Ojos fijos en el señor

Sin categoría No hay comentarios »
5071 visitas

Con la mirada fija en Jesús y en su rostro misericordioso podemos percibir el amor de la Santísima Trinidad. La misión que Jesús ha recibido del Padre ha sido la de revelar el misterio del amor divino en plenitud. « Dios es amor » (1 Jn 4,8.16), afirma por la primera y única vez en toda la Sagrada Escritura el evangelista Juan. Este amor se ha hecho ahora visible y tangible en toda la vida de Jesús. Su persona no es otra cosa sino amor. Un amor que se dona gratuitamente. Sus relaciones con las personas que se le acercan dejan ver algo único e irrepetible. Los signos que realiza, sobre todo hacia los pecadores, hacia las personas pobres, excluidas, enfermas y sufrientes llevan consigo el distintivo de la misericordia. En Él todo habla de misericordia. Nada en Él es falto de compasión.

Misericordiae vultus, n.8

abrazo padre



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo

Etiquetas:

Misericordiae vultus

Sin categoría No hay comentarios »
4927 visitas

AnoDeLaMisericordiaJesucristo es el rostro de la misericordia del Padre. El misterio de la fe cristiana parece encontrar su síntesis en esta palabra

Siempre tenemos necesidad de contemplar el misterio de la misericordia. Es fuente de alegría, de serenidad y de paz. Es condición para nuestra salvación. Misericordia: es la palabra que revela el misterio de la Santísima Trinidad. Misericordia: es el acto último y supremo con el cual Dios viene a nuestro encuentro. Misericordia: es la ley fundamental que habita en el corazón de cada persona cuando mira con ojos sinceros al hermano que encuentra en el camino de la vida. Misericordia: es la vía que une Dios y el hombre, porque abre el corazón a la esperanza de ser amados para siempre no obstante el límite de nuestro pecado

Misericordiae Vultus, bula convocatoria Año jubilar de la misericordia

jubileu_misericordia_igreja



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo

Etiquetas:

Orar

Sin categoría No hay comentarios »
4504 visitas

monje EN EL DESIERTOLejos, pues, de nosotros la oración con vana palabrería; pero que no falte la oración prolongada, mientras persevere ferviente la atención. Hablar mucho en la oración es como tratar un asunto necesario y urgente con palabras superfluas. Orar, en cambio, prolongadamente es llamar con corazón perseverante y lleno de afecto a la puerta de aquel que nos escucha.

San Agustín

 

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Gozo

Sin categoría No hay comentarios »
4516 visitas

cartujo¿Por qué en la oración nos preocupamos de tantas cosas y nos preguntamos cómo hemos de orar, temiendo que nuestras plegarias no procedan con rectitud, en lugar de limitarnos a decir con el salmo:Una cosa pido al Señor, eso buscaré: habitar en la casa del Señor por los días de mi vida; gozar de la dulzura del Señor, contemplando su templo

San Agustín

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Silencioso

Sin categoría No hay comentarios »
4564 visitas

monje silenciosoAlgo hay
de revolucionario
en la felicidad del silencioso.

Juan Antonio Gónzalez Iglesias

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Silencio

Sin categoría No hay comentarios »
4592 visitas

el silencio no busca la riqueza interior, sino precisamente la pobreza, lo que en el budismo se llama vaciamiento y en el cristianismo olvido de sí. Los meditadores no nos ejercitamos en el silencio para llenarnos, sino para vaciarnos y así, vacíos, experimentar esa sed primordial que nos acerca a la Fuente.

Pablo D’Ors, actualidad y necesidad del silencio, ABC cultural 17 de octubre

000Rembrandt



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


La luz

Sin categoría No hay comentarios »
4561 visitas

No se puede prever. Sucede siempre cuando menos lo esperas. Puede pasar que vayas por la calle, deprisa, porque se te hace tarde para echar una carta en correos, o que te encuentres en tu casa por la noche, leyendo un libro que no acaba de convencerte; puede acontecer también que sea verano y que te hayas sentado en la terraza de una cafetería, o que sea invierno y llueva y te duelan los huesos; que estés triste o cansado, que tengas treinta años o que tengas sesenta. Resulta imprevisible. Nunca sabes cuándo ni cómo ocurrirá.

Transcurre tu vida igual que ayer, común y cotidiana. “Un día más”, te dices. Y de pronto, se desata una luz poderosísima en tu interior, y dejas de ser el hombre que eras hace sólo un momento. El mundo, ahora, es para ti distinto. Se dilata mágicamente el tiempo, como en aquellos días tan largos de la infancia, y respiras al margen de su oscuro fluir y de su daño. Praderas del presente, por las que vagas libre de cuidados y culpas. Una acuidad insólita te habita el ser: todo está claro, todo ocupa su lugar, todo coincide, y tú, sin lucha, lo comprendes.

Tal vez dura un instante el milagro; después las cosas vuelven a ser como eran antes de que esa luz te diera tanta verdad, tanta misericordia. Mas te sientes conforme, limpio, feliz, salvado, lleno de gratitud. Y cantas, cantas

El0y Sánchez Rosillo

gaya



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Vida dichosa

Sin categoría No hay comentarios »
4613 visitas

Deseemos siempre la vida dichosa y eterna, que nos dará nuestro Dios y Señor, y así estaremos siempre orando. Pero, con objeto de mantener vivo este deseo, debemos, en ciertos momentos, apartar nuestra mente de las preocupaciones y quehaceres que, de algún modo, nos distraen de él y amonestarnos a nosotros mismos con la oración vocal, no fuese caso que si nuestro deseo empezó a entibiarse llegara a quedar totalmente frío y, al no renovar con frecuencia el fervor, acabara por extinguirse del todo.

San Agustín

picasso

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Anhelo

Sin categoría No hay comentarios »
4540 visitas

si lo que yo anhelo es pertenecer a Dios, no me entreguéis al mundo ni me seduzcáis con las cosas materiales; dejad que pueda contemplar la luz pura; entonces seré hombre en pleno sentido.

San Ignacio de Antioquía

plague-hospital-1800



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Verso suelto

Sin categoría No hay comentarios »
4580 visitas

¿tienen ya ruiseñores las riberas?

A.Machado

07



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


EL MANANTIAL

Sin categoría No hay comentarios »
4613 visitas


 Este deseo, esta necesidad
de retornar mil veces
a donde está la luz.
No a donde estuvo y se apagó muy pronto,
sino al lugar radiante del que siempre
sigue y sigue manando.
Respirarla, beberla
cuando a ese sitio nuestros pasos vuelven,
es completar la vida, lo que entonces
apenas fue o no vimos
que en nuestro transcurrir se demora.
Regresar a ese limpio manantial:
cuánta misericordia inagotable.
Ningún daño se encuentra allí al acecho;
allí el amor no se termina nunca.

gaya 2



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Verso suelto

Sin categoría No hay comentarios »
4694 visitas

En torno a la almohada ronda el orbe

Jorge Guillén

05



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Página 6 de 226« Primera...45678...203040...Última »