Cómo salvar una vida

Primer paso, aplaca todo resto de orgullo en tu corazón y ves hasta la puerta de su portal, llámale y no aceptes un no por respuesta, vas a salvar una vida.
No has venido a convencer, ni a imponerte. Rompe tu lista de reproches.
Debes saber que tal vez no salga bien, y debes estar dispuesto a aceptarlo también.

¿En qué momento empezó a torcerse todo? ¿Qué buscábamos el uno el otro?
¿Es sincera esta amistad? ¿Es un sueño, un engaño o hay algo más?

Segundo paso, escucha cuanto tenga que decirte, déjate afectar por su dolor,
siente en tu piel su sufrimiento, y comprende que si hay dolor es porque hubo amor.
Resiste a la tentación de tu orgullo,
no caigas en la trampa de pensar que encontrarás a alguien igual.
Sólo hay una vida, la amistad es don, y tarea. Ahora toca luchar por ella.

¿En qué momento empezó a torcerse todo? ¿Qué buscábamos el uno el otro?
¿Es sincera esta amistad? ¿Es un sueño, un engaño o hay algo más?

Tercer paso. Si has llegado hasta aquí, es que ya no te miras a ti mismo,
entre tus manos los pedazos de esta rota amistad esperan un milagro.
Repasa los días antiguos, recuerda los años pretéritos, renueva tu confianza,
reconociendo tu fragilidad, juntos podéis recomponer esta pobre, sí pobre,
pero eterna amistad.

¿En qué momento empezó a torcerse todo? ¿Qué buscábamos el uno el otro?
¿Es sincera esta amistad? ¿Es un sueño, un engaño o hay algo más?

Has salvado una vida, ¿sabes cual?

4 comentarios en «Cómo salvar una vida»

  1. Muchas gracias, Dani:

    Recado bien práctico para nuestras relaciones de vida en Comunidad y también para aconsejar a matrimonios en dificultades de relacionamiento. Situaciones que se dan con “bastante” (en portugués ese bastante significa MUCHO/A) frecuencia….en los dos campos.

    Cordialmente,
    João Carlos Manrique, s.m.

  2. Holá Daniel:Qué dificíl es eso,¡saber escuchar para perdonar!…Siempre que puedo leo tus reflexiones y me gustan mucho,porque son sabias y me ayudan a encontrarme a mí misma.Cuídate mucho

Deja una respuesta