Orantes VI (jornada pro orantibus)

Arte, Cita, Oración, Testimonio de vida Dejar un comentario
12291 visitas

En este domingo de la Santísima Trinidad celebramos la jornada pro orantibus: contempladlo y quedaréis radiantes, nos dice el lema y el salmo, que es oración humana con la Palabra de Dios misma que se pone en nuestra boca.

Cartuja de Miraflores, Retablo, Gil de Siloé

El Padre y el Espíritu, un joven, sostienen el brazo de la cruz

Contempladlo…

Los contemplativos  evangelizan con lo que son, más que con lo que hacen. Su propia vocación y consagración son ya instrumento de evangelización. Lo más esencial de la nueva evangelización de los monjes y monjas es mostrar a los demás la belleza de la misma contemplación. La personas contemplativas nos ayudan a experimentar el misterio insondable de Dios, que es amor; el contemplativo puede exclamar: ‘Que bien sé yo la fonte que mana y corre, aunque es de noche’ (san Juan de la Cruz)”, dice el obispo de Santander.

Contemplemos la belleza de Dios, de su Trinidad santa de amor. Contemplemos la belleza del rostro del Hijo, en quien el Padre se complace, que nos envía su Espíritu para que permanezcamos en él.

Permanecer en la oración, es lo que hacen los contemplativos.

Permanecer en la belleza., en silencio.Así lo dice el poema de laudes

Bello es el rostro de la luz, abierto
sobre el silencio de la tierra; bello
hasta cansar mi corazón, Dios mío

…quedaréis radiantes
Los contemplativos, monjes y monjas, entregan su vida con radicalidad a Dios, el Absoluto de su existencia, pues solo Dios basta. Desde siempre y por siempre tú eres Dios…y la vida contemplativa es el pulmón de la humanidad, pues en el silencio, la soledad, la entrega, la ofrenda de todo, están airando el mundo con el soplo del Espíritu, y purificándolo con el amor.

 

 Recientemente tres películas sobre la vida contemplativa nos han permitido acercarnos a este misterio, tan incomprendido, de la clausura.

De Dioses y hombres

Acepté la llamada de ese amor…

Imagen de previsualización de YouTube

Therése

Entonces en un exceso de alegría delirante, me dije: ¡Oh, Jesús, Amor mío… he encontrado por fin mi vocación, MI VOCACIÓN ES EL AMOR!… ¡Sí, he encontrado mi puesto en la Iglesia y este puesto , ¡oh, Dios mío!, me lo habéis dado vos.. en el corazón de la Iglesia, mi Madre, yo seré el Amor… así lo seré todo… así se realizará mi sueño!…

Santa Teresita del Niño Jesús

Imagen de previsualización de YouTube

El gran silencio

Inesxplicablemente esta película de cuatro horas se convirtió en un fenómeno que atrajo en toda europa a mucha gente al cine, pues al contemplar a los que contemplan algo de su ser radiante se impregnaba en nuestras pupilas.

Imagen de previsualización de YouTube


Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo






One Response to “Orantes VI (jornada pro orantibus)”

  1. 1
    Xavier Serra Arasa Says:

    Hola que tal también me ha gustado mucho esto es muy importante que haya también muchos monjes y monjas.
    Un saludo.

Leave a Reply

Nano Crespo
 
A %d blogueros les gusta esto: