Sta Teresa 1 – Jaque mate a Jesús

Cristianismo, Meditación 2 Comentarios »
39500 visitas

La vida espiritual es como el ajedrez: para dar jaque mate a Jesús necesitamos la Dama o Reina que es la humildad: es la que más guerra le puede dar en este juego. No hay dama que así le haga rendir como la humildad.

Santa Teresa de Ávila C 24,2


Escrito por Sergio Miguel Martín Bio de  Sergio Miguel MartínEntradas escritas por Sergio Miguel Martín

Etiquetas: , , , ,

¡Gracias!

Cristianismo, Meditación, Oración, Testimonio de vida 2 Comentarios »
60921 visitas

 “Hoy puedo. Me he levantado y sé que puedo.

 Puedo decir que sí y no puedo decir que no.

 Por que estoy contigo.

 No, no valen ya los “podría”.

 Sí, es mi opción de decirle que “sí” a la Vida.

 Con sus luces… pero también con sus sombras.

 Puedo.

 Y mientras pueda, todo es posible, por que todo es posibilidad.

 Puedo.

 Y puedo por que tu antes pudiste: ¡GRACIAS!”

                                                                                                                   Vicente Sm.



Escrito por Vicente Sm Bio de  Vicente SmEntradas escritas por Vicente Sm

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

“Los hombres no son islas”

Cristianismo, Justicia, Paz e Integridad de la Creación, Meditación, Oración, Sociedad, Testimonio de vida No hay comentarios »
86586 visitas

“Todo hombre es un pedazo de mí mismo, porque yo soy parte y miembro de la humanidad. Todo cristiano es parte de mi cuerpo, porque somos miembros de Cristo. Lo que hago, para ellos y con ellos y por ellos lo hago también. Lo que hacen, en mí y por mí y para mí lo hacen. Con todo, cada uno de nosotros permanece responsable de su participación en la vida de todo el cuerpo.

La caridad no puede ser lo que se pretende que sea, si yo no comprendo que mi vida representa mi participación en la vida de un organismo totalmente sobrenatural al que pertenezco. Unicamente cuando esta verdad ocupa el primer sitio, encajan las otras doctrinas en su contexto adecuado.

La soledad, la humildad, la negación a uno mismo, la acción y la contemplación, los sacramentos, la vida monástica, la familia, la guerra y la paz: Nada de esto tiene sentido sino en relación con la realidad central que es el amor de Dios viviendo y actuando en aquellos a quienes Él ha incorporado en Su Cristo. Nada, absolutamente nada tiene sentido, si no admitimos, con John Donne, que “los hombres no son islas, independientes entre sí; todo hombre es un pedazo del continente, una parte del todo“.

Thomas Merton (extracto de “Los hombres no son islas”)




Escrito por Vicente Sm Bio de  Vicente SmEntradas escritas por Vicente Sm

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Plan de Dios

Cristianismo, Meditación 2 Comentarios »
24113 visitas

Está muy extendida la creencia de que el plan de Dios es una especie de rígida idea que Él tiene de cómo debe ser nuestra vida, y de que nuestra felicidad depende de nuestra correcta adecuación a ese plan. Pero creer esto de Dios es no querer reconocer que la libertad es el más grande regalo con el que nos ha dotado junto con el poder de ser co-creadores con Él. Nuestra vida, nuestra historia, la llegada de su Reino está en gran medida en nuestras manos. Obedecer a Dios no es asentir a un Plan preestablecido desde antiguo, es ejercer nuestra libertad de la forma más plena que se puede, eligiendo siempre la mejor de las opciones, y ésta se descubre teniendo al Señor Jesús por meta e inspiración de todos nuestros deseos y acciones.



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez

Etiquetas: , , , ,

Encuentro de Jesús con el niño

Cristianismo, Meditación No hay comentarios »
33939 visitas

Encuentro de Jesús con el niño

Mc 9, 33-37

Los discípulos discutían por el camino cuál de ellos era el más grande. Tras entrar en la casa Jesús les preguntó de que hablaban y ellos lo ocultaron. Jesús hablo bien claro en esta ocasión: “El que quiera ser de vosotros primero debe hacerse el último y servidor de todos”. Después tomó a un niño, lo puso en medio y dijo que quien acoge a un niño le acoge a él mismo. Por si no les había quedado claro Jesús insistió con este signo, el más grande es el que tiene tantas carencias que lo espera todo, lo recibe todo y no se confiere ningún status arrogante.

¡A cuántos seguidores de Jesús les gustaría arrancar esta página del evangelio! Ni los alzacuellos, ni las mitras, ni la oratoria más sabia, ni los palacios, ni ningún éxito puede conferirnos tal dignidad, la de ser presencia viva de Jesús. Sólo aquel que es como un niño puede participar del Reinado de Dios.

Señor, que busque servir y no ser servido, entregarme con generosidad a mis hermanos, en especial a los más desvalidos.

Daniel Pajuelo Vázquez, sm
Vía: Novabella.org



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez

Etiquetas: , , , , ,

Encuentro de Jesús con la siriofenicia

Cristianismo, Meditación 1 Comentario »
34023 visitas

Encuentro de Jesús con el niño

Marcos 7, 24-30
Jesús y la madre sirofenicia

Jesús y la madre sirofenicia

Una mujer pagana, de una región enemiga al pueblo judío se entera de que Jesús está alojado cerca. Acude a pedirle algo, no para ella, si no para su hija, está poseída por un demonio y nada puede curarla. La madre tiene fe en Jesús, fe ciega.
Jesús es judío y tiene clara conciencia de que su Padre le ha enviado al pueblo de las promesas, al pueblo de Israel. Utilizando el despectivo calificativo que utilizaban sus contemporáneos para con los paganos llama a la mujer ‘perro’, no digna de recibir el don de Dios. Ella no se amedrenta y suplica las migajas de su amor.
La fe y la insistencia de esta mujer desarmaron a Jesús, arrancándole el milagro que curó a su hija. Jesús mismo se ve interpelado por el ‘diferente’, el que no entra en los esquemas propios, por muy santos que sean estos esquemas.

Estamos rodeados de ‘diferentes’: musulmanes, africanos, gitanos, mendigos, gente de otra ideología política, no creyentes, anticlericales… ¿Cómo me sitúo ante el ‘diferente’?

Señor, concédeme la gracia de reconocerte en el que no es ni piensa como yo. Que no me atreva a encasillarte en mis propios esquemas de lo que Tú eres y quieres.



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez

Etiquetas: , , , , ,

Encuentro de Jesús con Juan el Bautista

Cristianismo, Meditación No hay comentarios »
30862 visitas

Encuentro con Jesús - Meet Jesus
Mateo 3, 1-7

Juan bautista que era de casta sacerdotal, renunció a su vida como sacerdote de aldea y marchó al desierto. Intuía la llegada de un tiempo nuevo y consagró su vida a preparar la llegada de este tiempo. Se convirtió en aguijón molesto para los jefes religiosos y los poderes de su época, tanto que fue asesinado injustamente. Su predicación era clara: llega el Mesías, Dios va a juzgar implacablemente, sólo aquellos que se conviertan se salvarán. Los signos que le acompañaban eran una vida ascética y el bautismo de conversión.

Jesús se sintió atraído por Juan y se acercó a él pasando por uno de tantos. Jesús recibió ese bautismo, pero para él no tenía el mismo significado que para los pecadores. El bautismo de Jesús fue la revelación de su divinidad a la humanidad. A partir de aquí comenzó su predicación y vida pública. Para Jesús, el encuentro con Juan, fue una revelación sobre su misión.

La vida de Jesús tiene ciertas similitudes con la de Juan: son predicadores que anuncian el Reinado de Dios, tienen discípulos, bautizan. Pero en las diferencias que hay entre ellos se descubre la singularidad de la persona de Jesús:
– Jesús es un predicador itinerante, sin lugar establecido, vive de la caridad de las personas.
– Jesús va al encuentro de las personas, entra en aldeas y ciudades, no está en las afueras esperando a que acudan.
– Jesús no pide el bautismo si no la adhesión a su persona.
– Se mezcla entre la gente, come con pecadores, vive con y como sus contemporáneos.
– No le obsesiona el cumplimiento de la Ley si no que la sitúa en su lugar iluminada por el Amor de Dios.
– Él no ha venido a juzgar si no a salvar, trae el perdón de los pecados, la sanación integral de la persona. Aunque el juicio está ahí y Jesús no evita hablar de el, la misericordia se ríe del juicio. Así la condenación es haber conocido al Salvador y haberle negado.
Jesus bautizado por Juan el bautista

Concédeme Señor la gracia de conocer más íntimamente a tu hijo, de reconocerle presente y vivo entre nosotros, en la cola de los pecadores.

Daniel Pajuelo Vázquez, sm
Vía: Novabella.org



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez

Etiquetas: , , , , , ,

Jesús no es una máquina expendedora

Cristianismo 4 Comentarios »
34395 visitas

Eso lo sabemos, Jesús no es un máquina expendedora de salud, dinero, alegría… aún así queremos utilizarlo como si fuera tal. La oración para el bien común se ha convertido en la oración para el comercio. Y cuando Dios no nos escucha nos enfadamos.
Por favor, escúchate rezar, ¡Dios lo hace!



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez

Etiquetas: , , ,

La salvación es ya visible

Arte, Cristianismo, Oración 3 Comentarios »
36979 visitas

¿Has visto la salvación?
Ahora, Señor, según tu promesa
puedes dejar a tu siervo irse en paz;
porque mis ojos han visto a tu Salvador,
a quien has presentado ante todos los pueblos:
luz para anunciar a las naciones,
y gloria de tu pueblo, Israel


Escrito por Sergio Miguel Martín Bio de  Sergio Miguel MartínEntradas escritas por Sergio Miguel Martín

Etiquetas: , , , , , ,

Jesús nace, invítalo a llenar tu corazón

Arte, Cristianismo, Meditación 2 Comentarios »
20886 visitas



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez

Etiquetas: ,

Señor, perdóname

Cristianismo, Meditación 31 Comentarios »
43832 visitas

Conozco tu conducta; tienes nombre como de quien vive, pero estás muerto. Ponte en vela, reanima lo que te queda y está a punto de morir. Pues no he encontrado tus obras llenas a los ojos de mi Dios. Acuérdate, por tanto, de cómo recibiste y oíste mi Palabra: guárdala y arrepiéntete. Porque, si no estás en vela, vendré como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.

Ap 3, 1-3



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Deseo morir

Cristianismo, Meditación 1 Comentario »
28202 visitas

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿La tribulación?, ¿la angustia?, ¿la persecución?, ¿el hambre?, ¿la desnudez?, ¿los peligros?, ¿la espada?, como dice la Escritura: Por tu causa somos muertos todo el día; tratados como ovejas destinadas al matadero. Pero en todo esto salimos vencedores gracias a aquel que nos amó. Pues estoy seguro de que ni la muerte ni la vida ni los ángeles ni los principados ni lo presente ni lo futuro ni las potestades ni la altura ni la profundidad ni otra criatura alguna podrá separarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús Señor nuestro.

Rom 8, 35-37



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez

Etiquetas: , , , , , ,

Página 4 de 512345