Tentaciones: martalismo

La enfermedad de “martalismo” (Marta), de la excesiva operosidad: es decir, de aquellos que están inmersos en el trabajo, dejando de lado, inevitablemente,”la mejor parte”: Sentarse a los pies de Jesús. Por eso, Jesús invitó a sus discípulos a “descansar” porque descuidar el necesario reposo conduce al estrés y la agitación. El tiempo del reposo para aquellos que han completado su misión, es necesario, es debido y debe tomarse en serio: pasar un “tiempo de calidad ”con la familia y respetar las vacaciones como un tiempo para recargarse espiritual y físicamente; hay que aprender lo que enseña el Eclesiastés que ‘hay un tiempo para todo

Francisco

m&m

El esfuerzo y la paciencia tienen recompensa

pastel

Si esperas 15 minutos, en vez de un pastel, tendrás dos

La escena es parte de un experimento de hace más de 40 años, donde se puso de manifiesto que dos de cada tres niños ceden a la tentación. 15 años después se repitió el estudio y se llegó a la conclusión de que aquellos que habían esperado pacientemente tenían mejores notas, expectativas laborales y mayor autocontrol. El estudio concluyó, que los que se comían el pastel estaban condenados. Que lo rápido, lo inconstante, lo frágil les perseguiría hasta la edad adulta.

Otro estudio, retomó el tema haciendo que un adulto hablara antes con el niño. La conclusión fue que si un niño vive en un contexto en el las promesas se cumplen, esperará para conseguir la recompensa porque sabe que la paciencia tiene un objetivo. Si en cambio vive rodeado de personas en las que no confía, el niño se comerá el pastel que tiene delante sin pensar en el futuro. 

La propuesta de la Iglesia en relación con el matrimonio se parece a este ejemplo. Exige compromiso, paciencia, fidelidad y renuncia, pero promete a cambio una recompensa que muchas veces olvidamos, pero que podemos ver en quienes nos han precedido. La Iglesia que es Maestra nos enseña que un momento es poco tiempo, aspiramos a lo eterno. 

Más reflexiones interesantes aquí sobre la percepción del tiempo en nuestra sociedad, la paciencia, el esfuerzo, etc.

 

Sínodo de la familia

“He visto y oído –con alegría y reconocimiento– discursos e intervenciones llenos de fe, de celo pastoral y doctrinal, de sabiduría, de franqueza, de valentía, de parresia. (…) Esta es la Iglesia que no mira a la humanidad desde un castillo de cristal para juzgar o clasificar a las personas. (…) Esta es la Iglesia que no se avergüenza del hermano caído y no finge no verlo; al revés, se siente comprometida y casi obligada a levantarlo y a animarle a retomar el camino, y le acompaña hasta el encuentro definitivo con su Esposo, en la Jerusalén celestial”

Francisco I

download

El reto de la libertad: construir nuestra propia vida

“…no te ha dado, oh Adán, un lugar determinado, ni un aspecto propio, ni una prerrogativa específica, para que, de acuerdo con tu deseo y opción, observes y conserves el lugar, el aspecto y las prerrogativas que prefieras…Tu determinarás tu naturaleza sin verte constreñido por ninguna barrera, según tu arbitrio, a cuya potestad te he entregado. Te coloqué en el medio del mundo para que desde allí, pudieras elegir mejor todo lo que hay en él. No te he hecho ni celestial ni terreno, ni mortal ni inmortal, para que por ti mismo como libre y soberano artífice, te plasmes y te esculpas en la forma que elijas. Podrás degenerar en aquellas cosas inferiores, que son los irracionales; podrás de acuerdo con tu voluntad regenerarte en las cosas superiores, que son divinas”.

G. Pico della Mirandola
Paraiso-del-Eden

Premio Príncipe de Asturias de la Concordia para Juanjo Aguirre

El objetivo fundamental de la campaña, más allá de la concesión del premio, es dar visibilidad a la terrible situación que está asolando y reduciendo a escombros el país, así como a la labor de los misioneros allá donde la pobreza extrema y los conflictos armados dejan a la Iglesia prácticamente como única fuente de esperanza.

Si quieres apoyar esta campaña ir aquí

Si quieres conocerle  ir aquí

JJ Aguirre

Palabras que llenan de alegría duradera

downloadQueridos amigos: sed prudentes y sabios, edificad vuestras vidas sobre el cimiento firme que es Cristo. Esta sabiduría y prudencia guiará vuestros pasos, nada os hará temblar y en vuestro corazón reinará la paz. Entonces seréis bienaventurados, dichosos, y vuestra alegría contagiará a los demás. Se preguntarán por el secreto de vuestra vida y descubrirán que la roca que sostiene todo el edificio y sobre la que se asienta toda vuestra existencia es la persona misma de Cristo, vuestro amigo, hermano y Señor, el Hijo de Dios hecho hombre, que da consistencia a todo el universo. Él murió por nosotros y resucitó para que tuviéramos vida, y ahora, desde el trono del Padre, sigue vivo y cercano a todos los hombres, velando continuamente con amor por cada uno de nosotros.

Benedicto XVI a los jóvenes, en Madrid

Palabras que transforman la vida

Queridos jóvenes, escuchad de verdad las palabras del Señor para que sean en vosotros «espíritu y vida» (Jn 6,63), raíces que alimentan vuestro ser, pautas de conducta que nos asemejen a la persona de Cristo, siendo pobres de espíritu, hambrientos de justicia, misericordiosos, limpios de corazón, amantes de la paz. Hacedlo cada día con frecuencia, como se hace con el único Amigo que no defrauda y con el que queremos compartir el camino de la vida. Bien sabéis que, cuando no se camina al lado de Cristo, que nos guía, nos dispersamos por otras sendas, como la de nuestros propios impulsos ciegos y egoístas, la de propuestas halagadoras pero interesadas, engañosas y volubles, que dejan el vacío y la frustración tras de sí.

Benedicto XVI, a los jóvenes en Madrid

Palabras que han de llegar al corazón

Hay palabras que solamente sirven para entretener, y pasan como el viento; otras instruyen la mente en algunos aspectos; las de Jesús, en cambio, han de llegar al corazón, arraigar en él y fraguar toda la vida. Sin esto, se quedan vacías y se vuelven efímeras. No nos acercan a Él. Y, de este modo, Cristo sigue siendo lejano, como una voz entre otras muchas que nos rodean y a las que estamos tan acostumbrados. El Maestro que habla, además, no enseña lo que ha aprendido de otros, sino lo que Él mismo es, el único que conoce de verdad el camino del hombre hacia Dios, porque es Él quien lo ha abierto para nosotros, lo ha creado para que podamos alcanzar la vida auténtica, la que siempre vale la pena vivir en toda circunstancia y que ni siquiera la muerte puede destruir

biblia

Benedicto XVI, a los jóvenes en Madrid

Cómo será la Sagrada Familia terminada (2026)

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=RcDmloG3tXU[/youtube]

 

Introdujo piedras, árboles y vida humana dentro del templo, para que toda la creación convergiera en la alabanza divina, pero al mismo tiempo sacó los retablos afuera, para poner ante los hombres el misterio de Dios revelado en el nacimiento, pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. De este modo, colaboró genialmente a la edificación de la conciencia humana anclada en el mundo, abierta a Dios, iluminada y santificada por Cristo. E hizo algo que es una de las tareas más importantes hoy: superar la escisión entre conciencia humana y conciencia cristiana, entre existencia en este mundo temporal y apertura a una vida eterna, entre belleza de las cosas y Dios como Belleza. Esto lo realizó Antoni Gaudí no con palabras sino con piedras, trazos, planos y cumbres. Y es que la belleza es la gran necesidad del hombre; es la raíz de la que brota el tronco de nuestra paz y los frutos de nuestra esperanza. La belleza es también reveladora de Dios porque, como Él, la obra bella es pura gratuidad, invita a la libertad y arranca del egoísmo

Benedicto XVI