El día.

Sueño con este día. Ese día en el que todos miremos al Sol y descubramos en ÉL la misma Luz, y que brilla a todos por igual. Sueño con la Comunión. Sueño con el día en el que todos conozcamos al verdadero Amor. Todos capaces de amar, y todos también, sintiéndonos amados a la par. Sueño con el día de la Paz. ¿Y mientras tanto, qué? Me propongo continuar construyendo el Reino (de la eterna felicidad).

¡Feliz Navidad!

Hace ahora cinco años y durante mi Noviciado, Enrique Aguilera Sm y que para aquel momento era el responsable de nuestra formación, nos hizo llegar a todos los novicios una sorprendente felicitación de Navidad que no consigo quitarme de la cabeza. Menos mal. Por que volverla a leer por estas fechas, me recuerda eso que dice nuestra Regla de Vida de nuestro deseo de querer vivir “en conformidad con Jesucristo”.

A lo largo de los últimos dos mil años de Historia, ésta ha llegado a corroborar que efectivamente y para un “cristiano” que en verdad “vive” las palabras del Evangelio, y a diferencia de aquel que no lo es (o lo es, pero no lleva a su vida la Palabra), se le puede complicar mucho más el vivir que al segundo en cuestión. Ahora bien, ahí quedan todos los testimonios de santos y santas que la Iglesia ha ido aportando a la Sociedad y que con la entrega generosa de sus vidas, han sabido abrir diferentes vías para que nosotros (y si queremos) podamos llegar a vivir una vida más dichosa, una vida más feliz, una vida mejor.

Es decir, el cristiano se compromete a construir el Reino, se implica con el Proyecto Salvador de Dios para con el Hombre/Mujer e intenta manifestar en su día a día ese Amor que con Jesús/el Hijo ya se ha hecho realidad. Y es que si verdaderamente hiciésemos valer nuestro compromiso como cristianos que somos, y pese a la increencia de muchos, ello nos permitiría entrar en una espiral que seguro nos llevaría a vivir en un Mundo mejor.

Precisamente y de ello nos habla esta felicitación: ¿qué le estamos diciendo a un amigo/a, compañero de trabajo, padre/madre, hijo/a para cuándo le deseamos y durante estas fechas: “¡FELIZ NAVIDAD!”? ¿A qué nos/les está comprometiendo nuestras palabras? ¿Somos verdaderamente conscientes de lo que les estamos deseando?

Bueno ahí queda la reflexión, pero sobre todo y ante estas fechas que nos llegan… lo que me gustaría os llegase, es mi felicitación: ¡FELIZ NAVIDAD!

______________________________________________________

 

OJO CON EL NIÑO DE LA NAVIDAD…

Porque cuando crezca te invitará a esto:

 

Creer la Buena Noticia (Mc 1,15)  Convertirse a Dios (Mc 1,15)  Seguir a Jesús (Jn 1,43)

Escuchar y guardar la palabra de Jesús; creer en él, ser su discípulo  (Lc 10,41-42)

Cumplir la voluntad del Padre que está en los cielos (Mt 12,50)

Adorar al Padre en espíritu y en verdad (Jn 4,23) Orar en lo secreto y sin cesar (Mt 6,5-13)

Orar diciendo “Padre nuestro…” (Mt 6,7)  Rogarle que envíe obreros a su mies (Mt 9,38)

Dar limosna secretamente (Mt 6,2)  Ayunar sin ostentación  (Mt 6,16)  Velar (Mc 13,33))

Resistir la tentación (Mt 26,41)  Limpiar el interior de uno mismo (Mt 23,26)

Perdonar siempre las ofensas  (Mt 18,21-2)  Pedir perdón  (Mt 18,26)

Perdonar los pecados en nombre de Jesús (Jn 20,23)

Corregir (Mt 18,15)  Acoger y dar oportunidad al pecador (Mt 7,3)

Amar al enemigo  (Mt 5,44)  Orar por los que difaman y persiguen  (Lc 6,28)

No juzgar condenando a los demás  (Lc 6,37)  No criticar o despreciar (Lc 18,9)

No acumular bienes para sí mismo (Lc 12,13)  Dar más de lo debido o pedido  (Mt 5,41)

No poner lo material necesario, como valor o preocupación primordial (Mt 6,25)

Dar de comer al hambriento  (Mt 25,35)  Dar de beber al sediento (Mt 25,35)

Vestir al desnudo (Mt 25,36)  Visitar al enfermo (Mt 25,36)

Visitar al encarcelado (Mt 25,36) Acoger al forastero (Mt 25,35)

Buscar a los perdidos  (Mt 18,12)  Acoger a los pequeños y a los niños  (Mt 18,5)

Acoger y ayudar a los misioneros del Evangelio (Mt 10,40-42)

Aproximarse al que sufre y auxiliarle (Lc 10,29)

Defender y atender a la persona por encima de cualquier obstáculo legal (Lc 314,3-5)

Dar gratis lo recibido gratis (Mt 10,8)  Hacer el bien sin esperar nada a cambio (Lc 6,35)

Ponerse siempre en el último puesto  (Lc 14,10)  No buscar el reconocimiento (Mt 23,5-12)

Llevar siempre las lámparas con aceite  (Mt 25,4)

Hacer fructificar los dones recibidos  (Mt 25,16) Agradecer el bien que te hacen (Lc 17,17)

No rechazar a la propia mujer (o al marido) cuando venga la dificultad (Mc 10,9)

Hacerse un corazón de pobre  (Mt 5,3)  Abrir la casa y la mesa a los pobres (Lc 14,13)

Vender lo que se tiene y darlo a los pobres   (Mt 19,21)

Hacerse manso  (Mt 5,4)  Hacerse como un niño (Mt 18,3)

Trabajar por la paz   (Mt 5,9)  No pensar con odio ni ejercer violencia (Lc 9,55)

Salar la tierra e iluminar el mundo   (Mt 5,13-14)  Preparar la vuelta del Señor (Lc 12,40)

Echar el vino nuevo en odres nuevos (Mt 9,17) Dar la paz al mundo (Mt 10,12)

Proclamad el Evangelio del Reino (Mt 10,7) Ir por todo el mundo evangelizando (Mc 16,15)

Dejarse enviar (Jn 20,21)  Hacer discípulos y bautizar en el nombre de Dios (Mt 28,19)

Buscar sobre todo el Reino de Dios  (Mt 6,33)

Curar enfermos   (Mt 10,8)   Resucitar muertos   (Mt 10,8)

Limpiar leprosos  (Mt 10,8)   Expulsar demonios (Mt 10,8)

Ser prudentes como serpientes y sencillos como palomas (Mt 10,16)

Nacer de nuevo (Jn 3,3)  Pedir a Jesús el Agua viva del Espíritu (Jn 4,10)

Ejercer el gobierno sirviendo en vez de oprimiendo (Mt 20,26)

Ponerse a los pies de los demás como un servidor (Jn 13,12-14)

Celebrar la Eucaristía en memoria de Jesús   (Lc 21,19)  Orar en común (Mt 18,19)

Actuar buscando el alimento que da Jesús (Jn 6,27)

Declararse partidario, discípulo de Jesús (Mt 10,32)

Dejar que hable en nosotros el Espíritu en el momento de la persecución (Lc 12,11)

Vivir muy unido/a a Jesús (Jn 15)  Recibir el Espíritu Santo (Jn 20,22)

Dejar casa, familia y hacienda por Jesús y por el Evangelio (Mc 10,29)

Negarse a sí mismo, tomar la cruz y seguir a Jesús (Mt 16,24)

Perder la vida por Jesús y por el Evangelio (Mc 8,34)

Acoger a María como madre (Jn 19,27) Ejercer la maternidad/patern espiritual (Jn 19,26)  Anunciad que Jesús ha resucitado  (Mt 20,17-18) Dejarse conducir y amar (Jn 20,18-19)

Y el consejo de María: Haced lo que Jesús nos diga (Jn 2,5)

 PIÉNSATELO.TU VERÁS SI TE INTERESA CREER Y DECIR… “¡FELIZ NAVIDAD!”

________________________________________________________

 

Vida Religiosa: aquí y ahora.

Por favor, siéntate, respira, coge aire, abre bien los ojos (y oídos)… y disfruta de este video:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=wwKuGcbhfSU&hd=1[/youtube]

¿Y ahora? ¿Cómo te sientes? Supongo que al igual que las personas que pasaban por aquella estación,  algo se ha debido de mover en tu interior. Has vivido una experiencia. Todo el dinero del Mundo seria incapaz de llegar a provocar la sensación de aquellos que para aquel día pasaron por aquella estación. Lo que lo hizo genial fue su total gratuidad. Y es que por un momento y para todos ellos, el tiempo se paró.

Fueron unos muy pocos minutos pero aquella pieza, aquella orquesta, aquellos músicos, aquel instante… ya forma parte de la naturaleza más intima de cada una de aquellas personas.

¿Y la música? No es nueva pero suena diferente.

¿Y los músicos? Gente normal, de diferentes edades y sexos, bien organizados, pero no uniformes ni uniformados.

¿Y todos los que se encontraron allí aquella tarde? ¿El niño con su padre? ¿Las abuelas que habían quedado a tomar un café? ¿Cuántos perdieron su tren aquel día? Da igual. Aquello y verdaderamente mereció la pena. Por que todos, más tarde ó más temprano, tendremos que pasar por alguna estación de este tipo. Algunos pasarán de largo y no llegarán a escuchar bien la melodía, otros se quedarán parados, bastantes interactuarán con la banda e incluso alguno se animará a tocar con ellos.

Y es que todos los instrumentos son necesarios, pero por que todos los músicos lo fueron mucho más, mucho antes. La música está en nuestro interior y ahí fuera hay músicos que nos pueden ayudar a extraer esa  gran obra maestra que todos llevamos dentro. Músicos de estaciones intermedias que nos recuerdan la melodía de nuestros orígenes. Esa música que sonó, suena y seguirá sonando siempre de forma nueva.

Está claro que cada uno puede hacer una lectura diferente de lo acontecido en aquella estación e incluso no hacer ninguna, pero para nosotros los religiosos de la Compañía de María (Marianistas) en España, este video,  pretende ser una bellísima parábola visual de lo que la Vida Religiosa está llamada a ser aquí y ahora, en este Mundo en el que hemos venido a vivir.

Provocando experiencias, afinando instrumentos, enseñando la melodía, ayudando a descubrir esa música que todos llevamos dentro, en sintonía y coordinación con esa estación central que es la Iglesia, tocando la misma partitura de siempre pero de una forma nueva. Vida Religiosa: aquí y ahora.

*El video pertenece a la Orquesta Filarmonica de Cophenague: http://youtu.be/wwKuGcbhfSU?hd=1

 

1 de Noviembre, día de todos los santos.

En la Eucaristía de esta mañana, Felix Erdocia Sm, nos ha propuesto rezar con esta preciosa poesía de la chilena Gabriela Mistral. Unas palabras de ánimo para todos los que seguimos construyendo el Reino de Dios y de la misma forma que lo hicieron nuestros antecesores, los santos. Muchos de ellos/as conocidos, con vidas y obras magníficas; ahora bien, también hubo muchisímo “santo anónimo” a los que la Iglesia quiere tener también presente en el día de hoy. Creo de verdad que todos coocemos alguno: una tía, un primo, una amiga, un abuelo… que por “h ó por b” han pasado a formar parte de ese otro Mundo en el que ya y por fin, han podido encontrarse con Aquel al que en vida pudieron hacer presente en su Amor.

Como bien nos decía Felix esta mañana, el Mundo necesita más que nunca de santos y santas que hagan posible y sobre todo “visible”, ese Amor que únicamente puede proceder de Dios.  Él es nuestra salvación. Que estas bellas palabras de Gabriela Mistral nos ayuden a construir “desde abajo” un Mundo mejor, ese Reino justo (que es ya realidad allá en el Cielo)  y en el que todos y todas nos podamos sentir bienaventurados. En ello estamos.

Toda la naturaleza es un anhelo de servicio.
Sirve la nube, sirve el aire, sirve el surco.
Donde haya un árbol que plantar, plántalo;
donde haya un error que enmendar, enmiéndalo;
o un esfuerzo que todos esquiven, acéptalo.
Sé el que aparte la molesta piedra del camino;
sé el que aparte el odio entre los hombres
y sé el que resuelva las dificultades del problema.
Existe la alegría de ser sano y la de ser justo;
pero, por sobre todo la inmensa alegría de servir.
Que triste sería el mundo si todo estuviera hecho,
si no hubiera una rosa que plantar,
una empresa que emprender
Que no te llamen solamente los trabajos fáciles.
¡Es tan bello hacer lo que otros rehusan!
Pero no caigas en el error de que sólo
se hacen méritos con lo grande;
hay pequeños servicios que son buenos servicios:
adornar una mesa, ordenar unos libros,
peinar a una niña…
Uno es el que critica,
otro, el que destruye: ¡sé tú el que sirve!
El servir no es tarea de seres inferiores.
Dios, que da el fruto y la luz, sirvió.
Pudiera también llamársele así: ¡El que sirve!
Él es el que tiene sus ojos fijos en nuestras manos
y nos pregunta cada día: ¿Serviste hoy?
¿A quién? ¿Al árbol, a tu amigo, a tu madre?
                                                                                           Gabriela Mistral

 

El inicio de algo nuevo.

Ayer día 10 de Septiembre tuvo lugar el acto con el que las dos provincias de la Compañía de María en España pasábamos a ser una única (y nueva) Provincia. Fieles al carisma de nuestro Fundador y haciendo nuestras esas palabras del Evangelio que tanto rumió en su corazón: “a vino nuevo odres nuevos”, los religiosos marianistas junto con el nuevo Equipo Provincial, y arropados por la Administración General y toda la Familia Marianista, comenzábamos de esta forma una nueva etapa para la Compañía de María, don de la Iglesia.
 
Queriendo ser hombres de fe, felices por la llamada que hemos recibido y abiertos a los designios de Dios, los religiosos marianistas nos ponemos a disposición de María… la que una vez más nos llevará hasta Jesús.
 
Aquí tenéis el enlace en el que se han colgado a penas 89 fotos del acto celebrado ayer. Espero las disfrutéis.
 
https://picasaweb.google.com/115342476361822477097/InicioDeLaNuevaProvinciaDeEspana10092011?authuser=0&authkey=Gv1sRgCPKZq92n8MKj_AE&feat=directlink
 
Un saludo,

Mentira y Verdad.

La Mentira era la reina del parqué. La había vestido el mismo grupo de estilistas que venía vistiendo a la Verdad y la verdad que estaba la mar de mona. Todos querían una foto con ella. Y salieron adorarla, alabarla… a comprarla. Su cotización subió como la espuma. Y ella además de guapa cada vez estaba más cara. Toda imagen. Toda fachada. Toda Mentira, toda todita ella. Los que la vistieron se rieron y ganaron, vaya si ganaron. Pero la mona vestida de seda mona se queda. Estaban todos de fiesta celebrando otro “subidón” de nuestra amiguita y de pronto y en un despiste… su vestido se rasgó. Lo que se vio ya se sabio. La Verdad se nos mostró y todo se desmoronó. Bendita Verdad: ¿No?

Un camino de vuelta.

Durante los días que transcurrieron del 1 al 11 de Agosto de 2011, doce religiosos de la Compañía de María (Marianistas) nos lanzamos a la aventura de recorrer (y a modo de ejercicios itinerantes) un camino que nos llevó hasta el lugar dónde comenzó todo.

Un camino de vuelta. A contra corriente. Metáfora de lo que la Vida Religiosa ha venido a ser a este Mundo. Intentando ser signo de Aquel por el que nos hemos puesto a caminar.

Una vuelta a nuestros orígenes para no olvidar nuestra originalidad.

Y aunque únicamente éramos doce, allí (y de verdad) estabais todos y nuestra oración tuvo muy presente a toda la Familia Marianista, y en especial a la Compañía de María y a su futura nueva Provincia de España.

250 kilómetros a pie. Un kilómetro por cada uno de los años transcurridos desde el nacimiento de nuestro Fundador.

Once días inolvidables, con diez duras etapas y un sinfín de momentos especiales. Oración, convivencia, silencio, ampollas, acción de gracias, comunidad, pinos, asfalto, lluvia, sol, luna, estrellas, Landas (y más Landas)… y en el centro y al igual que Guillermo José, María, que una vez más nos ha llevado hasta Jesús.

Una posibilidad de vivir un Emaüs continúo.

¡GRACIAS Señor por habernos ayudado a encontrarnos con ÉL!

A continuación os adjunto un enlace que os llevará hasta esa nube dónde se ha colgado todo el reportaje fotográfico realizado durante el recorrido. Hay 811 fotos. Sé que son muchas. Pero me daba un no sé qué el eliminar alguna. Creo que todas tienen su aquello y por qué. No obstante pienso, que puede ser un momento bonito para vivir la oración delante del ordenador y si os apetece volver hacer el camino junto a nosotros…

Un consejo. Se pueden poner las fotos a modo de diapositiva… encender el equipo de música, poner una música tranquila…

Un fuerte abrazo,
Vicente Sm.

https://picasaweb.google.com/115342476361822477097/DeIrunABurdeosAgostoDe2011?authuser=0&authkey=Gv1sRgCLWJpdzZnLjqEQ&feat=directlink

 

Fortes in fide.

250 jóvenes provenientes de Chile, Brasil, Albania, Italia, Francia y España. Un joven por cada uno de los años que han transcurrido desde el nacimiento de nuestro Fundador. Unidos todos en el mismo carisma por Aquel que es nuestra Luz. Un viaje a nuestros orígenes para no olvidar nuestra originalidad. Perigueux, Mussidan, Burdeos… Zaragoza.

Fuertes en la fe. Fortes in fide. Fortes.

… Jugando…

… rezando…

… y disfrutando de la riqueza en la diversidad…

… un carisma que es don para la Iglesia y que hoy nos lleva de Burdeos hasta Madrid… para

 decirle una vez más y como María: ¡SÍ!…

 

 

¡Gracias Colegio!

Salvo los dos años que estuve en Zaragoza con motivo de mi noviciado, mis treinta y cuatro años de vida han transcurrido siempre en torno a la ciudad que me vio nacer: Valencia. Aquí, en esta bella ciudad y alrededor del Colegio Nuestra Señora del Pilar se ha ido construyendo la persona que ahora soy.

Para el curso que viene comenzaré mi andadura por Donostia (San Sebastián) y en los últimos días de clase tuve la oportunidad de decir unas palabras de despedida al claustro. Unas palabras que son un repaso a todo lo bueno que el Colegio del Pilar de Valencia ha aportado a mi vida, pero que al mismo tiempo quieren ser una reflexión de lo que pienso ha de ser también la misión de un colegio, así como de la labor educativa que los profesores, maestros y docentes tenemos que llevar a cabo en los mismos. Aquí la tenéis.

___________________________________________________________________________________________________________________________

     ¡GRACIAS COLEGIO!

     No he pasado mucho tiempo en esta sala*, pero sí el suficiente como para sentir que os tengo que dar las gracias. Gracias, muchas gracias por hacerme sentir  compañero entre compañeros, y por haberme animado a transmitir a nuestros niños y jóvenes, y con vuestro ejemplo, algo más que un conocimiento, y que todo sea dicho, no controlo “res de res”**.

     Ya antes que yo, hubo alguno de vosotros que pudo pasar por lo mismo, y sabe, que el poder volver a entrar a la que fue su aula, el llegar adentrarse en la clase en la que uno creció, erró y también aprendió… y ahora ya como docente, hacen de esa oportunidad que se nos brinda, una experiencia bonita de verdad.

      Lo que me llevo de aquí (primero como alumno, y más tarde como marianista y profesor), no lo voy a olvidar nunca.

      Creo que lo más grande que me ha regalado mi Colegio es la vocación. Una vocación es siempre motor de felicidad. En mi caso esta vocación me ha llevado a la vida religiosa y en lo más complicado (y apasionante a su vez) de ella, ésta ahora me lleva a otra ciudad. Y es que en el día de hoy no puedo de dejar de darle las gracias a Dios por todas esas buenas personas con los que me pude encontrar aquí en el Pilar, y por medio de las cuales pude descubrir aquello que más feliz me hacia el vivir.

      Rezo por vosotros, y por vuestros alumnos, los de ahora y los que os vendrán. Dios quiera que este Colegio, y como tantas y tantas veces ha hecho hasta la fecha, siga haciendo de sus alumnos, personas capeces de responder a las necesidades del Mundo con alegría, desde la felicidad que da el saber que ejercen su oficio en libertad. Ahí nosotros y en ese ayudar a descubrir, jugamos un más que importante papel. Que el Señor nos de audacia (en el buscar) y valentía (al encontrar) de cara a poder llevar a cabo aquello que la Educación necesita de nosotros en el aquí y en el ahora.  Desearos todo lo mejor en vuestra misión, y ojala no nos olvidemos nunca de que los profesores, maestros, educadores, docentes… somos medios para que nuestros alumnos alcancen la felicidad. En ello estamos. Gracias por todo: ¡Y hasta pronto!

sala*: me refiero a la sala que compartimos todos los profesores.

“res de res”**: “nada de nada” en valenciano.

____________________________________________________________________________________________

 

El pintor.

El pintor, el gran pintor, y en su capacidad de síntesis fuera de lo común, es capaz de llevar hasta el lienzo y como si se de una única imágen se tratase…  todo el pensamiento de una época, la grandeza y sencillez de un sentimiento, e incluso la posible naturaleza de nuestro ser: ¡GRACIAS VELÁZQUEZ!

¡VEN+ID!

La Vida Consagrada, también tendrá su lugar (y momento) en la JMJ de Madrid: ¡VEN+ID!

Son las palabras claves del macrofestival. Sonarán de diferentes maneras el 18 de agosto entre las 21h y las 23.30h en el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid…

Estamos en: http://www.venidjmj.org/

Y en Facebook: http://www.facebook.com/novabellaelegitdominus#!/pages/VenId/154352354622278