“Ve, vende todo lo que poseas y dáselo a los pobres, luego toma tu cruz y reniega de ti mismo” a fin de poder orar sin distracción.

Evagrio Pontico, La Filocalia de la oración de Jesús

Deja una respuesta