La paz interior III

Para resistir al temor, al abatimiento, es preciso que, por medio de la oración, por una experiencia personal de Dios reencontrado, reconocido y amado a través de ella, podamos “gustar y ver qué bueno es el Señor” (Salmo 34)

Jacques Philippe

Un comentario en «La paz interior III»

Deja una respuesta