La nacionalización es un mal camino

Muchos ven las nacionalizaciones de empresas dedicadas al petróleo como un acto de justicia frente al capitalismo salvaje de Europa y EEUU y en favor del pueblo. Por ello, muchos se alegran de la nacionalización de YPF por parte del gobierno argentino. Es fácil caer en el populismo y pensar que los paises más ricos nos estamos aprovechando de los menos desarrollados. Esto era en cierta medida verdad hasta los 80′ pero las cosas han cambiado mucho. ¿Por qué esta decisión del gobierno argentino es mala, es injusta, es peligrosa?

  • porque incumple los tratados firmados por Argentina
  • porque es asimétrico: se actua frente a intereses de un país pero no de otros
  • porque es robar
  • porque se justifica desde la mentira
  • porque es una cortina de humo para tapar otros problemas
  • porque perjudicará a largo plazo a la mayoría de argentinos mientras enriquecerá a unos amigos del gobierno. Este es el problema más serio: Argentina volverá a la senda del empobrecimiento, a la huida de la inversión, al repunte del paro, a la carestía de combustible…y los que lo sufrirán más serán los de siempre, los menos afortunados. Corrupción y pobreza es el resumen del futuro previsible que dejará está medida. Mal resultado en mi opinión cuando lo que se busca es acabar precisamente con la pobreza

En fin, historia conocida. Al final de todo, los países que cumplen con lo pactado, los que juegan limpio, los que no buscan escusas, están triunfando, desarrollándose rápido y sacando de la pobreza a miles  de personas (siempre pocas, siempre más lento de lo que querríamos). Los que juegan como Argentina, se quedan (y se seguirán quedando) fuera del desarrollo.

 

“Mujer, ahí tienes a tu hijo”

Junto a la cruz de Jesús, estaba su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Cleofás, y María Magdalena. Al ver a la madre y cerca de ella al discípulo a quien él amaba, Jesús le dijo: “Mujer, aquí tienes a tu hijo”. Luego dijo al discípulo: “Aquí tienes a tu madre”. Y desde aquel momento, el discípulo la recibió en su casa

 

 

Día de silencio.

Dolor

De preguntarnos por qué, por qué..

Él sin duda era el Rey de los Judíos.

Él murió por nosotros

“Ante la cruz estamos oh Señor, nos das tu madre un precioso don. Ella fue dócil al espíritu y supo confiar, sentimos tu presencia al caminar” (Canción)

Jueves Santo

 

Para contemplar

 En un pueblo perdido del desierto de Atacama, uno de los lugares más secos del mundo…
En un pueblo tan desconocido para la historia como era Nazaret en tiempos de Jesús…
Se hace presente el amor de Dios, el amor fraterno, el amor del servicio, el amor que construye Iglesia.
En esa capilla se actualiza, cada vez que se celebra la eucaristía, la última cena de Jesús

Y Jesús mismo nos invita a recostar la cabeza en su costado, a adorar y a  morir de amor.

“Quedéme y olvídeme,
 el rostro recliné sobre el amado,
 cesó todo y dejéme,
dejando mi cuidado,
entre las azucenas olvidado”

En el desierto, en un pueblo perdido, se encuentra el oasis de la presencia viva de Dios, el manantial de su gracia.

¡si conocieses el don de Dios!

Para rezar

con Dime una Palabra

21 de abril de 2011
Jueves santo
Jn 13, 1-15 Habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo
Aquí se manifiesta la belleza, la bondad, la verdad de tu vida, de tu vida entregada para nuestra salvación. Nos has amado, nos amas, nos amarás, hasta el extremo. No hay gesto más grande de amor que dar la vida. Y lo simbolizas en el gesto más sencillo de servicio, para que aprendamos. Me postro contigo, contemplo, te doy gracias, y adoro

1 de abril de 2010
Jueves Santo
Jn 13, 1-15 Os he dado ejemplo…
….para que lo que yo he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis.  Eso el lo que te pido, Señor, en este día santo: que me unas a ti, que me concedas amar con tu amor, pues no se amar como tú amas,  vivir con tu vida, pues no se vivir como tu, pasar haciendo el bien porque te sigo, decir palabras que sanan y salvan porque las escucho de tu boca, las guardo en el corazón y las pronuncio en tu nombre. Con tu gracia, te sigo.

9 de abril de 2009
Jueves santo
Jn 13, 1-15 Los amó hasta el extremo
Déjame reclinar la cabeza en tu regazo. Déjame ver cómo te quitas el manto, y nos lavas los pies, sigo indeleble de tu amor hecho servicio; déjame, Señor, escucharte: “os he dado ejemplo para lo que yo he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis”. Concédeme desvivirme en ti, Señor, en este Triduo Pascual, cada día de mi vida, en el servicio de una vida entregada, contemplando tu amor. Hasta el extremo.

Para escuchar la alabanza de la Iglesia

En una de las piezas más hermosas del gregoriano, que se canta durante el Triduo

Cristo por nosotros se hizo obediente hasta la muerte
y una muerte de cruz.
Por eso Dios lo levantó sobre todo
y le dio el nombre sobre todo nombre

Inteligencia espiritual IV (Admirar II)

La admiración no es la toma de distancia. Es una experiencia mental y emocional, una sensación que afecta también a lo corporal, pero que tiene su raíz en la inteligencia espiritual. El animal ve, observa, mira, pero no se admira de la realidad, porque no sabe que está en ella.  Cuando uno, gracias al poder de la inteligencia espiritual, toma distancia de la realidad natural, se sorprende de cómo son las cosas, de cómo es el mundo y de cómo es él mismo. La toma de distancia suscita la admiración y de la admiración emerge la sorpresa de existir.

Francesc Torralba

Inteligencia Espiritual III (Admirar)

Una cosa es mirar, otra cosa es admirarse de la realidad. La admiración va estrechamente vinculada a la operación de tomar distancia. El mirar focaliza la atención en un objeto del conjunto, mientras que la admiración exige una parada en el tiempo, una visión de conjunto que va unida al sobrecogimiento. La admiración requiere de la distancia física. Para admirarse de una obra pictórica, de un paisaje, del cielo estrellado o de un cuerpo bello, uno debe tomar distancia física, alejarse de ello. Si está pegado a él, no puede admirarse del mismo.

Francesc Torralba

Servir a la Justicia

Dios concedió al joven rey Salomón, con ocasión de su entronización, formular una petición. ¿Qué pedirá el joven soberano en este importante momento? ¿Éxito, riqueza, una larga vida, la eliminación de los enemigos? Nada pide de todo esto. Suplica en cambio: “Concede a tu siervo un corazón dócil, para que sepa juzgar a tu pueblo y distinguir entre el bien y mal” (1 R 3,9). Con este relato, la Biblia quiere indicarnos lo que debe ser importante en definitiva para un político (yo creo que para todos

Hoy no podríamos desear otra cosa mejor que un corazón dócil: la capacidad de distinguir el bien del mal, y así establecer un verdadero derecho, de servir a la justicia y la paz

Benedicto XVI, en el Parlamento alemán

Habla Señor, tu siervo escucha

«Al Señor tu Dios adorarás y solo a él servirás» (Mt. 410)

Que escuchemos a Dios, que seamos capaz de orar desde la contemplación, con actitud de admiración…y descubrir el silencio desde el que el Señor nos habla.

Dios nos llama, pero a veces nos pasa como a Samuel, no identificamos su llamada, creemos que no es Dios quien nos habla. Lo difícil es responder a su llamada, y decirle: Señor, aquí estoy, haz de mi lo que tú quieras.

Que no quiero dejar tu semilla junto al camino.

No quiero ahogar palabras en el pedregal:

no pretendo el fácil contento de quien oye, se alegra… y nada más;

no quiero ser el “hombre sin raíz”, el inconstante,

el que fluctúa en el sí y el no de la conveniencia.

Tampoco quiero dejarte caer entre mis zarzas:

porque sé de mi debilidad,

porque, en un momento, te vendería por un placer,

porque sé de mis oportunismos;

porque he “aprendido” a “servir” a dos señores.

Que tu Palabra entre en mi por la Puerta Grande:

la que se abre a los amigos,

la que siempre tiene en el umbral el calor del abrazo,

la que es esperanza de fiesta para la casa,

la que es augurio de salida fecunda.

HABLA, SEÑOR

Quiero saber de tus caminos.

Hazme experto en tus sendas.

¡Guíame, enséñame!

HABLA, SEÑOR

 

 

El misterio de la debilidad

En un mundo en crisis, que necesita esperanza para salir adelante, donde el sufrimiento y la soledad oprimen a tantos, el misterio de la Encarnación en un pesebre es la única respuesta para romper la costra de un mundo a veces tan duro. Feliz Navidad!
Cuando todas las esperanzas
estaban enterradas,
todas las fuentes secas,
todas las preguntas calladas,
todos los fuegos apagados,
entonces, en medio de la noche,
la débil fuerza de una semilla
rompió la costra de la Tierra.
Gloria Fuertes

Vida Religiosa: aquí y ahora.

Por favor, siéntate, respira, coge aire, abre bien los ojos (y oídos)… y disfruta de este video:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=wwKuGcbhfSU&hd=1[/youtube]

¿Y ahora? ¿Cómo te sientes? Supongo que al igual que las personas que pasaban por aquella estación,  algo se ha debido de mover en tu interior. Has vivido una experiencia. Todo el dinero del Mundo seria incapaz de llegar a provocar la sensación de aquellos que para aquel día pasaron por aquella estación. Lo que lo hizo genial fue su total gratuidad. Y es que por un momento y para todos ellos, el tiempo se paró.

Fueron unos muy pocos minutos pero aquella pieza, aquella orquesta, aquellos músicos, aquel instante… ya forma parte de la naturaleza más intima de cada una de aquellas personas.

¿Y la música? No es nueva pero suena diferente.

¿Y los músicos? Gente normal, de diferentes edades y sexos, bien organizados, pero no uniformes ni uniformados.

¿Y todos los que se encontraron allí aquella tarde? ¿El niño con su padre? ¿Las abuelas que habían quedado a tomar un café? ¿Cuántos perdieron su tren aquel día? Da igual. Aquello y verdaderamente mereció la pena. Por que todos, más tarde ó más temprano, tendremos que pasar por alguna estación de este tipo. Algunos pasarán de largo y no llegarán a escuchar bien la melodía, otros se quedarán parados, bastantes interactuarán con la banda e incluso alguno se animará a tocar con ellos.

Y es que todos los instrumentos son necesarios, pero por que todos los músicos lo fueron mucho más, mucho antes. La música está en nuestro interior y ahí fuera hay músicos que nos pueden ayudar a extraer esa  gran obra maestra que todos llevamos dentro. Músicos de estaciones intermedias que nos recuerdan la melodía de nuestros orígenes. Esa música que sonó, suena y seguirá sonando siempre de forma nueva.

Está claro que cada uno puede hacer una lectura diferente de lo acontecido en aquella estación e incluso no hacer ninguna, pero para nosotros los religiosos de la Compañía de María (Marianistas) en España, este video,  pretende ser una bellísima parábola visual de lo que la Vida Religiosa está llamada a ser aquí y ahora, en este Mundo en el que hemos venido a vivir.

Provocando experiencias, afinando instrumentos, enseñando la melodía, ayudando a descubrir esa música que todos llevamos dentro, en sintonía y coordinación con esa estación central que es la Iglesia, tocando la misma partitura de siempre pero de una forma nueva. Vida Religiosa: aquí y ahora.

*El video pertenece a la Orquesta Filarmonica de Cophenague: http://youtu.be/wwKuGcbhfSU?hd=1