Promesa de luz y color

Sin categoría Dejar un comentario
10225 visitas

Este encuentro con el Dios de la vida es como el amanecer de cada día: una promesa de luz y color. Contemplar el ascenso lento, majestuoso, del sol en el horizonte, rasgando las lejanas nubes en un oriente de singular belleza, es una experiencia alejada del hombre de hoy; este hombre que tiene necesidad de ralentizar su vida, crecer en la experiencia de admirar, adquirir más sabiduría contemplativa.

José Alegre, Abad de Poblet

005

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo






Leave a Reply

Nano Crespo
 
A %d blogueros les gusta esto: