Orantes V

El último día del mes de María me encuentro en la excelente página evangelizar con el arte esta oracióna la virgen del silencio.  Acompaña a la oración una imagen de la anunciación de Berruguete que está en la cartuja de Miraflores.

Hace más de treinta años, cuando estuve viviendo una semana allí, el prior me regaló una fotografía de ese cuadro, que desde entonces tengo frente a mi cama, para que la imagen de María, en el  hágase en mi según tu Palabra, me  acompañe en la primera y última mirada  del día

“SANTA MARÍA DEL SILENCIO, ENSÉÑAME A CALLAR”

 

Enséñame oh Madre del Señor a callar si la caridad va a quedar dañada si hablo..

Enséñame a no hablar nunca mal de nadie, a no hacer crítica destructiva o difamación del hermano…

Enséñame el silencio de la aceptación interior sin rebelión interior y en la paz del corazón.

Enséñame a callar, a sufrir a amar , a aceptar en el silencio que se confía en Dios..

Enséñame a orar en lo escondido, a dar limosna en lo oculto, a vivir santamente en el decoro del silencio de corazón…

Enséñame a caminar entre silencios, aunque no a solas..que no olvide nunca que a Dios se va por el hermano..y con el hermano..

Enséñame a hacer silencio exterior, e interior de pensamientos inútiles, ilusiones imaginarias, deseos irrealizables, preocupaciones y agobios excesivos..

Enséñame a cultivar el silencio, fuente de inmensas energías y ambiente necesario para arriesgadas decisiones..

Enséñame el silencio para poder entenderme a mí..

Enséñame el silencio para escuchar y entender al hermano..

Enséñame el silencio, los desiertos..las pobladas soledades, donde únicamente me puedo encontrar con Dios..

Enséñame oh María, los silencios fecundos, el silencio permanente, enséñame a contemplarte. Amén

4 comentarios en «Orantes V»

  1. Necesito un milagro, la Seguridad Social me mandó una notificacación para actualizar mis datos, o, me quita la pension.
    Coo la documentación la tiene un hermano mío, se la mandé por correo, no le ha llegado, y el plazo termina el sábado.
    Mi vida ya no tiene sentdo

Deja una respuesta