El buey y la mula

En el pesebre aparecen por tanto los dos animales como una representación de la humanidad, de por sí desprovista de entendimiento, pero que ante el Niño, ante la humilde aparición de Dios en el establo, llega al conocimiento y, en la pobreza de este nacimiento, recibe la epifanía, que ahora enseña a todos a ver. Ninguna representación del nacimiento renunciará al buey y al asno”

Benedicto XVI, La infancia de Jesús

 

buey y mula

Un comentario en «El buey y la mula»

Deja una respuesta