Una palabra: Compartir

Meditación 8 Comentarios »
20794 visitas

De Florentino Ulibarri – Via foros de Agora:

Hay palabras mágicas que suscitan en los jóvenes todo un mundo de ensueños, ilusiones y esperanzas. Palabras que te levantan de la vida rastrera de cada día y te hacen ser, por un momento, un verdadero hombre, una verdadera mujer. Palabras seductoras que nos impulsan a una vida fecunda y apasionante.
Una de esas palabras es… COMPARTIR. Esta palabra resume lo mejor de nuestra vida y de la Humanidad.

Tú y yo vivimos hoy porque un hombre y una mujer decidieron compartir su vida. Tú y yo somos el resultado de un amor que decidió compartirlo todo. Tú y yo se lo debemos todo al verbo compartir: no sólo el cuerpo y la vida, también la inteligencia, la voluntad y la libertad.

La verdadera vida consiste en compartir. Compartimos con los amigos, con los vecinos, con los de cerca y con los de lejos, con todos los seres humanos. La vocación de compartir no se agota ni en la familia ni en los amigos.
La Humanidad entera está llamada a compartir, lo desea y lo necesita.
El mundo sería una fiesta si los seres humanos nos decidiéramos a compartir. Habría pan para todas las bocas y luz en todos los corazones. Habría, para todos, trabajo, vivienda, sanidad, paz, justicia, cultura, descanso.

Jesús ha sido el ser humano más pleno porque sólo conjugaba el verbo compartir. No conocía el verbo poseer. Compartió sus cosas y su tiempo, su corazón y sus manos, sus ojos, sus ideas, sus esperanzas… Compartió su sangre, ¡su vida!

Por eso la vida cristiana consiste en compartir. Compartir es el comienzo y el final; la salida y la meta; la raíz y la flor; la semilla y el fruto. La fe, la esperanza y el amor no se realizan a solas, sino que se comparten. Quien no ha aprendido a compartir no puede confirmar su fe. He aquí el reto que tienes por delante.

Si quieres ser una mujer hecha y derecha, si quieres ser un hombre bien construido, si quieres ser más, valer más, hacer más bien, procura digerir esa palabra mágica llamada COMPARTIR.



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


Secreto

Meditación 2 Comentarios »
17338 visitas

Un secreto lo guardan tres si dos mueren

Fuente: Algún lugar de Internet que no consigo recordar



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


Cambiar cambiar

Meditación 2 Comentarios »
17918 visitas

Los seres humanos se la pasan pidiendo que las cosas cambien, que las instituciones cambien, que los demás cambien, pero se niegan a cambiar ellos mismos

Foros de Ágora



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


Contemplar el firmamento

Meditación 2 Comentarios »
18300 visitas

De niño, cuando llegaba el verano, me sentaba con mi padre en la terraza del chalet que teníamos en Zaragoza. Durante horas mirábamos el firmamento. Veía estrellas de todo tipo, satélites que se movían y ante los que yo imaginaba seres inteligentes que venían a visitarnos, la vía láctea, estrellas fugaces, la inmensidad y la infinita profundidad del universo.

sul-tierra-3-por-derecha.jpg

Estos tiempos muertos ante la bóveda celeste me han hecho reflexionar mucho sobre el sentido de nuestra existencia. Creo que nos ayudan a todos a situar nuestra pequeñez, y a descubrir la grandeza de la mano de Dios, que ha guiado el curso del universo hasta darnos Vida, una Vida consciente de sí misma, libre y capaz de amar.
Cuando llega el mes de agosto ocurre un fenómeno muy especial que hace que podamos ver grandes lluvias de estrellas, al menos en España. Hay una gran cantidad de cometas de órbitas muy excéntricas (aplastadas) que giran alrededor del Sol. Cuando se acercan al Sol pierden parte de su masa, pues el calor evapora los gases congelados de que está compuesto, dejando un rastro de gases y polvo a su paso (las colas del cometa). La Tierra en su giro anual alrededor del Sol, atraviesa las órbitas de varios cometas. Las pequeñas partículas dejadas por éstos penetran en la atmósfera terrestre a gran velocidad y se incendian debido al calor producido por el rozamiento con la atmósfera.
Se conocen varias lluvias de estrellas que tienen su origen en la explicación anterior, algunas muy conocidas como las Perseidas o las Leónidas. Las de agosto son muy visibles en España, y se suceden los siguientes días:
Perseidas, del 23 de julio al 22 de agosto (máximo apogeo el 12 de agosto)
Acuáridas , del 11 de agosto al 10 septiembre (apogeo el 25/26 de agosto)
Alpha Capricornidas, del 15 de julio al 11 de septiembre (apogeo el 1/2 de agosto)

¡Qué disfrutéis de las estrellas este mes de agosto!

Imágenes del Hubble



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


¿Quién soy?

Meditación 4 Comentarios »
18414 visitas

H.J.M. Nouwen, Nivere nello Spirito, Brescica 1998, pp 131s

quien-soy.jpgLa pregunta que orienta, durante nuestra breve existencia, gran parte de nuestro compotamiento es la siguiente: ¿Quién soy?. Es posible que nos planteemos en raras ocasiones esta pregunta de modo formal, pero la vivimos de una manera muy concreta en las decisiones que hemos de tomar todos los días. Las tres respuestas que solemos dar, por lo general, son estas:
– Somos lo que hacemos
– Somos lo que otros dicen de nosotros
– Somos lo que tenemos
o con otras palabras:
– Somos nuestro éxito
– Somos nuestra popularidad
– Somos nuestro poder

Es importante que nos demos cuenta de la fragilidad de una vida que dependa del éxito de la popularidad que dependa del éxito, de la popularidad y del poder. Su fragilidad deriva del hecho de que los tres son factores externos, unos factores que podemos controlar de un modo bastante limitado. Perder el trabajo, la fama o la riqueza depende a menudo de acontecimientos que escapan por completo a nuestro control; ahora bien, cuando dependemos de ellos, nos hemos malvendido al mundo, porque somos lo que el mundo nos da. Y la muerte nos quita todo eso. La afirmación final se convierte en ésta: Cuando muramos, estaremos muertos, porque cuando muramos no podremos hacer ninguna otra cosa, la gente ya no hablará de nosotros y ya no tendremos nada. Cuando seamos lo que el mundo hace de nosotros, no podremos ser después de haber dejado este mundo.

Jesús vino a anunciarnos que una identidad basada en el éxito, en la popularidad y el poder es una falsa identidad: es una ilusión. Jesús dice alto y fuerte: No seáis lo que el mundo hace de vosotros, sino hijos de Dios.



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


Fidelidad a Cristo

Meditación 6 Comentarios »
16190 visitas

Cuando la Iglesia avanza, no es porque sea más de izquierdas, ni porque sea más de derechas, es porque es más fiel a CRISTO.
Los creyentes no seguimos una Idea, seguimos a una Persona, es Jesús.



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


¿Quién es María para ti?

Cristianismo, Meditación 11 Comentarios »
18869 visitas

Este texto no es mío, pero lo he hecho mío, es de un hermano marianista, Paco Sales. Lo suscribo al 100%:

¿Quién no es María para mí?
María no es (para mí) el rostro materno de Dios puesto que entonces estoy diciendo que la maternidad no le pertenece y por eso la tiene que pedir prestada a una criatura suya, María.
Por el mismo motivo tampoco es el lado femenino de Dios.
María no es el modelo de virtudes como la servicialidad, la sencillez, la humildad… puesto que sólo hay un modelo y una imagen que es Jesucristo y los demás lo son en la medida que se parecen a él.
María tampoco es un atajo para acercarse a Dios puesto que el único camino es su Hijo y además es el más corto.
María no es el canto final de la eucaristía, ni la conclusión bonita de una homilía ni la imagen que falta en una capilla.
Entonces, parece que le queda poco a María…

Prefiero preguntarle a Jesús, ¿quién es para mi María? Y me responde en dos momentos. Lc 11, 27-28: María es la que escucha la Palabra de Dios y la cumple. Jn 19, 25-27: María es la mujer y nuestra madre.
Hay algo entonces de lo que sí es modelo María, me lo recuerda Jesús, su Hijo, y ese algo es lo único de lo que él no es modelo: la Fe, o lo que es lo mismo: la escucha y cumplimiento de la Palabra de Dios. María es la mejor discípula de Jesús, que es la Palabra, porque le escucha, guarda todo lo que dice en su corazón y lo pone en práctica, por eso puede decirnos con toda autoridad “haced lo que él os diga” porque antes ya lo ha hecho ella.
Todo esto no es fruto de unas horas de reflexión delante de un papel ni de complicadas lecturas teológicas. Es el resultado de una rebeldía: me niego a que Dios tenga que disminuir para que María crezca. Me niego a afirmar de María lo que no soy capaz de afirmar de mi Dios. Me niego a que Dios Padre sea ese padre serio que pone y quita los castigos o no tiene tiempo para sus hijos y María la mamá cariñosa que apoya a sus hijos les dedica tiempo y convence al padre para que levante el castigo.
Jesús llama a su madre “mujer” y la da a su discípulo amado como “madre”. La Madre y la Mujer es María, como lo fue Eva pero esta vez sin equivocarse. Como Eva “nació” del costado de Adán así María es la primera “renacida” del costado de Cristo en la cruz, nacida de nuevo, pero del agua y del Espíritu. María así es ahora lo que yo aspiro a ser. La primera salvada por Jesús; el prototipo de la humanidad salvada. No es el modelo, sino la primera y mejor obra maestra que Dios ha hecho con el ser humano.
El Padre Chaminade lo vio clarísimo. Casi todas las órdenes religiosas y movimientos en la Iglesia tienen en su fundador el modelo de seguimiento de Jesús: de su historia, de su vida, de su forma de seguir a Jesús bebe la espiritualidad de ese movimiento. El Beato P. Chaminade se apartó un poco y nos dijo a todos/as los/as marianistas: ¡mirad a María! Junto a ella aprendemos a seguir a Jesús, a ser sus discípulos, a parecernos a él. Tenemos la mejor “fundadora” porque nadie como ella conoció a Jesús. ¿Queremos ser como Jesús? Déjate formar, como Él lo hizo, en el seno de María.
Conozco una capilla en la que hay una imagen de María arrodillada, rezando, en medio de la asamblea. No está delante de mí, en el presbiterio, está junto a mí cuando me siento a rezar, como estuvo junto a los discípulos en el cenáculo y cuando me acerco le escucho decir: “mira a mi Hijo, escúchalo, haz lo que Él dice. Síguele. Quiérele como yo le quise; cree en El como yo creí hasta la cruz, espera en Él como yo esperé la mañana de Pascua”.

Paco Sales, en foros de Ágora

¿Quién es María para ti?



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


Sacerdocio es servir, no servirse

Cristianismo, Meditación No hay comentarios »
19412 visitas

…servirse, no servir. Es la imagen del hombre que, a través del sacerdocio, quiere llegar a ser importante, convertirse en un personaje; la imagen del que busca su propia exaltación y no el servicio humilde de Jesucristo…

Comentario de Benedicto XVI al Evangelio del Buen Pastor, donde aprovecha para definir el perfil del sacerdote. Leer más



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


Una palabra: Compasión

Meditación 5 Comentarios »
16934 visitas

COMPASIÓN
Compasión

“Pasión con”, la compasión es compartir la Pasión de aquellos que amas. Tener compasión no es tener pena, es “sufrir con”, “latir con”, “vibrar con”…
Dice Jesús:

Sed compasivos como vuestro Padre Dios es compasivo

Via Foros de Agora



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


Una palabra: Comprender

Meditación 5 Comentarios »
12527 visitas

Comprender
Empatia

De Álex – Foros de Ágora:
Me pongo en tus zapatos, pero mis pies ya no son mis pies, sino los tuyos. Por eso el zapato nunca me viene tan pequeño como para que me resulte incómodo; por eso el zapato nunca me viene tan grande como para que ya no pueda rozar mi piel, que es la tuya.

Me pongo, entonces, en tu piel, pero, desde el momento en que lo hago, la siento como mía y me atrevo a sentir como tú sientes, no como yo siento, ni como –torpe de mí– querría que sintieras. Y descubro cuán diferentes somos las personas, cuánto de especial hay en cada una… y qué poco derecho tengo a juzgarte.

Me pongo a mirar, por último, a través de tus ojos, y entonces descubro por qué alguien inventó la palabra perspectiva. ¡Qué sorpresa! Miramos lo mismo… y vemos diferente. Pero a mí no me importa. Porque sé que luego nos tomaremos de la mano y trataremos, juntos, de acercarnos a aquello que miramos… y de acercárnoslo el uno al otro.

Y entonces entiendo un poco más por qué aquel de Nazaret dijo que nos amáramos los unos a los otros.

Y entonces, también, le pido que, si esto es comprender –quién sabe…–, me ayude. Me enseñe. Porque yo, que soy torpe, me doy cuenta de cuántas veces pongo tus zapatos en mi pie, me cubro con tu piel y te regalo mis gafas.



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


Una palabra: Bendición

Meditación 3 Comentarios »
13385 visitas

BENDICIÓN
Benedicamuste

De Tedy – Foros de Ágora
Bendición, bendecir…. decir el bien, mostrar el bien, desear el bien, manifestar que la voluntad de dios para cada uno de nosotros es el bien, nuestro bien nuestra felicidad.

Habitualmente no prácticamos la bendición. Suele quedar relegada a algunos ritos (bendición nupcial, bendición final en la eucaristía…) y normalmente a cargo del sacerdote. Últimamente el que más bendice en público es el Sr. Bush, a sus chicos que están “liberando” Irak…

Bendecir, y ser bendecido, es una gozada. Y cada día tenemos alrededor cientos de personas que son una bendición para nosotros y para las que podemos ser también una bendición.

Para mi es una forma de oración. Acabar – o empezar – el día bendiciendo a quienes están junto a mi: las niñas, Isabel; es una forma sencilla y rotunda de hacer presente a Dios y de recordar que lo que el quiere para nosotros siempre es bueno.



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


Los pequeños detalles son importantes

Meditación 9 Comentarios »
13891 visitas

Cristiano zen

Donde está el paraguas

Después de diez años de aprendizaje, Zenno consideraba que ya podía ser elevado a la categoría de maestro zen. En un día lluvioso, fue a visitar al famoso profesor Nan-in.
Al entrar en la casa de Nan-in, éste preguntó:
-¿Has dejado tu paraguas y tus zapatos afuera?
-Evidentemente -respondió Zenno. – Es lo que manda la buena educación. Yo haría lo mismo en cualquier parte.
-Entonces, dime: ¿colocaste el paraguas al lado derecho o al lado izquierdo de los zapatos?
No tengo la menor idea, maestro.
-El zen budismo es el arte de la conciencia total de lo que hacemos – dijo Nan-in. La falta de atención en los pequeños detalles puede destruir por completo la vida de un hombre. Un padre que sale corriendo de casa, nunca puede olvidar un puñal al alcance de su hijo pequeño. Un samurai que no mira todos los días su espada, terminará encontrándola herrumbrada cuando más la necesite. Un joven que olvida dar flores a su amada, acabará perdiéndola.
Y Zenno comprendió que aun cuando conociese bien las técnicas zen del mundo espiritual, se había olvidado de aplicarla al mundo de los hombres.

(Copyright@2005 by Paulo Coelho
El Guerrero de la Luz Online es una publicación mensual del site www.paulocoelho.com.br, pudiendo ser distribuido libremente a través de Internet y colocado en páginas donde su contenido sea gratuito, siempre que sea citada la fuente “Guerrero de la Luz Online, publicación de www.paulocoelho.com.br “).

…Y comprendí que aún cuando conociese bien los mandamientos de la Ley de Dios, me había olvidado de aplicarlos al mundo de los hombres….

Via Lau – Foros de Ágora



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez