La elección

Buenos Libros, Meditación 7 Comentarios »
15926 visitas

Debe sonar extraño decir que la alegría es fruto de nuestra elección. Con frecuencia nos imaginamos que hay personas más afortunadas que otras y que su alegría o su tristeza depende de las circunstancias de la vida, las cuales quedan fuera de nuestro control.
Y, sin embargo, elegimos; no tanto las circunstancias de nuestra vida cuanto la manera de responder a estas circunstancias. Dos personas pueden ser víctimas de un mismo accidente. Para uno, este se convierte en fuente de resentimiento; para otro, en fuente de agradecimiento. Las circunstancias externas son las mismas, pero la elección de la respuesta es completamente distinta. Hay gente a la que se le agria el carácter cuando se van haciendo mayores. Otros, en cambio, envejecen con gozo. Esto no significa que la vida de aquellos cuyo carácter se va amargando haya sido más dura que la vida de los que viven contentos. Significa que se han hecho opciones diferentes, opciones íntimas, opciones del corazón.

Henri J. M. Nouwen- Aquí Y Ahora

Vía Esperanza que construye mientras espera



Escrito por María Arias Cabello Bio de  María Arias CabelloEntradas escritas por María Arias Cabello


Esta es mi vocación

Arte, Cristianismo 2 Comentarios »
12939 visitas

hacer que tantos corazones le amen…

corazones

Imagen via pARTido



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


Elimina los cables de tu escritorio

Informática 1 Comentario »
13058 visitas

En mi casa siempre andamos reorganizando los cables del ordenador. Los hay a pares: altavoces, monitor, torre, adsl, hub, ratón, teclado, regleta… Me ha gustado mucho esta ingeniosa manera de reorganizarlos para siempre. Es un sistema barato y fácil de implementar.

vmardian-01.jpgvmardian-03.jpg
Antes:
Steve1.jpg
Después:
Steve2.jpg
Otro ejemplo:
ErikBuehler1.jpg
ErikBuehler2.jpg

Más info en DECLUTTER YOUR DESK



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


Bendición con micro

Cristianismo, Sociedad 3 Comentarios »
13187 visitas

Un poco de humor…




Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


Deseo morir

Cristianismo, Meditación 2 Comentarios »
28981 visitas

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿La tribulación?, ¿la angustia?, ¿la persecución?, ¿el hambre?, ¿la desnudez?, ¿los peligros?, ¿la espada?, como dice la Escritura: Por tu causa somos muertos todo el día; tratados como ovejas destinadas al matadero. Pero en todo esto salimos vencedores gracias a aquel que nos amó. Pues estoy seguro de que ni la muerte ni la vida ni los ángeles ni los principados ni lo presente ni lo futuro ni las potestades ni la altura ni la profundidad ni otra criatura alguna podrá separarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús Señor nuestro.

Rom 8, 35-37



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez

Etiquetas: , , , , , ,

El sufrimiento se expande por toda el alma

Cristianismo, Testimonio de vida 3 Comentarios »
13369 visitas

Podríamos explicarlo de esta forma: el sufrimiento humano actúa como un gas en una cámara vacía; el gas se expande por completo y regularmente por todo el interior, con independencia de la capacidad del recipiente. Análogamente, cualquier sufrimiento, fuerte o débil, ocupa la conciencia y el alma entera del hombre. De donde se deduce que el ‘tamaño’ del sufrimiento humano es absolutamente relativo. Y a la inversa, la cosa más menuda puede generar las mayores alegrías.

El hombre en busca de sentido” (Viktor Frankl)



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


Clerus :: Biblia y documentos para estudio

Cristianismo, Informática 54 Comentarios »
26299 visitas

La Congregación Vaticana para el Clero pone bajo libre disposición la Biblia católica (el texto español es el de la Biblia de Jerusalén), con la interpretación a la luz de la Tradición y del Magisterio, con comentarios teológicos y exegéticos al respecto. Está varios idiomas y también con los textos originales. Se puede relacionar la Sagrada Escritura con las obras completas de muchos doctores de la Iglesia, los Concilios, las encíclicas, la enseñanza de los Papas, los catecismos, los comentarios de la literatura profana, etc.
Todo bajo una herramienta excepcional que permite:
– Comparar simultáneamente el orginal, la Vulgata y el texto en el idioma seleccionado (español, francés, italiano, alemán, inglés…)
– Buscar por palabras
– Ver en que sitios se hace referencia a la cita bíblica: magisterio, suma teológica, celebraciones litúrgicas, libros de espiritualidad, patrística
– Leer comentarios del Magisterio a pasajes
– Añadir documentos a la Biblioteca
– Actualizar la Biblioteca de textos de forma automática a través de Internet
– Informar sobre un tema. Ej: Matrimonio, Resurrección, Agua…
– Consultar las lecturas de cada día

Descargar

Imagen2.png

Si no te funciona el enlace puedes hacer clic en DESCARGUE dentro de esta página: CLERUS >> BIBLIA



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


La Sagrada Familia = la familia es sagrada.

Cristianismo, Meditación 1 Comentario »
15042 visitas

«No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada» (Gn 2, 18), dijo Dios mirando al hombre que no encontraba compañía entre las cosas y los animales. Allí comenzó la aventura de la familia, compañera de toda la historia humana. En esta aventura humana se sitúa el Señor, Jesús de Nazaret, que nació en una familia Galilea e hizo de la familia una célula vital del nuevo pueblo de Dios. El Eterno no prescinde de la pequeña familia. Para Jesús la familia ha sido la cuna -o mejor dicho, el pesebre- de la vida y del amor. Esta es la familia cristiana.

Sin la familia, la vida no tiene casa. Esto es verdad para los niños concebidos cuyas lágrimas que piden vivir ni siquiera escuchamos, es verdad para los discapacitados a los que se les niega el derecho a nacer, es verdad para todos los niños, para el hombre y para la mujer. Sin la familia, la vida no tiene casa.

En un mundo donde se tiene la ilusión de elegir, donde todo se compra y se vende, donde todo es precario y está sujeto a las leyes de la competencia, la familia es el espacio de la gratuidad: algo escandalosamente gratuito, pero no precario sino bien sólido porque está fundado sobre la fidelidad del amor. El mundo necesita más familia porque necesita gratuidad.

Intervención de Andrea Riccardi fundador de la Comunidad Sant Egidio, en la Celebración “por la familia cristiana” tenida hoy en Madrid.



Escrito por Paco Sales Casanova Bio de  Paco Sales CasanovaEntradas escritas por Paco Sales Casanova


¿Sufrir? ¿Para qué?

Buenos Libros 1 Comentario »
16162 visitas

La grandeza de la humanidad está determinada esencialmente por su relación con el sufrimiento y con el que sufre. (nº 38)

Sufrir con el otro, por los otros; sufrir por amor de la verdad y de la justicia; sufrir a causa del amor y con el fin de convertirse en una persona que ama realmente, son elementos fundamentales de humanidad, cuya pérdida destruiría al hombre mismo. Pero una vez más surge la pregunta: ¿somos capaces de ello? ¿El otro es tan importante para que, por él, yo me convierta en una persona que sufre? ¿Es tan importante para mí la verdad como para compensar el sufrimiento? ¿Es tan grande la promesa del amor que justifique el don de mí mismo? (…)
El hombre tiene un valor tan grande para Dios que se hizo hombre para poder compadecer Él mismo con el hombre. (nº 39)

BENEDICTO XVI, Carta encíclica Spe salvi



Escrito por Paco Sales Casanova Bio de  Paco Sales CasanovaEntradas escritas por Paco Sales Casanova


Jesús, su rostro está en tu interior

Arte, Cristianismo 6 Comentarios »
15354 visitas



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


Carta para quien quisiera seguir al Cristo

Cristianismo 2 Comentarios »
14896 visitas

En el Evangelio, escuchamos la llamada de Jesús: « ¡Sígueme! » ¿Es posible responderle con un compromiso para toda la vida?

En todos nosotros, hay el deseo de un futuro feliz. Pero teniendo la impresión de estar condicionados por tantos límites, a veces nos sorprende el desánimo.

No obstante, Dios está presente: « El Reino de Dios está cerca » (Marcos 1, 15). Percibimos su presencia asumiendo las situaciones de nuestra vida tal como son para crear a partir de lo que hay.

Nadie quisiera sumergirse en los sueños de una existencia idealizada. Aceptemos eso que somos y también lo que no.

Buscar un futuro feliz implica elegir.

Algunos toman decisiones valientes para seguir a Cristo en su vida de familia, en la sociedad, en un compromiso por los demás. Hay también quien se pregunta: ¿cómo seguir a Cristo eligiendo el camino del celibato?

Quisiera animar tanto a los como a las que se hacen la pregunta por una opción para siempre:

De cara a un compromiso semejante, puede surgir una duda en ti. Pero, profundizando, encontrarás la alegría de darte enteramente. Feliz quien no se entrega al miedo, sino a la presencia del Espíritu Santo.

Quizás apenas puedas creer que Dios te llama personalmente y que Él espera ser amado por ti. Pero tu existencia importa ante sus ojos.

Llamándote, Dios no te indica lo que deberías hacer. Su llamada es ante todo un encuentro. Déjate acoger por Cristo, y descubrirás el camino a tomar.

Dios te invita a la libertad. Él no hace de ti un ser pasivo. Por su Espíritu Santo, Dios habita en ti, pero no te sustituye. Al contrario, despierta energías insospechadas.

Joven, puedes tener miedo y ser tentado para no elegir, y mantener abiertas todas tus posibilidades. ¿Pero cómo encontrarás una realización si te quedas en la encrucijada?

Acepta que hay en ti una espera no realizada e incluso algunas cuestiones no resueltas. Confíate desde la transparencia del corazón. En la Iglesia hay algunas personas para escucharte. A través del tiempo, ese acompañamiento permite un discernir para darte enteramente.

No estamos solos al seguir a Cristo. Somos sostenidos por este misterio de comunión que es la Iglesia. En ella, nuestro sí llega a ser alabanza.

Alabanza balbuciante, que sube desde nuestra miseria, pero que se convertirá poco a poco en fuente de alegría caudalosa para toda nuestra vida.

H. Alois de Taizé



Escrito por María Arias Cabello Bio de  María Arias CabelloEntradas escritas por María Arias Cabello


Las nuevas tecnologías no son tan nuevas

Informática 1 Comentario »
15768 visitas

Un toque de humor



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez