Si Dios es bueno, ¿por qué permite el mal?

Cristianismo Dejar un comentario
36800 visitas

Si Dios existe y es bueno, si él nos ha creado, ¿por qué existe el mal, el dolor y el sufrimiento? ¿por qué lo permite?


…vídeo visto en catinfor(gracias Antonio)

Dios no nos hace el mal; ello iría contra la esencia de Dios, que no quiere el mal. Pero la consecuencia interior del pecado es que sentiré un día las consecuencias inherentes al mal mismo. No es Dios quien nos impone algún mal para curarnos, pero Dios me deja, por así decirlo, a la lógica de mi acción y, dejado a esta lógica de mi acción, soy ya castigado por la esencia de mi mal. En mi mal está implicado también el castigo mismo; no viene del corazón, viene de la lógica de mi acción, y así puedo entender que he estado en oposición con mi verdad, y estando en oposición con mi verdad estoy en oposición con Dios, y debo ver que la oposición con Dios es siempre autodestructiva, no porque Dios me destruya, sino porque el pecado destruye.

extracto de una entrevista al cardenal Ratzinger tras los atentados del 11S



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


Etiquetas: , , , , , , , , , ,



15 Responses to “Si Dios es bueno, ¿por qué permite el mal?”

  1. 1
    Tweets that mention Si Dios es bueno, ¿por qué permite el mal? -- Topsy.com Says:

    […] This post was mentioned on Twitter by smdani, Nova Bella. Nova Bella said: > : Si Dios es bueno, ¿por qué permite el mal? http://www.novabella.org/si-dios-es-bueno-%c2%bfpor-que-permite-el-mal/ […]

  2. 2
    begoña Says:

    Clara explicacion y muy ágil. Me ha gustado Dani, somos responsables del uso de nuestra libertad, y de las consecuencias de nuestro uso de esa libertad..

  3. 3
    Martuky Says:

    Muy bueno Dani!! y muy gráfico el vídeo…

  4. 4
    César Says:

    ¡Genial!

  5. 5
    Enrique Casanueva Pérez-Llantada Says:

    ¡Espectacular!

  6. 6
    Por sus llagas habéis sido curados Says:

    […] que me hacía caer en la cuenta de cómo vivimos el sufrimiento y la recordaba aún más al leer la entrada de Dani a cerca de porqué Dios permite el sufrimiento en el mundo Precisamente hoy viernes, día 11 de […]

  7. 7
    Adrián Mazarío Says:

    Excelente entrada, Dani. Y brillante el nivel de la respuesta de nuestro actual Papa en la entrevista, como de costumbre…

  8. 8
    JaviSM Says:

    ¿Y el dolor y sufrimiento que no depende del pecado del hombre? Porque culpa nuestra es, desde luego, el hambre en el mundo, los asesinatos, las desigualdades… hasta ahí la presentación nos vale. Pero ¿Y el casi millón de personas que murieron con el tsunami? ¿Y los que mueren en terremotos y desastres naturales? Ahí es donde yo no encuentro respuesta.
    Vale que es verdad que con más recursos habrían muerto menos con el tsunami. Bueno, pues pensemos en los desastres naturales de hace 200 años (que los había), esos muertos y ese sufrimiento, del cual no eran responsables.
    Creo que la duda sobre el mal sigue abierta. Y que nunca la podremos cerrar.
    Me encanta el final de la presentación: No estamos solos, Dios sufre con nosotros. Es un consuelo. Pero puede que se deba a que, finalmente, ni tan siquiera Dios nos puede responder a esa pregunta.

  9. 9
    Daniel Pajuelo Vázquez Says:

    Hola Javi,
    tienes toda la razón. El vídeo tan sólo aborda un tipo de mal, el moral, el que provocamos con nuestra libertad. Y ¿qué hay del otro, del natural, del que nadie desea?. La misma muerte por la que todos tenemos que pasar forma parte de este mal.
    Yo sí que creo que Dios tiene una respuesta, la resurrección. Cristo no rehuyó el sufrimiento, él mismo siendo Dios compartió nuestro destino, fue aplastado por el mal moral y el natural sin remedio. En medio de toda esta tiniebla un centurión reconoció en su forma de morir la presencia de Dios. Ya había esperanza antes de la última palabra de Dios, antes de la resurrección.

    Creo que cuando hablamos de la salvación que Cristo nos trajo en la cruz no debemos entender una especie de extirpación del mal, o un intercambio en el que Cristo se deja matar para que podamos ser perdonados por Dios. Lo primero es falso porque nunca sucedió, lo segundo es una atrocidad teológica, es insultar la imagen del verdadero Dios llamándole sanguinario.
    La cruz es salvación porque el que muere en ella es el mismo Dios, no un hombre cualquiera. Dios mismo ha hecho del mal un lugar habitado por él, lo cual es buena noticia para todos los hombres y mujeres que sufren aplastados por la sinrazón la catástrofe y la opresión. Dios no les ha abandonado. Es más, la última palabra la tendrá Él, la resurrección de Cristo es la justicia de Dios que no abandona a sus hijos. Si morimos con él, resucitaremos con él.

    Me parece que Dios sí tiene una respuesta, aunque para nosotros es tremendamente desconcertante.

  10. 10
    Juan Serra Says:

    Saltando de sitio en sitio me encuentro esta joya de video. Una presentación chulísima.
    Dani, tu comentario anterior me resulta muy iluminador. Gracias

  11. 11
    Daniel Pajuelo Vázquez Says:

    Oh Juan! Es un placer tenerte por Nova Bella. Me alegra que mi comentario te sirva. A veces en NB pasa esto, se crea una sinergia entre la entrada y los comentarios y se encienden luces.
    Un abrazo

  12. 12
    Alex Says:

    ¿Existe el mal porque sentimos? ¿Existiría el mal si no sintiésemos?

  13. 13
    Vídeo: Dios y el problema del mal | Aula de Reli Says:

    […] éste "toca" la propia vida. El siguiente vídeo que descubrí en Nova Bella aborda esta compleja realidad de un modo muy didáctico. Está en inglés, pero […]

  14. 14
    Guillermo Rodríguez Blasco Says:

    Estoy con Javi en que no tenemos respuestas a esa pregunta. La naturaleza, los terremotos, los tsunamis, causan dolor y muerte. En el reino animal, la regla es que el fuerte destruye al débil, que para sobrevivir hay que matar. No sé si eso cuestiona la “creación perfecta”. Desde nuestro punto de vista, desde la tradición con la que contamos, esas acciones podrían considerarse “malas”. En algo ha contribuido el cristianismo y algunas corrientes ideológicas al respeto entre los seres humanos, al intento de poner al ser humano en el centro, para superar los egoismos. El respeto a la pluralidad de pensamiento, a la libertad de conciencia y de concepción de la sociedad hace que unas u otras doctrinas adolezcan de unanimidad, que determinadas cuestiones estén en discusión. Pero el esfuerzo de razonar, de debatir, de buscar consensos, de establecer unas normas comunes que nos sirvan a todos para vivir con arreglo a lo que creemos, debe estar en las prioridades, debe ser el motor de cambio, de búsqueda de la paz y de la justicia. Pero eso no quita para qué nos preguntemos por la presencia del dolor, de la muerte, del sufrimiento, de las enfermedades. El doctor Rieux (creo recordar) de “La peste” de Camus sigue cuestionando el por qué de la muerte de los niños, de su sufrimiento y de su dolor. Sí, se han esbozado respuestas. La resurrección es una, para los creyentes, y tiene sin duda mucha fuerza. Pretende dar un sentido al dolor. Desde otros puntos de vista, no hay tal respuesta, más allá del azar, de la materialidad del mundo, de las explicaciones científicas acerca de los fenómenos naturales, del funcionamiento del cuerpo humano… Pero el sufrimiento de un niño nos sigue cuestionando. Inevitablemente. También hay que asumir, con naturalidad, que no a todo podemos dar respuesta, sin que ello nos impida dejar de buscar, de preguntar, de hablar, de debatir….. Un abrazo fuerte y, como siempre, gracias por el debate. Guillermo.

  15. 15
    Guillermo Rodríguez Blasco Says:

    Quizá la respuesta última sea que hay que aprender a vivir asumiendo las dudas y las limitaciones. Sin más. E intantar poner nuestro granito de arena en paliar todo el dolor que se pueda. Acompañar, compartir… con quien sufre.

Leave a Reply

Daniel Pajuelo Vázquez
 
A %d blogueros les gusta esto: