Palabras necesarias

Sin categoría No hay comentarios »

Hubiera querido pasar toda mi vida sin decir una palabra o, mejor todavía, diciendo únicamente las palabras necesarias para alcanzar el amor y la claridad, poquísimas palabras en verdad, muchas menos que las hojas en las ramas del tilo.

C. Bobin, Resucitar



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Contemplativos

Sin categoría No hay comentarios »

Lo propio de los contemplativos es no dejar de lado a nadie. El alma que se aproxima a su centro redescubre en él a la gente humilde de los que la rodean: el reino del santo es el reino de lo ordinario.

C. Bobin, La dama blanca



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Ser poesía

Sin categoría No hay comentarios »

Si leo un libro que deja mi cuerpo tan helado que nunca ningún fuego podrá ya calentarme, entonces sé que es poesía. Si noto que me han arrancado la parte alta de mi cabeza, sé también que se trata de poesía. Son mis dos únicas maneras de saberlo. ¿Acaso hay otras?

Emily Dickinson

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Las yemas del tilo

Sin categoría No hay comentarios »

las yemas del tilo se han abierto y salen de ellas las primeras hojas, pequeñas y arrugadas como pañuelos de niño que se sacan del fondo de un bolsillo”

C.Bobin,  Resucitar



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Experiencia de Dios

Sin categoría No hay comentarios »

En La Iglesia de San Francisco, en La Habana, cuando comenzó el Credo, algo estalló dentro de mí como un trueno. Supe con la certeza más absoluta e incuestionable que delante de mí, directamente presente en una aprehensión, que estaba por encima de la de los sentidos, estaba Dios en toda su esencia, todo su poder, Dios en la carne y Dios en sí mismo. Era una luz tan brillante que carecía de relación con cualquier otra luz visible; tan profunda y tan íntima …y sin embargo, la cosa que más me chocó fue que esa luz era, en cierto sentido, ordinaria. Era una luz (y eso me quitó más el aliento) que se ofrecía a todo,a todos, y no había nada extraño ni especial en ella. Era la luz de la fe,profundizada y reducida a una obviedad extrema,y repentina.

Thomas Merton

San Francisco de Asis Square in old havana



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Abismo de la divinidad

Sin categoría No hay comentarios »

vivir fuera de  sí por estar más allá de sí mismo. Es el futuro inimaginable, el inalcanzable futuro de esa promesa de vida verdadera que el amor insinúa en quien lo siente. Lo que no conocemos y nos llama a conocer. Ese fuego que alienta ene lsecreto de toda vida. Lo más escondido del abismo de la divinidad; lo inaccesible que desciende a toda hora”
María Zambrano

María Zambrano



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


All shall be well

Sin categoría No hay comentarios »

Todo irá bien, todo irá bien, y toda clase de cosas irán bien.

Juliana de Norwich



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Paz interior

Sin categoría No hay comentarios »

La paz espiritual, pues, la paz interior, la buena paz, es la tranquilidad del alma en Dios, y la buena armonía según el justo orden. Cristo vino, ante todo, a traer esta paz… La paz interior tiene su fuente en el amor. Consiste en un gozo inalterable del alma que está en Dios. Se le llama la paz del corazón. Es el comienzo y un anticipo de la paz de los santos que están en la patria, de la paz de la eternidad.

Dionisio, el Cartujano



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Puerta abierta

Sin categoría No hay comentarios »

Que tu puerta esté siempre abierta al que viene; abre tu alma, ensancha la capacidad de tu espíritu, y así descubrirás las riquezas de la simplicidad, los tesoros de la paz, la suavidad de la gracia. Dilata tu corazón; corre al encuentro del sol de la luz eterna que ilumina a todo hombre.

San Ambrosio



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Madre

Sin categoría No hay comentarios »

Y soy yo quien ahora te tiene,
madre mía, a su merced, turbada.
Diminutos tus huesos
y tu piel de ciruela que, si hablo,
se rompe. Enjabono tu vientre
y mis dedos resbalan por tus mustios
pezones y tus nalgas.

Madre mía, mi niña, cúmplase
esta rara inversión, y tengamos
tus cicatrices yo, tu corazón mis años.,

Juana Castro



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Danza

Sin categoría No hay comentarios »

Bresson…en su cine se abre una puerta, se cierra y el plano se mantiene cinco segundos. ¿Qué sucede? ¿Qué pasa por la cabeza del espectador? La audiencia deja  de ver  la puerta para mirar más allá.la experiencia ya no radica en la puerta, sino con el tiempo que empleas mirándola. Eso conecta con la meditación. El cine contemplativo es una danza espiritual.

Paul Schrader

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo


Emily

Sin categoría No hay comentarios »

No hay, que yo sepa, una vida más apasionada y más solitaria que la de esta mujer. Prefirió soñar el amor y acaso imaginarlo y temerlo.

Jorge Luis Borges



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo