Proselitismo ateo

Sociedad Dejar un comentario
16431 visitas

Leo en Barrapunto , bajo la categoría ciencia, esta noticia publicada por suy:

suy nos cuenta: «La Asociación Humanista Británica impulsó el pasado octubre una campaña ateista con la que pretendían recaudar el dinero suficiente para insertar mensajes en los autobuses del Reino Unido. La frase escogida fue “Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de tu vida”, intentando dar el contrapunto escéptico a los mensajes dogmáticos y negativos que la periodista Ariane Sherine (la persona que sugirió la idea) leyó en un autobús londinense. La idea ha tenido cierta repercusión internacional (recibiendo el apoyo de, entre otros, Richard Dawkins, autor de El espejismo de Dios), y llegará a España este año, ya que la campaña del Bus Ateo hará que los primeros autobuses con el mensaje circulen por Barcelona este enero. La campaña en el Reino Unido tuvo muchísimo éxito, recaudando varias veces la cantidad inicialmente pensada en poco tiempo, y si la versión española sigue la misma suerte, se extenderá a más ciudades».

y me pregunto, ¿por qué tanto empeño en defender que Dios no existe? y se me ocurren varias respuestas muy contundentes.



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


Etiquetas: ,



11 Responses to “Proselitismo ateo”

  1. 1
    Daniel Pajuelo Vázquez Says:

    Me acaba de llegar esto al mail, el arzobispado de Barcelona responde:

    ARZOBISPADO DE BARCELONA
    Nota de prensa

    Nota del arzobispado ante una campaña publicitaria

    Ante el anuncio que algunos autobuses de Transportes Metropolitanos de Barcelona, circularan con la inscripción publicitaria: “Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y goza de la vida”, éste Arzobispado manifiesta que para los creyentes en Dios, la fe en la existencia de Dios no es motivo de preocupación, ni es tampoco un obstáculo para gozar honestamente de la vida, sino que es un sólido fundamento para vivir la vida con una actitud de solidaridad, de paz y un sentido de trascendencia.

    Barcelona, 2 de enero de 2009

  2. 2
    Bernhard Gregor Werth Walklmeier Says:

    Daniel y amigos/as deesta página:
    Soy sacerdote. Lo único que puedo decir:¿Por qué molesta tanto Dios? ¿No será que se siente su presencia e incomoda este tipo de vida tan “sin ley ni Dios” que llevan muchos. Ojo, EL se hará presente porque aún hoy busca a los hijos/as pródigos. fraternalmente P. Bernardo

  3. 3
    Francisco Zamora Says:

    Creo que en la Iglesia nos debiéramos pensar la forma en la que transmitimos la fe y nuestro seguimiento de Jesús de Nazaret. No siempre somos capaces de compartir con los otros la experiencia liberadora del seguimiento de Jesús y la alegría en su seguimiento.
    Los cristianos debiéramos anunciar cada uno de los signos que del Reino de Dios hay en nuestros días, pequeños y débiles: como un el niño envuelto en pañales del Evangelio de Lucas, pero signo inequívoco de la presencia real de Dios en nuestra Historia y desde ahí proponer y nunca imponer un camino que desde nuestra experiencia lleva a la felicidad.

  4. 4
    Sergio Says:

    Se me ocurre otra frase para los autobuses: “Probablemente el ateísmo no existe, sólo hay personas que viven si norte. Pide a Dios que encauce sus vidas” Claro que entonces, intuyo que alguien se podría sentir molesto, igual que los que creemos en Dios, de la religión que sea, nos podemos sentir molestos con esa agresión “gratuita”, aunque eso quizá sea secundario, lo primario (que no principal) es abanderar la libertad de expresión y ser más guay que nadie demostrando el propio resentimiento hacia una imagen de Dios opresor.

    Aclaro, para que nadie se sienta ofendido, que la frase que he puesto como ejemplo, no la pienso realmente, es sólo un ejemplo sarcástico de lo que podría ser un contraataque si se inicia abiertamente la guerra mediática por la conquista de la voluntad humana.

    Estos días estoy leyendo un libro sobre la manipulación en los medios de comunicación, igual más adelante pongo alguna reseña.

  5. 5
    Adrián Says:

    La verdad, la frase tiene muy mala idea y no hay que darle demasiadas vueltas. Ya es triste que esta campaña contraponga la existencia de Dios y el disfrute de la vida… Pero en el fondo, lo que late es que la manera tan distinta que tenemos de entender la felicidad. Seguro que no todos los ateos, pero sí los que promueven este tipo de anuncios, conciben sólo la felicidad de la vida de una manera que no es la única fuente de felicidad de los cristianos. Nosotros tenemos, también, cuando somos capaces de practicarla, un tipo de felicidad más plena y auténtica, y compatible con cualquier otra felicidad: dándonos al prójimo, tomando a Jesucristo como nuestro modelo. Claro que nosotros también tenemos nuestras dudas (¿no las tuvieron San Agustín, San Ignacio o la madre Teresa de Calcuta?) y, por supuesto, nuestros fallos. Pero estas angustias e imperfecciones no nos las va a resolver el ateísmo, desde luego… Y menos el mensaje de autobús, que lo que viene a decir es: “Ignore los interrogantes fundamentales de su vida. Haga lo que el avestruz, y viva sin enterarse…”.

  6. 6
    marco aquiles Says:

    Creo que eso no nos debe preocupar, ya que si mostramos enojo y tratamos de impedir que esto se divulgue les estaremos dando la ficticia razón que ellos buscan, debemos trabajar más en dar un testimonio y a través de el mostrar la existencia de nuestro Dios que todo lo puede, la oración primero y nuestros comentarios prudentes terminaran por mostrar su existencia, ya que los ataques siempre han existido y no los podemos evitar son ataques de maligno disfrazados en intereses económicos y políticos que llevan a la desesperanza y manipulación de las masas, creo que cada uno en nuestro lugar de trabajo o donde nos desempeñemos podemos dar testimonio del Dios vivo que nos da la vida y cada día le tenemos que agradecer las abundantes bendiciones que nos, da.

  7. 7
    Francesc-Marc Álvaro Says:

    El mensaje parte de un prejuicio muy rancio:
    los creyentes son gente amargada y triste

    Desde mañana y hasta el día 19, los autobuses de dos líneas de TMB llevarán publicidad a favor del ateísmo, a imitación de una iniciativa surgida en varias ciudades del Reino Unido. Los promotores de la campaña reivindican el derecho a divulgar sus posiciones como lo hacen los creyentes de las diferentes religiones y también buscan tener visibilidad social. Al margen de las simpatías y sensibilidades de cada uno, es perfectamente lícito y debe ser normal que los que no creen en Dios expongan sus ideas libremente, incluso que hagan proselitismo, emulando a su manera a los activos propagandistas de las grandes confesiones. La sociedad abierta lo es, precisamente, porque en ella ensanchamos las libertades en lugar de restringirlas. Si hacemos muchas excepciones, apelando a supuestas ofensas o al carácter intocable de ciertas figuras e instituciones, la libertad se devalúa peligrosamente.

    Si queremos vivir en una democracia fuerte y sólida, debemos estar dispuestos a aceptar este tipo de desafíos, tanto si coinciden con nuestro pensamiento como si no. Los británicos, cuya capacidad de crítica pública y debate social es envidiable, todavía pueden enseñarnos bastante al respecto. Además, contra lo que aseguran algunas voces, esta campaña sobre ruedas no abre ninguna puerta nueva ni supone la ruptura de ningún consenso. ¿Acaso no vivimos en una sociedad donde, de acuerdo con la ley y los principios del pluralismo, cada confesión se muestra públicamente cuando y como le conviene? La religión no forma parte sólo de la esfera privada, tiene una dimensión social y política que sería absurdo negar. Los anuncios en los buses de Barcelona no promueven el conflicto religioso, del mismo modo que no lo hacen las procesiones de Semana Santa o el Ramadán. Los que creen están en la calle y, por tanto, también pueden estar ahí los que no lo hacen. Las reglas de juego de nuestra sociedad son estas y sólo debemos temer a los fanáticos de cualquier lado. Tan impresentable sería prohibir a los ateos su campaña del bus como impedir, en nombre de un laicismo obtuso, que las escuelas públicas celebren la Navidad, hecho cultural que trasciende lo puramente religioso.
    Más allá de la cuestión de fondo, no comprendo la segunda frase del anuncio. El mensaje (“Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y goza de la vida”) parte de un prejuicio muy rancio: los creyentes son gente amargada y triste. Tiene razón el arzobispado de Barcelona cuando puntualiza la inexactitud de este extremo. Como usted, amigo lector, conozco a creyentes y ateos muy animados, así como a creyentes y ateos preocupados e incapaces de gozar – por decirlo al estilo clásico-ni del mundo, ni del demonio ni de la carne. La frase es tan tonta como decir que “todos los gordos son simpáticos”.

    Francesc-Marc Álvaro
    La Vanguardia 04/01/2009

  8. 8
    Daniel Pajuelo Vázquez Says:

    Estoy de acuerdo en que hacer contracampañas sería entrar en un juego estúpido. “A palabras necias oídos sordos”.
    Si tuviera que responder al que ideó la campaña le respondería con:
    “Yo también soy ateo (Benedicto XVI)
    –ateo de ese dios que oprime al hombre–“

  9. 9
    Nova Bella » Blog Archive » Dios probablemente no existe. Comienza a vivir intranquilo Says:

    […] 3 de enero comentábamos en esta entrada, proselitismo ateo, la campaña del ‘bus ateo‘ que se ha lanzado en Barcelona. Comparto una reflexión […]

  10. 10
    Juan Says:

    Todo este montaje me parece ridículo e incongruente. Se puede ser creyente, se puede ser agnóstico, pero no se puede ser ateo sin negar la propia existencia…O estamos aquí o no estamos..¿Existe el mundo tal y como lo entendemos o no?…Si la materia ni se crea ni se destruye, solo se transforma.¿De dónde sale la materia primigenia?
    Vale que todo esto son las típicas preguntas, ¿de dónde vengo, a dónde voy, quién soy…). Pero si somos capaces de plantearlo es que estamos aquí..¿no?.
    Pues eso…

  11. 11
    Probablemente nos están engañando, no dejes de preocuparte Says:

    […] por Juan Antonio Estrada En Nova Bella Dios probablemente no existe. Comienza a vivir intranquilo y Proselitismo ateo Entradas relacionadas:Dios probablemente no existe. Comienza a vivir intranquiloProselitismo […]

Leave a Reply

Daniel Pajuelo Vázquez
 
A %d blogueros les gusta esto: