No es habitual recibir elogios pero cuando llegan…

Meditación, Oración, Testimonio de vida Dejar un comentario
12472 visitas

Mi amiga recibió este elogio por parte de una persona conocida: “tu comunidad siempre se ha mostrado liberal, abierta y tolerante y ha sido un referente importante para todo el barrio”. Se sintió feliz por ello y agradecida.

 

Vemos en el evangelio cómo Jesús elogió tantas veces la fe, la confianza, la sencillez, el corazón compasivo de las personas, y de ese modo les confirmaba en sus cualidades y en su vocación.

Jesús quedó admirado del centurión, de la mujer perdonada, de la viuda pobre…

 

 “os digo que ni en Israel he encontrado una fe tan grande” (Lc. 7,9)

”porque ha mostrado mucho amor ha sido perdonada. Tu fe te ha salvado. (Lc.7,47.50)

”de verdad os digo que esta viuda pobre ha echado más que nadie” (Lc. 21,3)

 

Jesús enséñanos a elogiar como tú sabías hacerlo y a acoger con sencillez y agradecimiento los elogios que podamos recibir.



Escrito por María José Jáuregui Bio de  María José JáureguiEntradas escritas por María José Jáuregui






Leave a Reply

MJose
 
A %d blogueros les gusta esto: