Perder para ganar. Examen de Amor

Arte, Cristianismo, Educación, Justicia, Paz e Integridad de la Creación, Meditación No hay comentarios »
45296 visitas

Es ya una historia muy traída, renunciar a algo bueno inmediato, a mis proyectos y deseos, por alcanzar un bien mayor que quizá no repercuta directamente en mi pero sí en el mundo en el que vivo. Porque no vivimos solos y porque toda vida es más valiosa que mis propios proyectos y deseos. Eso es dar la vida por los demás, perder para ganar.

«Al atardecer de la vida, nos examinarán del amor»

San Juan de la Cruz


Escrito por Sergio Miguel Martín Bio de  Sergio Miguel MartínEntradas escritas por Sergio Miguel Martín

Etiquetas: , , , , , , , ,

1 de Noviembre, día de todos los santos.

Cristianismo, Justicia, Paz e Integridad de la Creación, Meditación, Oración, Testimonio de vida No hay comentarios »
27592 visitas

En la Eucaristía de esta mañana, Felix Erdocia Sm, nos ha propuesto rezar con esta preciosa poesía de la chilena Gabriela Mistral. Unas palabras de ánimo para todos los que seguimos construyendo el Reino de Dios y de la misma forma que lo hicieron nuestros antecesores, los santos. Muchos de ellos/as conocidos, con vidas y obras magníficas; ahora bien, también hubo muchisímo “santo anónimo” a los que la Iglesia quiere tener también presente en el día de hoy. Creo de verdad que todos coocemos alguno: una tía, un primo, una amiga, un abuelo… que por “h ó por b” han pasado a formar parte de ese otro Mundo en el que ya y por fin, han podido encontrarse con Aquel al que en vida pudieron hacer presente en su Amor.

Como bien nos decía Felix esta mañana, el Mundo necesita más que nunca de santos y santas que hagan posible y sobre todo “visible”, ese Amor que únicamente puede proceder de Dios.  Él es nuestra salvación. Que estas bellas palabras de Gabriela Mistral nos ayuden a construir “desde abajo” un Mundo mejor, ese Reino justo (que es ya realidad allá en el Cielo)  y en el que todos y todas nos podamos sentir bienaventurados. En ello estamos.

Toda la naturaleza es un anhelo de servicio.
Sirve la nube, sirve el aire, sirve el surco.
Donde haya un árbol que plantar, plántalo;
donde haya un error que enmendar, enmiéndalo;
o un esfuerzo que todos esquiven, acéptalo.
Sé el que aparte la molesta piedra del camino;
sé el que aparte el odio entre los hombres
y sé el que resuelva las dificultades del problema.
Existe la alegría de ser sano y la de ser justo;
pero, por sobre todo la inmensa alegría de servir.
Que triste sería el mundo si todo estuviera hecho,
si no hubiera una rosa que plantar,
una empresa que emprender
Que no te llamen solamente los trabajos fáciles.
¡Es tan bello hacer lo que otros rehusan!
Pero no caigas en el error de que sólo
se hacen méritos con lo grande;
hay pequeños servicios que son buenos servicios:
adornar una mesa, ordenar unos libros,
peinar a una niña…
Uno es el que critica,
otro, el que destruye: ¡sé tú el que sirve!
El servir no es tarea de seres inferiores.
Dios, que da el fruto y la luz, sirvió.
Pudiera también llamársele así: ¡El que sirve!
Él es el que tiene sus ojos fijos en nuestras manos
y nos pregunta cada día: ¿Serviste hoy?
¿A quién? ¿Al árbol, a tu amigo, a tu madre?
                                                                                           Gabriela Mistral

 



Escrito por Vicente Sm Bio de  Vicente SmEntradas escritas por Vicente Sm

Etiquetas: , , , ,

Escultismo y Reino.

Educación, Justicia, Paz e Integridad de la Creación, Testimonio de vida 3 Comentarios »
27512 visitas

Son muchas (y muy buenas) las cosas que nos aporta el Escultismo. A mi personalmente me ha ayudado a ser persona (mejor no lo sé, pero bueno como mínimo más persona), me ha regalado a los que ahora siguen siendo mis amigos, capacidad de reflexión, generosidad, entrega, compromiso. Y por supuesto, me ha ayudado a discernir acerca de cuál podía ser la vocación que más feliz me podía llegar hacer. Hoy doy GRACIAS a Dios, por todos esos religiosos y seglares que me ayudaron a descubrirlo.

Realmente creo que el ser Scout me ha hecho ser consciente de que otro Mundo es posible, que entre todos podemos construirlo, y de que efectivamente y con el servicio al que nos necesita, la Palabra se hace carne. Y es que así es mucho más fácil el poder llegar a comprenderlo todo. La fe que profesamos se materializa y toma forma cuando en la experiencia es Jesús mismo quién se nos presenta. De verdad creo que otro Mundo mejor es posible y ese es Su Reino. Si hoy me siento feliz es por que en los Scouts se me ayudó a serlo.

Hoy brota en mí un sentimiento de verdadero agradecimiento hacia sir Robert Baden Powell. Sin su persona, mensaje y Movimiento, es muy probable que yo no estaría aquí dónde ahora estoy. De ahí mi agradecimiento entero hacia él. También hacia los Marianistas, que hace 50 años apostaron por abrir un grupo scout en el Colegio del Pilar de Valencia. Un grupo y que a lo largo de todo este tiempo ha regalado mucha vida y ayudado a ser feliz a muchos niños y jóvenes. Yo soy uno de ellos y hoy más que nunca, me siento muy orgulloso de ser Scout.  Ojala Jesús siga siendo Luz en nuestro camino, que ÉL llegue a ser ese primer Scout al que nos queremos parecer, que no se nos olviden sus Bienaventuranzas, y que entre todos lleguemos a construir Su Reino. Ese seguro que será el Mundo mejor al que se refería Sir Robert Baden Powell. 

Ya para concluir, os dejo el último mensaje que a modo de testamento Baden Powell nos regaló. Creo de verdad, que éste puede aportarnos un poco de luz tanto a los que somos Scouts como a los que no. Ahí va:

_________________________________________________________________________

Queridos scouts:

Si habéis visto alguna vez la obra Peter Pan recordaréis cómo el jefe de los piratas siempre estaba pronunciando su discurso de despedida por temor de que cuando le llegara su hora no tuviera ya tiempo de compartirlo. Algo así me sucede a mí, y, aún cuando no me estoy muriendo en este momento, lo haré uno de estos días y quiero mandaros un mensaje de despedida. Recordad, esto es lo último que oiréis de mí, por tanto meditadlo.

He tenido una vida muy dichosa, y quiero que cada uno de vosotros la tenga también.

Creo que Dios nos puso en este mundo maravilloso para que fuéramos felices y disfrutáramos de la vida. La felicidad no procede de ser rico, ni siquiera del éxito en la propia carrera, ni de concederse uno todos los gustos. Un paso hacia la felicidad es hacerse sano y fuerte cuando niño, para poder ser útil y así gozar de la vida cuando se es un hombre.

El estudio de la naturaleza os mostrará cómo Dios ha llenado el mundo de belleza y de cosas maravillosas para que las disfrutéis. Contentaos con lo que os haya tocado y sacad el mejor partido de ello. Mirad el lado alegre de las cosas en vez del lado triste.

Pero el camino verdadero para conseguir la felicidad pasa por hacer felices a los demás. Intentad dejar este mundo un poco mejor de como os lo encontrasteis y, cuando os llegue la hora de morir, podréis morir felices sintiendo que de ningún modo habréis perdido vuestro tiempo sino que habréis hecho todo lo posible. Así, estad “Siempre Listos” para vivir felices y morir felices: aferraos siempre a vuestra promesa Scout, aún cuando hayáis dejado de ser muchachos, y que Dios os ayude a hacerlo así.



Escrito por Vicente Sm Bio de  Vicente SmEntradas escritas por Vicente Sm

Etiquetas: , , , , ,

Las bienaventuranzas no son ningún programa de vida

Cristianismo, Justicia, Paz e Integridad de la Creación, Meditación 2 Comentarios »
26205 visitas

Viendo la muchedumbre, subió al monte, se sentó, y sus discípulos se le acercaron. Y, tomando la palabra, les enseñaba diciendo: “Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán en herencia la tierra. Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos serán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados seréis cuando os injurien y os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos; pues de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a vosotros.

Mt 5,1-12

Una mala comprensión de las bienaventuranzas ha hecho que muchos predicadores las presenten como un programa de vida, dando a entender que la pobreza, el sufrimiento, la persecución… son cosas buenas. Para ello han espiritualizado los términos, haciendo un flaco favor a los pobres y a los que sufren, al evangelio, a Dios. Nada más lejos de la intención de los evangelistas, nada más lejos del mensaje de Jesús.

La pobreza, el llanto, la persecución no son nada deseable, no son cosas buenas de por sí, es más, destruyen la dignidad del hombre. Las bienaventuranzas son una declaración del compromiso que Dios ha tomado con los pobres, los perseguidos, los que lloran… para rescatarlos de esta situación. La vida y las palabras de Jesús nos muestran como Dios se ha puesto del lado de los hombres y mujeres a los que se les ha arrancado la dignidad. No se es bienaventurado por ser pobre, si no porque Dios ha tomado partido por el pobre.

En otras palabras, las bienaventuranzas no son los nuevos ‘mandamientos’ del pueblo cristiano, como algunos han querido ver en un Jesús que parecía ser presentado como un nuevo Moisés. El mensaje de Jesús es su persona misma entregada por los ‘perdidos, enfermos y alejados’, y no un manual de conducta.

Sin duda, comprender vitalmente esta presencia de Dios en mi vida, en mis pobrezas, sufrimientos, debilidades, alejamientos, me puede abrir a la respuesta de amor que Dios espera de un hijo. Jesús inaugura para nosotros una nueva forma de relación con Dios: la de hijos, y ya no más la de siervos. La primera responde al amor con amor, la segunda responde con sumisión al miedo.



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez

Etiquetas: , , , , ,