálvanos de esta monstruosidad.

Señor omnipotente, un alma afligida clama a ti. Escucha, Señor, ten piedad.
Hemos pecado contra ti. Tú reinas por siempre (cf. Ba 3,1-2).
Acuérdate de nosotros en tu misericordia. Danos la gracia de avergonzarnos de lo que, como hombres, hemos sido capaces de hacer, de avergonzarnos de esta máxima idolatría, de haber despreciado y destruido nuestra carne, esa carne que tú modelaste del barro, que tú vivificaste con tu aliento de vida.
¡Nunca más, Señor, nunca más!

“Adán, ¿dónde estás?”. Aquí estoy, Señor, con la vergüenza de lo que el hombre, creado a tu imagen y semejanza, ha sido capaz de hacer.
Acuérdate de nosotros en tu misericordia.

FRANCISCO



Escrito por Paco Sales Casanova Bio de  Paco Sales CasanovaEntradas escritas por Paco Sales Casanova


Poema

Sin categoría No hay comentarios »
4565 visitas

Acoger la vida como regalo,
como gratuito don,
como gracia,
como la recibe y da el agua,
que se derrama en fuentes,
arroyos, cántaras, jarras,
sin pedir nada,
y siempre, en sus labios,
la canción nostálgica y callada,
que se esconde en la risueña,
clara transparencia del agua.

José Jimenez Lozano

La_musa_del_Amanecer_1918_Alphonse_Osbert



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Interior intimo meo

Sin categoría No hay comentarios »
4623 visitas

Esta vida que empieza dentro, en el secreto del espacio interior…”

San Agustín



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Poema

Sin categoría No hay comentarios »
4674 visitas

Porque todo mi ser está en el tuyo
y siente y flota el mundo tuyo suyo.
Porque el más hondo corazón señala
tu mar y mi raíz tu tierra cala.
Porque eres Dios y yo soy hombre solo,
mi ser de rosa te pronuncia en todo”PAR405852

Emilio de Río



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


El leopardo de las nieves III

Sin categoría No hay comentarios »
4780 visitas

El secreto de las montañas es que existen, igual que yo, pero se limitan a existir, cosa que yo no hago. Las montañas no tienen significado, son significado; las montañas son. El sol es redondo. Yo vibro con la vida y las montañas vibran y, si soy capaz de oírlas, hay una vibración que compartimos. Entiendo todo esto, no con la cabeza sino con el corazón, sabiendo cuán absurdo es tratar de captar lo que no se puede expresar, sabiendo que otro día, cuando vuelva a leer esto, sólo quedarán las palabras”

Peter Matthiessen



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Platero y yo (1914-2014)

Sin categoría No hay comentarios »
4843 visitas

Platero

 Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro. 

Lo dejo suelto, y se va al prado, y acaricia tibiamente con su hocico, rozándolas apenas, las florecillas rosas, celestes y gualdas… Lo llamo dulcemente: ¿Platero? y viene a mí con un trotecillo alegre que parece que se ríe en no sé qué cascabeleo ideal…

Come cuanto le doy. Le gustan las naranjas mandarinas, las uvas moscateles, todas de ámbar; los higos morados, con su cristalina gotita de miel…

Es tierno y mimoso igual que un niño, que una niña…; pero fuerte y seco por dentro como de piedra. Cuando paso sobre él, los domingos, por las últimas callejas del pueblo, los hombres del campo, vestidos de limpio y despaciosos, se quedan mirándolo:

—Tien’ asero…

Tiene acero. Acero y plata de luna, al mismo tiempo.

vemos 034

El primer Platero que tuve, y conservo, que me prestó mi vecino en el año 1967 y que nunca le devolví.

 y  el último que me han regalado por su centenario, publicado en 1936

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo

Etiquetas:

El leopardo de las nieves II

Sin categoría 1 Comentario »
4601 visitas

Sobre el camino, sobre el brillo de la mica y de extrañas piedras resplandecientes, yace la pluma amarilla y gris azulada de un pájaro desconocido. Y acto seguido llega una intuición penetrante, en modo alguno entendida, de que esta pluma sobre la senda plateada, en este ritmo de sonidos de madera y cuero, respiración, sol y viento e ímpetu de río, en este paisaje sin tiempo pasado o futuro, en este instante, en todos los instantes, transitoriedad y eternidad, muerte y vida son una y la misma cosa.

Peter Matthiessen



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


El leopardo de las nieves

Sin categoría No hay comentarios »
4470 visitas

Seguir adelante como si no supieras nada, ni tu edad, ni tu sexo, ni el aspecto que tienes. Seguir adelante como si estuvieras hecho de gasa…una niebla que pasa a través y por la que se pasa a través sin que pierda su forma.Una niebla que pierde su forma sin dejar por ello de ser. Una niebla que finalmente se disuelve, desperdigando sus partículas al sol ”
Peter Matthiessen

pantera-de-las-nieves1



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Evangelizar en internet

Sin categoría No hay comentarios »
4407 visitas

Para evangelizar en internet Gustavo Entrala, creador de @pontifex, dió da estas claves, en el congreso de iMision:

segmetación (no decir lo mismo y de la misma manera a todos, saber llegar, utilizar lenguajes específicos),
medir (evaluar responsablemente, conocer el efecto y las consecuencias que tiene aquello que hacemos, conocer mejor la realidad en la que nos movemos y el alcance de lo que se hace),
gustabilidad (belleza, y algo más, belleza con atractivo, que llame positivamente la atención y despierte),
empatía (de nuevo, una vez más, se recuerda que estar en la red es tratar con personas, de persona a persona, y es necesario salir de los guettos que fácilmente nos creamos al polarizarnos en la red),
arriesgar (con una cierta dosis de imprudencia, de innovación, de libertad interior al servicio del evangelio y de la iglesia, probar nuevos terrenos)
y creatividad (que también se educa, aunque ciertamente es un don, tanto en el lenguaje como en los medios).

tumblr_mv173ujDKY1r1in4vo1_500



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Ver el misterio

Sin categoría 1 Comentario »
4581 visitas

Cabo de Gata
Uno de los lugares más misteriosos de este mundo. Extraño lo que en él sucede. Casi nunca nada. Todo. Lleno y vacío. El sol y la luna, codo con codo, haciendo guardia. Lo solar, lo lunar, un doble envés, la misma mano. En el mar. En las lomas peladas, desérticas.(…)

El azul y su ausencia.(…)

Lugar remoto que se queda dentro, más cerca que un latido. Pocos parajes tan solitarios habrán dado a un alma tanta compañía. Aquel extremo de un llegar que es origen, principio, y es origen, principio, de un llegar extremo, de un misterio. Y como en todo misterio, la puerta que se abre, cierra otra estancia.
Andrés Trapiello en Hemeroflexia



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Platero y yo XV

Sin categoría No hay comentarios »
4790 visitas

A Platero en su tierra

 Un momento, Platero, vengo a estar con tu muerte. No he vivido. Nada ha pasado. Estás vivo y yo contigo… Vengo solo. Ya los niños y las niñas son hombres y mujeres. La ruina acabó su obra sobre nosotros tres —ya tú sabes—, y sobre su desierto estamos en pie, dueños de la mejor riqueza: la de nuestro corazón.

¡Mi corazón! Ojalá el corazón les bastara a ellos dos como a mí me basta. Ojalá pensaran del mismo modo que yo pienso. Pero, no; mejor será que no piensen… Así no tendrán en su memoria la tristeza de mis maldades, de mis cinismos, de mis impertinencias.

¡Con qué alegría, qué bien te digo a ti estas cosas que nadie más que tú ha de saber!… Ordenaré mis actos para que el presente sea toda la vida y les parezca el recuerdo; para que el sereno porvenir les deje el pasado del tamaño de una violeta y de su color, tranquilo en la sombra, y de su olor suave.

Tú, Platero, estás solo en el pasado. Pero ¿qué más te da el pasado a ti, que vives en lo eterno, que, como yo aquí, tienes en tu mano, grana como el corazón de Dios perenne, el sol de cada aurora?



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo

Etiquetas:

Tiempo de silencio

Sin categoría No hay comentarios »
4553 visitas

¿Cómo vivir el silencio? Pienso que hay tres tipos de medios para ello. El primero está formado por todos aquellos que puedo aplicar a lo largo del día, en medio del aje-treo cotidiano, y que me permiten “estar atento”, y no dejarme llevar sin más. Otro tipo se refiere a los que me permiten establecer tiempos de silencio, de corte, de concentra-ción en lo esencial, de apertura consciente a Dios. Tiempos diarios, semanales, anuales… Es ilusorio pensar que puedo mantener una actitud habitual de silencio si no dedico a ella tiempo de manera específica, intencional y concreta. El tercer tipo es el examen, es decir, la revisión periódica de cómo estoy viviendo esta actitud y el comentario de ello con el acompañante espiritual.
Miguel Ángel Cortés

Florence_58-5-4_31H



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Página 6 de 184« Primera...45678...203040...Última »