Educación y perdón en la Tierra Vasca

Cita, Educación, Justicia, Paz e Integridad de la Creación, Testimonio de vida No hay comentarios »
28670 visitas

Esta noticia hoy, en El País,  recoge el testimonio de alumnos que han escuchado testimonios de víctimas de ETA:

“Nunca ninguno de nosotros había estado tan cerca de una persona que hubiera vivido en su propia carne la violencia de ETA. Queremos que sepas que te admiramos por tu gran valentía. Nos enseñaste que nada puede justificar usar la violencia”. “Gracias por venir. Aprendimos que con el ‘ojo por ojo’ todo el mundo se queda ciego”. “Gracias a vosotros pudimos ver la realidad de la vida, que no sirve de nada devolverle a alguien el mal que te ha hecho a ti; solo que te convertirías en esa persona. Demostrasteis el valor que tuvisteis al tirar para adelante, confiando en que la justicia hiciese su trabajo. De repente echamos la vista atrás y pudimos arrepentirnos de pasadas ocasiones en las que no supimos controlarnos. Queremos daros las gracias por abrirnos los ojos”.

Una vez más la educación se convierte en un vehículo de humanización. Sobretodo cuando rehuye la ideologización.

La eduación que abre los ojos y enseña a ver. Lo que en tantas ocasiones se quiere ocultar, o manipular.

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo

Etiquetas: , , , , , ,

Paz y perdón en nuestra tierra vasca

Cristianismo, Oración, Testimonio de vida 2 Comentarios »
46697 visitas

Escribe una amiga sobre la paz y el perdón a los enemigos, comentando el versículo del Sermón del Monte,

Mt 5, 43-48 Amad a vuestros enemigos…

en el contexto del País Vasco:

Me ha emocionado hoy esta rumia. La frase final: “Llegue tu palabra a mi corazón y anide en mi voluntad, incubada por tu Gracia, que nunca me abandona. Porque sin Ti, ¿de qué seré capaz” hace preguntarme: Y Contigo ¿de qué no seré capaz?

Precisamente tuve ayer una profunda conversación en relación al perdón y a la reconciliación en nuestra tierra vasca, y yo defendía esta postura de que desde Él lo que tenía que llegar era el perdón, y me discutían que eso es muy difícil. Hoy llega tu rumia…

Una amiga a la que mataron a su padre, con la que hago la oración a diario, me decía ayer que rezaba por el asesino, pero que en el fondo no perdonaba…. Y hoy, después de orar con la rumia, le he preguntado:: Si tuvieras delante de ti al que mató a tu padre, pidiéndote perdón con humildad y viendo en su cara y sus ojos la sinceridad y el arrepentimiento por lo que hizo y por el dolor causado ¿lo perdonarías? Y me ha contestado que sí. Y le creo. Este es el milagro de nuestra fe y de nuestra espiritualidad.

P.S.- En estas tristes historias de nuestro tiempo, lo que hace falta es menos intromisión política, menos prensa y más encuentros personales, desde el corazón, y sin publicidad. Es mi sentir, del que cualquiera,  lógicamente,  puede disentir.



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Defender la Iglesia

Cristianismo, Meditación 1 Comentario »
37075 visitas

Los hijos de la Iglesia la defienden. No usan para ello la violencia, si no el testimonio personal de una vida reconciliada en Cristo.



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez

Etiquetas: , , , , ,

No hagáis frente al que os agravia

Cristianismo, Sociedad 1 Comentario »
38716 visitas

Homilía dominical de Lorenzo Amigo
20 de febrero de 2011
7 Domingo Ordinario

La actual movida en los países del norte de África está poniendo de manifiesto la actualidad de la propuesta de la no violencia predicada por Jesús (Mt 5,38-48). La violencia dictatorial no puede nada contra un pueblo dispuesto a expresar su desacuerdo con la situación actual. Para cambiarla no se necesita el uso de la violencia. La fuerza del pueblo está en su palabra y en su manifestarse unido contra la falta de libertad y de justicia. Las nuevas tecnologías están ayudando a abrir el camino hacia la democracia y la libertad.

Curiosamente se ha comprobado que las democracias europeas financian las dictaduras del norte de África para proteger su frontera sur. En tiempos del imperio romano era la frontera norte, la del Rin y Danubio, la que había que proteger contra la amenaza de los pueblos llamados “bárbaros”. Para ello contrataban mercenarios precisamente de esos pueblos.

Hoy día los dictadores son los nuevos mercenarios pagados por los europeos para que contengan la avalancha que se nos avecina. En medio de pueblos hundidos en la miseria, esos dictadores figuran entre los más ricos del mundo. Europa tiene miedo a una invasión pacífica de todos los que están escapando del hambre en África. En vez de invertir en el desarrollo de ese continente, paga a los dictadores para que mantengan ese muro de vergüenza que, pronto o tarde, caerá, como se derrumbó el “telón de acero”.

Para mantener su situación privilegiada las ideologías europeas presentan a estas poblaciones como enemigas, como una amenaza para nuestro bienestar y pleno empleo. No queremos reconocer que son los emigrantes los que están pagando más duramente la crisis actual. Son ellos los que siguen produciendo riqueza real en el país, mientras los demás nos dedicamos a especular y quemar dinero.

Los cristianos no tenemos enemigos sino hermanos. Los amamos como a nosotros mismos. Intentamos ser, si no “perfectos” como el Padre del cielo, al menos “misericordiosos”. Tratamos como Jesús de hacer el bien a todos, pues así hace el Padre de todos. De esta manera superamos la tentación mecanicista de acción y reacción: me la han hecho, me la tienen que pagar.

La llamada a la santidad de todos los cristianos es una invitación a actuar como Dios, a ser hombres y mujeres de Dios, que tratan de vivir su amor de manera concreta (Lv 19,1-2.17-18. Sabemos que los santos no son personas que se pasan todo el tiempo en la Iglesia sino que más bien dedican toda su vida al servicio de los pobres. Es el ejemplo conmovedor que nos ha dejado la Madre Teresa de Calcuta.

La fuente de inspiración del obrar cristiano es siempre la persona de Jesús. Fue Él el que encarnó esa actitud de no violencia en un tiempo violento, en el que el enemigo ocupante compraba a las autoridades religiosas y políticas judías para que mantuvieran a la población en calma. Jesús denunció aquella situación e indicó el modo de superarla. No a través de la violencia, sino a través de una resistencia activa, que manifiesta su disconformidad. Que la celebración de la Eucaristía haga de nosotros artesanos de la paz y la justicia.

Para recibir la homilía de cada domingo puedes suscribirte aquí: http://www.marianistas.org/listas/homilia.php



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez

Etiquetas: , , , , , ,

De racista violento a sacerdote

Cristianismo, Testimonio de vida 14 Comentarios »
56271 visitas

Este testimonio no os dejará indiferentes.

De ultra y violento… a pacífico y sacerdote
Una chica, de la que estuvo enamorado, tuvo mucho que ver en su cambio de vida
05/03/2009 | Gonzalo Altozano

sacerdoteSus antiguos camaradas saben perfectamente dónde encontrarlo. O sea, que no es por miedo que desea permanecer en el anonimato (¿miedo, él? ¡De qué!). Es porque hay varias productoras interesadas en llevar su vida a la pantalla y él lo único que quiere es dedicarse enteramente a su vocación. Entendemos el interés de los guionistas; pocas veces se encuentran historias así: una adolescencia de odios y violencias, el amor de una chica que le devuelve a la fe, un encuentro personal con Cristo…

Nunca fue delegado de clase, pero tenía madera de jefe. Quizás porque pegó el estirón muy pronto, quizás porque, año tras año, ocupaba, castigado, los primeros bancos de clase. Fuera lo que fuese, algo en él hacía que los demás lo tuvieran en cuenta. No sólo los de su curso, también los mayores. Y, entre éstos, los de peor reputación, los que salían los fines de semana a pegarse. No para ser los duros de la discoteca, sino movidos por un afán superior: España. Estaban llamados a salvar a la patria. O eso decían ellos. Esta historia arranca en Madrid con la década de los noventa.
Leer el resto de este mensaje »



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez

Etiquetas: , , , , , , , ,