Gentes con derecho

Si hay junto a ti algún pobre de entre tus hermanos, en alguna de las ciudades de tu tierra que Yahveh tu Dios te da, no endurecerás tu corazón ni cerrarás tu mano a tu hermano pobre, sino que le abrirás tu mano y le prestarás lo que necesite para remediar su indigencia.

Dt15,7-8

Parece ser que cada vez son más en la Iglesia y en el mundo los que se muestran cansados de oir hablar de los pobres y de opción por los pobres. Sería importante, vital, que esos señores entendieran que son muchos más los que están cansados de ser pobres

Pedro Casaldáliga

3 comentarios en «Gentes con derecho»

  1. Siento que cada vez existe más urgencia en la movilización social para buscar la justicia.
    Nuestro corazón, nuestra conciencia no puede descansar a menos que se alie con la causa de la pobreza, que me gusría fuese la causa de todos.
    Pienso que estamos hechos de lo mismo que Dios…
    por tanto, en medio de un mundo donde nuestros hermanos viven condenados al dolor a la muerte no es posible encontrar felicidad alguna si no es comprometiéndose en la transformación de esta tierra…

  2. Cómo vamos agrandando el estrecho q nos separa!
    y la otra orilla, la de la pobreza, la dejamos cada vez más lejos, para no verla, para no oirlos.
    Y sin embargo muchas veces smos nosotros los pobres pero pobres de corazón.
    Ofrezcamos al Señor nuestras manos para que junto a El sigamos luchando por las divisiones que existen el mundo.

    Una vez un amigo me dijo “vivir es un regalo, AMAR NUESTRA MISIÓN”
    Amemos también al pobre como lo hizo Jesús.

Deja una respuesta