13 comentarios en «Hijo Pródigo»

  1. “se le echó al cuello y se puso a besarlo”. Así el Padre juzga, así corrige, así, al hijo pecador lo cubre de besos y no de latigazos. La potencia del amor no ve las culpas, y por eso el Padre rescató los pecados del hijo con un beso, lo cubrió en un abrazo para no descubrir, él, el Padre, las culpas del hijo, para no deshonrar, él, el Padre, al propio hijo.
    El Padre cura de tal modo las heridas del hijo, que no deja en el hijo una sola cicatriz, no queda en el hijo una sola mancha. “Bienaventurados, dice, aquellos cuyas maldades fueron perdonadas, y cubiertos sus pecados” (Rom 4, 7).” S. Pedro Crisólogo. Sermones 3, 3

  2. la imagen habla mas que 100 palabras… leyendo el libro el regreso del hijo prodigo en donde se describe, se inserta y se habla de este cuadro..se llega a entender el valor de ser padre y la identificacion tanto del hijo menor como con el hijo mayor… ademas de los espectadores que se ven al fondo entre luces y sombras… definitivamente Dios un padre, madre nos ama y esta a la espera nuestra.

  3. El hijo prodigo, lo recorde hoy, en la misa es una de las figuras que nos hace pensar, sobre nuestras actitudes de seres humanos en el mundo en que convivimos con toda clase de personas.

    Cuan importante es saberse aceptado, cuan importante es saberse amado, un padre es eso el que ama y el que perdona siempre a pesar de nuestras respuestas negativas.

  4. Qué intensa belleza como cuadro pero aún más por su
    profundo significado.La Misericordia por medio del hombre para el hombre.Quién pintó el cuadro? Rembrandt ó la mano de Diós?

  5. Aceptar el perdón implica el cambio de juicios y actitudes que provocaron desfío y alejamiento hacia el Padre.
    Es vivir las bienaventuranzas, es decir en todo momento con acciones Dios es.
    felicidades por la página.

  6. En esta majestuosa pintura se aprecia la inspiración del ESPIRITU SANTO que de una manera formidable nos ayuda a apreciar la misericordia del PADRE nuestro PADRE, que sin importar la condición en que llega su hijo le brinda ese bondadoso abrazo, recostandolo en su corazón el cual siempre esta dispuesto a perdonar. En esta parabola sucede también algo maravilloso en la contestación que le da el PADRE al Hijo mayor cuando le dice tu siempre has estado conmigo o sea que si nos mantenemos con el PADRE através de Nuestro Señor JESUCRISTO bajo la guía del ESPRITU SANTO siempre seremos felices.

  7. Todos nos comportamos ya sea como el hijo menor o como el hijo mayor de esta parabola; todos somos pecadores, y necesitamos levantarnos volver nuestra mirada a nuestro Padre, El nos invita a entrar a su casa, a tener una relacion con El. El siempre nos esta esperando, su amor es constante, su gracia y miserdicordia infinita, decidamos volvernos a El.

Deja una respuesta