Manantial

Sin categoría No hay comentarios »

Rem tene, verba sequentur

Caton el censor

(ten claras las ideas de lo que vas a decir y las palabras surgirán como agua de un manantial)



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Cultura extraña

Sin categoría No hay comentarios »

Cuando llegas a un país sus habitantes tienen el placer de mostrarte su cultura, y esperan que tú la sepas apreciar, que muestres tu respeto hacia las costumbres de su pueblo, a su cultura, a su moral. Siempre lo he seguido esta regla tan humana, y creo que por ello he sido acogido en los países más diversos.

Brunello Cucinelli



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Zarandear el sistema

Sin categoría No hay comentarios »

les invito a ser creativos en favor de los migrantes, tenemos que apoyar iniciativas antisistema, hacer travesuras para transgredir los muros y las barreras. Luchemos contra lo que no puede ser normal y humano, lo que es ‘anti nosotros’”. “Se trata de una cuestión compleja porque es sistémica, azuzada por el sistema capitalista y por una decadencia moral y espiritual”.

Alejandro Solalinde

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Tú, mi indecible

Sin categoría No hay comentarios »

“¡Oh Tú, el más allá de todo! / No hay palabra que te exprese ni espíritu que te comprenda. / Todos los seres te celebran. / El deseo universal, el gemido de todos, suspira por ti. / Todo cuanto existe te ora, / y hasta ti eleva un himno de silencio / todo ser capaz de leer tu universo. Eres todos y no eres nadie. / Ni eres un ser solo ni el conjunto de todos ellos. / ¿Cómo puedo llamarte, si tienes todos los nombres? / ¡Oh Tú, el único a quien no se puede nombrar!”

San Gregorio Nacianceno



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Novelas de amor

Sin categoría No hay comentarios »

No acostumbro a leer novelas de amor, pero uno de mis libros favoritos es El amor en tiempos del cólera, de GGM. Otro es El Esclavo, de Isaac Bashevis Singer. Son novelas de amor, extraordinarias novelas de amor entre viejos o seres completamente distintos. Aunque como todos lo slibros grandiosos, no tratan solo del amor, sino del mundo y de la naturaleza humana; la vejez, la pobreza, el alma.

Verónica Murguía

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Dulzura

Sin categoría No hay comentarios »

¡Dulzura!¡No verse ya distintos!¡No ser ya sino uno!¡Silencio! Dos olores en el mismo perfume. Pensar lo mismo sin decírselo.

Rodenbach



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Olvido

Sin categoría No hay comentarios »

El olvido está lleno de memoria

Mario Benedetti



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Rendido

Sin categoría No hay comentarios »

Nada tiene sentido, excepto rendirse al amor. Hazlo”

Rumi

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Agujero en la flauta

Sin categoría 2 Comentarios »

Soy un agujero en una flauta por el que se mueve el aliento del Cristo. Escucha esta música

Hafiz



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Oscuridad

Sin categoría No hay comentarios »

En la oscuridad podemos ver muchas cosas

Sara Ramo

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Mar de amor

Sin categoría No hay comentarios »

Tengo un mar de amor dormido

¿JS?



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Mi amado

Sin categoría No hay comentarios »

Mi Amado, las montañas, la música del agua que fluye de los manantiales y corre veloz por las acequias, los valles y vergeles, los ríos rumorosos que van a encontrarse con el mar, las manzanas que rompen en la aurora y los frutos del tiempo, tan dulces a mi boca. Sus besos que licuan la miel de las colmenas y me ofrecen jalea real, sus diminutos pies como peces que atrapo sin cesar y se escabullen, moviéndose en el agua; sus manos como ramos de jacintos, sus ojos almendrados de gacela que trisca, ligera, en la sabana… Y la dulce vaguada de su vientre, donde a veces reposa mi cabeza, mientras trenza primorosamente con sus dedos mis cabellos ensortijados. Mi amado conoce mis secretos y yo conozco los suyos. Él es para mí, como yo soy para él y los dos somos uno.

José Antonio Sáez



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo