Poema

Sin categoría No hay comentarios »
5037 visitas

Y pensar que nadie desabrochará mi camisa
con manos de paloma,
ni hará caracoles en el vello de mi pecho
porque ya tengo un amor que es Todo y Nada…
Y saber que soy un guerrero
que reza como un almendro.
Antonio Praena



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Bellísimo

Sin categoría No hay comentarios »
5114 visitas

Contemplaba en las cosas bellas al Bellísimo, y siguiendo las huellas impresas en las criaturas, seguía a todas partes al Amado”

San Buenaventura

aa nb



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Poema

Sin categoría No hay comentarios »
5133 visitas

Abre tus manos y recógeme.
Señor, creo en tus manos invisibles,
en las que me abandono. Sé que no
soy una flor, ni una paloma, ni
siquiera una sonrisa. Mas soy tuyo.
Rafael Alfaro

aaa



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


La voz de Dios

Sin categoría No hay comentarios »
4955 visitas

La voz de Dios  uno la quiere clara y no lo es. No lo es porque no puede ser clara para los sentidos. Pero es profunda, es una voz sutilísima e inexplicable. es como una profunda angustia en el fondo del ser, donde  el alma tiene su raíz. Es una voz en la noche.

Ernesto Cardenal



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Poema

Sin categoría No hay comentarios »
5039 visitas

Nado en pos de la luz, contracorriente,
y siento, salpicándome en la frente,
entre juncos de sed, oscura arcilla.

Más no me rindo, Dios, ni desespero.
Tenaz y decidido, solo quiero,
cruzar el mundo a nado hasta tu orilla.”
Enrique Barrero



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Ven a mí

Sin categoría No hay comentarios »
5002 visitas

Mi amado me habla…El nos provoca al amor al llamarnos amiga mía, esposa mía, paloma mía, hermosa mía…ven a mí.

Guillermo de Saint-Thierry



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


SHOAH

Sin categoría 1 Comentario »
4891 visitas

Adán, ¿dónde estás?” (cf. Gn 3,9).Francisco_Muro
¿Dónde estás, hombre? ¿Dónde te has metido?
En este lugar, memorial de la Shoah, resuena esta pregunta de Dios: “Adán, ¿dónde estás?”.

Esta pregunta contiene todo el dolor del Padre que ha perdido a su hijo.
El Padre conocía el riesgo de la libertad; sabía que el hijo podría perderse… pero quizás ni siquiera el Padre podía imaginar una caída como ésta, un abismo tan grande.

Ese grito: “¿Dónde estás?”, aquí, ante la tragedia inconmensurable del Holocausto, resuena como una voz que se pierde en un abismo sin fondo…
Hombre, ¿dónde estás? Ya no te reconozco.

¿Quién eres, hombre? ¿En qué te has convertido?
¿Cómo has sido capaz de este horror?
¿Qué te ha hecho caer tan bajo?
No ha sido el polvo de la tierra, del que estás hecho. El polvo de la tierra es bueno, obra de mis manos.
No ha sido el aliento de vida que soplé en tu nariz. Ese soplo viene de mí; es muy bueno (cf. Gn 2,7).

No, este abismo no puede ser sólo obra tuya, de tus manos, de tu corazón… ¿Quién te ha corrompido? ¿Quién te ha desfigurado?
¿Quién te ha contagiado la presunción de apropiarte del bien y del mal?
¿Quién te ha convencido de que eres dios? No sólo has torturado y asesinado a tus hermanos, sino que te los has ofrecido en sacrificio a ti mismo, porque te has erigido en dios.

Hoy volvemos a escuchar aquí la voz de Dios: “Adán, ¿dónde estás?”.
De la tierra se levanta un tímido gemido: Ten piedad de nosotros, Señor.
A ti, Señor Dios nuestro, la justicia; nosotros llevamos la deshonra en el rostro, la vergüenza (cf. Ba 1,15).

Se nos ha venido encima un mal como jamás sucedió bajo el cielo (cf. Ba 2,2). Señor, escucha nuestra oración, escucha nuestra súplica, sálvanos por tu misericordia. Sálvanos de esta monstruosidad.

Señor omnipotente, un alma afligida clama a ti. Escucha, Señor, ten piedad.
Hemos pecado contra ti. Tú reinas por siempre (cf. Ba 3,1-2).
Acuérdate de nosotros en tu misericordia. Danos la gracia de avergonzarnos de lo que, como hombres, hemos sido capaces de hacer, de avergonzarnos de esta máxima idolatría, de haber despreciado y destruido nuestra carne, esa carne que tú modelaste del barro, que tú vivificaste con tu aliento de vida.
¡Nunca más, Señor, nunca más!

“Adán, ¿dónde estás?”. Aquí estoy, Señor, con la vergüenza de lo que el hombre, creado a tu imagen y semejanza, ha sido capaz de hacer.
Acuérdate de nosotros en tu misericordia.

FRANCISCO



Escrito por Paco Sales Casanova Bio de  Paco Sales CasanovaEntradas escritas por Paco Sales Casanova


Poema

Sin categoría No hay comentarios »
4580 visitas

Acoger la vida como regalo,
como gratuito don,
como gracia,
como la recibe y da el agua,
que se derrama en fuentes,
arroyos, cántaras, jarras,
sin pedir nada,
y siempre, en sus labios,
la canción nostálgica y callada,
que se esconde en la risueña,
clara transparencia del agua.

José Jimenez Lozano

La_musa_del_Amanecer_1918_Alphonse_Osbert



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Interior intimo meo

Sin categoría No hay comentarios »
4637 visitas

Esta vida que empieza dentro, en el secreto del espacio interior…”

San Agustín



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Poema

Sin categoría No hay comentarios »
4688 visitas

Porque todo mi ser está en el tuyo
y siente y flota el mundo tuyo suyo.
Porque el más hondo corazón señala
tu mar y mi raíz tu tierra cala.
Porque eres Dios y yo soy hombre solo,
mi ser de rosa te pronuncia en todo”PAR405852

Emilio de Río



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


El leopardo de las nieves III

Sin categoría No hay comentarios »
4794 visitas

El secreto de las montañas es que existen, igual que yo, pero se limitan a existir, cosa que yo no hago. Las montañas no tienen significado, son significado; las montañas son. El sol es redondo. Yo vibro con la vida y las montañas vibran y, si soy capaz de oírlas, hay una vibración que compartimos. Entiendo todo esto, no con la cabeza sino con el corazón, sabiendo cuán absurdo es tratar de captar lo que no se puede expresar, sabiendo que otro día, cuando vuelva a leer esto, sólo quedarán las palabras”

Peter Matthiessen



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Platero y yo (1914-2014)

Sin categoría No hay comentarios »
4876 visitas

Platero

 Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro. 

Lo dejo suelto, y se va al prado, y acaricia tibiamente con su hocico, rozándolas apenas, las florecillas rosas, celestes y gualdas… Lo llamo dulcemente: ¿Platero? y viene a mí con un trotecillo alegre que parece que se ríe en no sé qué cascabeleo ideal…

Come cuanto le doy. Le gustan las naranjas mandarinas, las uvas moscateles, todas de ámbar; los higos morados, con su cristalina gotita de miel…

Es tierno y mimoso igual que un niño, que una niña…; pero fuerte y seco por dentro como de piedra. Cuando paso sobre él, los domingos, por las últimas callejas del pueblo, los hombres del campo, vestidos de limpio y despaciosos, se quedan mirándolo:

—Tien’ asero…

Tiene acero. Acero y plata de luna, al mismo tiempo.

vemos 034

El primer Platero que tuve, y conservo, que me prestó mi vecino en el año 1967 y que nunca le devolví.

 y  el último que me han regalado por su centenario, publicado en 1936

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo

Etiquetas:

Página 6 de 184« Primera...45678...203040...Última »