¿Qué bien puede existir fuera de Dios? Neguemos todos nuestros intereses y encontraremos el bien. Aquél que es bueno es también el dispensador de los más excelentes dones.”

Evagrio Póntico, La Filocalia del corazón de Jesús

Deja una respuesta