Hospital de campaña

Veo a la Iglesia como un hospital de campaña tras una batalla. ¡Qué inútil es preguntarle a un herido si tiene altos el colesterol o el azúcar! Hay que curarle las heridas. Ya hablaremos luego del resto. Curar heridas, curar heridas… Y hay que comenzar por lo más elemental. la iglesia se ha dejado envolver en pequeñas cosas, cuando lo más importante es el anuncio primero:¡ Jesucristo te ha salvado!”

Francisco

 

Deja una respuesta