Ad maiorem gloriam Dei

Sin categoría Dejar un comentario

¿Quién te crees que eres, si no eres brillante y magnífico? Somos niños de la divinidad. Formar parte de los incapaces, de los que se contentan con poco, no hace justicia a nuestro creador. No es justo disminuirse para no molestar a los que están a nuestro alrededor. Estamos llamados a resplandecer, como hacen los niños. Debemos manifestar con gratitud los bienes recibidos. Cuando tú eres brillante y magnífico, animas a otros a serlo.

Erri de Luca



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo






Leave a Reply

Nano Crespo
 
A %d blogueros les gusta esto: