¿Un Dios sádico? ¿Un Dios chapucero? ¿Cómo vemos a Dios? Ponencias de Pagola y Gelabert

Cristianismo 1 Comentario »
51823 visitas

Una amiga me ha recomendado la siguiente entrevista para compartirla en Nova Bella.

Se trata de una ponencia de José Antonio Pagola en la VII Asamblea de predicación organizada por los Dominicos el pasado 2 de junio.

El tema y el desarrollo no me viene de nuevo, pero siempre me gusta recordarlo y que se oiga, porque a veces me da la sensación de que sí es nuevo para mucha gente.
Se trata de si Dios desea el sufrimiento del hombre.

¿Un Dios sádico? La expiación vicaria. José Antonio Pagola

La asamblea comienza sentando las bases del problema del mal, con la ponencia del fraile dominico Martín Gelabert, de quien he recibido clases, precisamente sobre estos temas entre otros, en la facultad de teología de los Dominicos durante este curso y el curso pasado y puedo decir que me gusta especialmente su forma de enfocar todos estos temas.

¿Un Dios chapucero? A vueltas con el problema del mal. Martín Gelabert, OP

Ambas ponencias me parecen muy interesantes para refrescar la idea que tenemos de Dios y de la religión.



Escrito por Sergio Miguel Martín Bio de  Sergio Miguel MartínEntradas escritas por Sergio Miguel Martín

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Dioses humanos: dinero, prestigio, sexo, fanatismo, ideologías, adicciones, violencia y la misma razón cuando se cree autosuficiente y prescinde de la fe

Arte, Cristianismo, Meditación No hay comentarios »
89827 visitas

Yo soy ateo, ateo de esos dioses que oprimen al ser humano y lo empequeñecen reduciéndolo a la esclavitud. Los conoces bien: dinero, prestigio, sexo, fanatismo, ideologías, adicciones, violencia y la misma razón cuando se cree autosuficiente y prescinde de la fe.

Por eso llego aquí con este rap, es mi turno de despertar mentes y abrir corazones.

Sólo hay un único Dios, es el origen, meta, a su imagen nos creó. Libertad nos dio para llegar a amar. Pero nos perdimos y olvidamos el camino para volver a Él. Por eso en el final de los tiempos envió a su Hijo para liberarnos de la esclavitud, ofrecernos su perdón, compartir nuestros sufrimientos conduciéndonos hacia la vida plena.

¡Escúchame! Es el Señor y murió por ti, en la cruz nos dio a su madre y ahora te toca a ti: nacer de nuevo por el bautismo, del vientre de su madre llegar a ser como otro Cristo.

Descargar discografía smdani



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Confiaré, aunque morir sea mi vida, aunque el amor consuma mis días, confiaré.

Cristianismo, marianistas, Oración, Testimonio de vida 1 Comentario »
31379 visitas

20120323-222805.jpg

Confiaré, aunque morir sea mi vida, aunque el amor consuma mis días, confiaré.



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez

Etiquetas: , , , , ,

Alegría en el túnel del dolor

Cristianismo, Meditación, Testimonio de vida 12 Comentarios »
40975 visitas

Como ya es habitual esta mañana me levantaba con dolor de cabeza, el mismo que me acompañó ayer noche al acostarme. Sentado durante la misa agudos pinchazos y calambres martilleaban mi espalda, con dificultad leía el texto de la homilía que yo mismo había escrito, pues mis ojos todavía no acaban de enfocar bien. Desde que me atropelló aquel coche el 17 de noviembre cada mañana me despierto a mis dolores, y el día transcurre como por un oscuro túnel por el que avanzo con paciencia y fe, acompañado del cariño de tantos que se preocupan y rezan por mí. Por este túnel avanzan también muchas personas queridas, por este túnel también caminó el Señor Jesús. El dolor continuo es como una taladradora que lentamente va rompiendo todos tus cimientos, e incluso puede llegar a hacerte desesperar, cuando así ocurre aprieto fuertemente el rosario, el mismo que llevaba entre mis dedos el día del incidente. Pienso en cuánto ha sufrido el Señor por nosotros, y en el dolor tan grande que gente muy cercana padece, les tengo muy presentes y pido por ellos. Hoy era una mañana como las últimas ciento once mañanas de mi vida, por eso nada me hacía presentir que al llegar la tarde, saliendo de la universidad, rompería a llorar como un niño, pero no de dolor si no de alegría. Hoy por primera vez al terminar las clases y disponerme a salir del aula he tomado conciencia de algo insólito, no me dolía la espalda, no me dolía la cabeza. Es la primera vez en más de tres meses que así me ocurre. Entonces se me han abierto los ojos y he visto el sol del atardecer bañando la clase, el crucifijo sobre la pizarra, el rostro feliz de mis compañeros. Al salir de la universidad y mirar el cielo azul se me han saltado las lágrimas, se ha renovado en mi corazón la certeza de que el Señor no me ha abandonado y trabaja en mí y en cuantos sufren apoyados en la fe.Aunque sé que pronto volveré al túnel del dolor he gustado la verdad de mi existencia, la de un cuerpo sano y un alma reconciliada en Cristo.


Volveré mañana al dolor de cabeza, a no poder pensar con claridad, a no encontrar una postura en la que no me duela la espalda, a renunciar a pequeños objetivos del día, a rezar con la repetición, a pedir ayuda para levantar un peso, a soñar que vuelvo a correr y subir una montaña… volveré al túnel del dolor con tantos otros seres queridos, agarrado a la cruz de Cristo sabiendo que la Victoria final es suya y de aquellos que viven unidos a él por la fe.

Por las horas de luz que hoy me has regalado Señor, por las lágrimas de alegría con que me has colmado, te doy gracias Señor.



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez

Etiquetas: , , , , ,

Sta Teresa 18 – ¿Tontos o humildes?

Cristianismo, Meditación 1 Comentario »
43661 visitas

Es de gran humildad verse condenar no teniendo culpa

Santa Teresa de Ávila C 22, 1


Escrito por Sergio Miguel Martín Bio de  Sergio Miguel MartínEntradas escritas por Sergio Miguel Martín

Etiquetas: , , , ,

Jesús, el consagrado, la fuente que inspira nuestra entrega

Cristianismo, Meditación 7 Comentarios »
28931 visitas

Isaías 53
El antiguo testamento anunciaba con impresionante claridad el camino que Dios iba a utilizar para salvarnos. Quien ha conocido la Pasión del Señor entiende todo el significado que se revela en esta parte de las Sagradas Escrituras.
En este pasaje, el siervo de Dios es un «objeto de desprecio», que atrae como un imán toda la malicia de los demás para transformarla en sufrimiento. Pero he aquí que este hombre aparentemente rechazado es de hecho el enviado de Dios, alguien que realiza en la tierra el designio divino de salvación. Si «el Señor no impidió que el sufrimiento lo triturara», es para exaltarlo a la vista de todos, para que todos vean en él la imagen de lo que Dios es: el que reconcilia consigo a quienes lo rechazan cargando con las consecuencias de sus infidelidades.



Cristo pobre, despojado de sí mismo,
Cristo casto, entregado en alma y cuerpo,
Cristo obediente hasta dar la vida, hasta la muerte, y una muerte de cruz.

“Tú Señor eres la fuente e inspiración de todos los que nos hemos consagrado a ti”



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez

Etiquetas: , , , , , , ,