Ante el hambre en el mundo II: crisis de valores internacional

Además de señalar que la actual situación está “directamente relacionada con factores financieros y económicos”, Bergoglio agregó que “es también consecuencia de una crisis de convicciones y valores, incluidos los que son el fundamento de la vida internacional”.

El papa destacó entonces la necesidad de que la comunidad internacional y la misma FAO emprendan una seria reconstrucción, como la iniciada por este organismo “para garantizar una gestión más funcional, transparente y ecuánime”, y tomen “mayor conciencia de la responsabilidad de cada uno”.

Francisco también pidió que “las relaciones internacionales restablezcan esa referencia a los principios éticos que las regulan y redescubran el espíritu auténtico de solidaridad que puede hacer incisiva toda la actividad de cooperación.

Papa Francisco, Obispo de Roma

Deja una respuesta