Dulce filomena II

Sin categoría No hay comentarios »
4402 visitas

El lenguaje amartelado –vida mía– nos deja saber que las nupcias espirituales han sido felizmente consumadas. La experiencia ultramundana es de tal hondura que el lenguaje se torna anhelante: “allí”, “allí”; “aquello”, “aquello”. Faltan las palabras: no hay manera de decir lo ocurrido, y la hembra enamorada recurre, en su afasia, a una eclosión simbólica de frases nominales sin aparente concatenación secuencial y sin verbo. Los dislates místicos, sin embargo, algo logran susurrarnos del misterio insondable de la unión lograda, máxime si los leemos desde la óptica literaria del misticismo musulmán.

Veamos los “dones” que ha recibido la amada. Los versos parecerían volatilizarse, con su mención pura de aires, cantos, donaires, noches y llamas: la acertada nota desmaterializante salta a la vista, y es crucial, ya que el poeta celebra una experiencia al margen del espacio-tiempo y del lenguaje mismo. El primer regalo inefable, el “aspirar del aire”, no ofrece mucho problema, porque en todas las tradiciones espirituales se asocia a la alta noticia de Dios, aludida ya como pneuma, como logos, como prana o como ruah. Este aire es el heraldo simbólico de un jardín sobrenatural –el del alma en éxtasis– oreado por el aire vivificador de una primavera espiritual. A renglón seguido escuchamos el jubiloso “canto de la dulce filomena”, es decir, del ruiseñor. Pero su esplendente cántico resulta, como adelanté, enigmático para un frecuentador de Virgilio, de Horacio, de Ovidio, de Marcial, incluso de los más modernos Garcilaso, Boscán o Camoens, hasta desembocar en casos como el de Keats o Heine. Es que todos estos poetas, medulares en la tradición literaria occidental, asocian al ruiseñor con el llanto desconsolado de la pena humana, y no con la alegría desbordante del éxtasis.

Luce López-Baralt

bamboo___sumi_e_by_sayurimvromei-d5rrgoe



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


El canto de la dulce filomena

Sin categoría No hay comentarios »
4527 visitas

Allí me mostrarías
aquello que mi alma pretendía
y luego me darías
allí tú, vida mía,
aquello que me diste el otro día:

El aspirar del aire
el canto de la dulce filomena,
el soto y su donaire

La intertextualidad literaria islámica, en cambio, nos permite comprender que los símiles sanjuanísticos están más concatenados de lo que parecería a primera vista. Annemarie Schimmel comenta los versos en los que Rumi alude al aire primaveral que orea el jardín de su alma. El ruiseñor canta y su canto sin palabras hace bailar de júbilo el bosque, porque ha quedado invitado a unirse a la danza cósmica en celebración de Dios:

“La creación se percibe como una gran danza en la cual la naturaleza […] escuchó el llamado divino y acudió de súbito a la inexistencia en medio de una danza extática […] Los árboles, las flores, los jardines que han llegado danzando a la existencia, continúan su danza […], tocados por la brisa primaveral mientras escuchan las melodías del ruiseñor.

Las ramas comienzan a bailar […], las hojas baten sus manos como trovadores, [y] el ruiseñor regresa de su viaje y convoca a todos los habitantes del jardín a unírsele en la sama para celebrar la primavera […] Las hojas, vestidas de verde como huríes, bailan felizmente en la tumba de enero […] Solamente las ramas secas no se agitan con esta brisa y con este son maravilloso y son comparables a los corazones secos de los eruditos y de los filósofos.”

Luce López-Baralt

dulce filomena



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Rosa

Sin categoría No hay comentarios »
4451 visitas

Todas las rosas son la misma rosa,
amor, la única rosa.
Y todo queda contenido en ella,
breve imajen del mundo,
¡amor!, la única rosa.
JRJ

256968-944-751



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Cambio epocal

Sin categoría No hay comentarios »
4482 visitas

Fue un torero del hambre, no de la gloria. “Yo vengo de una época en la que uno quería torear para triunfar y comprarle una casa a su madre, ahora los chavales quieren vender la casa de la madre para ser toreros”

El Pana

el pana



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


En mi

Sin categoría No hay comentarios »
4643 visitas

El árbol crece en mi

Rilke

arbol_de_la_vida



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


pulverizar los ojos

Sin categoría No hay comentarios »
4659 visitas

Una mirada desde la alcantarilla
puede ser una visión del mundo.

La rebelión consiste en mirar una rosa
hasta pulverizarse los ojos
Alejandra Pizarnik

Caminantes Blog Voz de Brujo



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Fuego de luz

Sin categoría No hay comentarios »
4658 visitas

Me he sentado en el centro del bosque a respirar.
He respirado al lado del mar fuego de luz.
Lento respira el mundo en mi respiración

Antonio Colinasa04n1cul-3_33659



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


La infancia

Sin categoría 1 Comentario »
4636 visitas

Se trata sin ningún género de duda de la etapa más importante de la vida, en la que se capta el mundo directamente, cuando nos lo permiten, por supuesto, si la guerra o unos padres insensibles no se interponen en nuestra percepción. Es la edad en la que uno se hace las preguntas esenciales. Un niño de seis años, de camino a la escuela, es capaz de preguntar a sus padres: «¿Quién es Dios? ¿Por qué ese hombre estaba triste? ¿Por qué estoy yo triste a veces?» Los adultos ya no se plantean demasiado estas preguntas. Las integran en su rutina, en su vida cotidiana, sus preocupaciones son casi siempre materiales, mientras que el niño, que tiene un contacto primero con todas las cosas, tiene una relación a la vez muy directa y espiritual con los objetos, con los seres. La capacidad de observación de los niños es maravillosa.

Aharon Appelfeld

_2BMFZ_171951.pdf



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Plegaria IV

Sin categoría No hay comentarios »
4606 visitas

Que pueda ser el protector
de los abandonados, el guía
de los ciegos que caminan
y para aquellos que desean
la otra orilla, la barca,
el calzado y el puente.

Bodhicaryavarata 111, 6-19 Poema sánscrito del s VII

04.30

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Plegaria III

Sin categoría No hay comentarios »
4635 visitas

El nirvana es abandono de todo
y mi alma aspira al nirvana.
ya que lo debo abandonar todo
mejor es que se lo dé a los demás

Bodhicaryavarata 111, 6-19
Poema sáncristo del s VII

05.05



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Plegaria II

Sin categoría No hay comentarios »
4543 visitas

Que pueda calmar con abundancia
de sustento y bebida en el suplicio
del hambre y de la sed
y que durante los periodos de escasez
sea yo mismo bebida y sustento

Bodhicaryavarata 111, 6-19
Poema sáncristo del s VII

plegaria II



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Plegaria I

Sin categoría No hay comentarios »
4657 visitas

Que pueda ser para los demás quien calme su dolor
Que pueda ser para los enfermos,
el remedio, el médico, el enfermero,
hasta que la dolencia desaparezca.

Emil_Nolde,_1915,_Die_Grablegung_(Begravelsen,_The_Burial),_oil_on_canvas,_87_x_117_cm,_Stiftung_Nolde,_Seebüll



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Página 6 de 243« Primera...45678...203040...Última »