Luz

Aquella fue la primera luz que mis pobres ojos conocieron. Al recordarla, a veces me pregunto si, en definitiva, toda la fe y todas las fantasías, todo el miedo y las conjeturas, todas las creencias disparatadas referidas al cielo y al infierno, no serán más que un engaño comparados con esta otra primera incertidumbre: la oscuridad precede a la lenta consciencia de la primera luz.”

Alice McDermott, Alguien

alguien

Deja una respuesta