Orar en la noche

“El se retiró solo durante la noche para orar… Amemos, queramos, practiquemos según su ejemplo la oración nocturna y solitaria…

Mientras que todo duerme sobre la tierra, sólo para adorarte y estar arrodillado delante de Ti, diciéndote que te amo.

Horas en que, mientras todo se calla, todo duerme, todo está sumergido en las sombras, yo vivo a los pies de Dios, explayando mi corazón en su amor. Diciéndole que le amo, y Él respondiéndome que yo no le amaré jamás, por grande que sea mi amor, tanto como Él me quiere…

Carlos de Foucauld

en la noche

Deja una respuesta