Examen de conciencia

Al igual que todos estos pensadores, son millones las personas que de manera cotidiana se convierten en Jueces de sus propias acciones y omisiones, personales o profesionales, dotando así sus vidas de una dimensión ética. «Conciencia», «rectitud de conciencia», «examen de conciencia» son, más allá de otras connotaciones, locuciones típicamente éticas en la medida que designan cualidades o comportamientos dirigidos a adecuar la conducta humana al bien en rechazo del mal. «Haz el bien y evita el mal», decía Tomás de Aquino en su Summa Theologica como quintaesencia del comportamiento ético.

(Cita sacada de “Reflexiones sobre ética judicial” Discurso pronunciado por el Presidente del Tribunal Supremo,  Franciso José Hernando Santiago,  en el solemne acto de apertura de Tribunales, el 18 de septiembre de 2006)

¡Cuánto mayor bien recibe uno cuándo el examen de conciencia no lo hace sólo para sí mismo, sino delante de Dios, del que reconoce recibir todo don, toda gracia para hacer el bien, todo el perdón ante el mal realizado!

2 comentarios en «Examen de conciencia»

  1. Hola que tal si en nuestro refranero hay un refrán que dice:”Haz el bien y no mires a quien”,vendria a ser lo mismo.
    Es muy importante lo que has dicho.Gracias.
    Un saludo.

  2. Ética, rectitud de conciencia… parece que desde el 2006 al 2012 este hombre ha sufrido un lapsus mental o no ha entendido bien a Santo Tomás, que podría ser. Igual que decía Dani el otro día que hay que huir de lo breve también conviene huir de quién da lecciones morales.

Deja una respuesta