Parón técnico en Nova Bella

Metablog 3 Comentarios »
25584 visitas

Queridos lectores,
durante unos días Nova Bella ha estado fuera de servicio a causa de las reformas técnicas en las que hemos estado trabajando.
Todavía pueden fallar algunas cosas, os pedimos paciencia. Esperamos que el resultado final sea el de obtener una mayor velocidad en el acceso al Blog.
Un saludo a tod@s,
Nova Bella Team

ch_repara_estatico.jpg



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


Perdonar

Cristianismo 1 Comentario »
16223 visitas

No se perdona por interés, para que, por ejemplo, el otro cambie su manera de ser. Eso sería un cálculo que nada tiene que ver con la gratuidad del amor evangélico. Se perdona a causa de Cristo.
Perdonar supone incluso renunciar a saber lo que el otro hará de ese perdón.



Escrito por María Arias Cabello Bio de  María Arias CabelloEntradas escritas por María Arias Cabello


Carta a Dios

Meditación, Testimonio de vida 584 Comentarios »
23000 visitas

¿Querido Dios, Hola Dios, Estimado Dios…? ¿Escribirle una carta a Dios? Quizá hoy día, sería mejor escribirle un e-mail, no? Igual leyendo la que escribo aquí abajo, te ayude a escribir la tuya propia…si es que te gusta escribir… a veces es bueno poner por escrito aquello que de viva voz no somos capaces de decir…

images.jpg

LA CARTA IMPOSIBLE

Dolores Aleixandre, RSCJ Biblista

No estoy segura de ser capaz de escribirte una carta. ¿Cómo empezaría? ¿«Querido Dios»? No me gusta llamarte por ese nombre, el mismo con el que podría invocarse a Marduk, a Baal o a Zeus. Cuando Moisés te preguntó cómo debería llamarte, le contestaste con una evasiva: «Soy el que estará contigo» (Éxodo 3,14), que era como pedirle que dejara consumirse en el fuego de la zarza un deseo que escondía pretensiones de posesión, para mantenerse atento solamente a tu Presencia inasible e incontrolable. Por eso llevo tiempo tratando de que mis sentidos se dejen rozar por ella, segura de que, como decía Job, mi tronco seco, al olfatear el agua, reverdecerá (Job I4, 8). Y por eso trato de respirar con atención por si, entre mil aromas, reconozco el que se derrama en tu Nombre (Cantar de los Cantares 1,2).

A veces, en alguien o en algo, me parece sentir tu contacto, y mi corazón atesora entonces con cuidado esos momentos fugaces de roce para que, cuando la voz de mis sombras intente convencerme de tu ausencia y mis ojos no sean capaces de reconocerte en medio de la oscuridad…

Leer el resto de este mensaje »



Escrito por María Arias Cabello Bio de  María Arias CabelloEntradas escritas por María Arias Cabello


Mi madre me enseñó…

Buenos Libros 4 Comentarios »
18376 visitas

“En cambio, a mi madre nunca la vi de rodillas. Demasiado cansada, se sentaba en medio, el más pequeño en sus brazos, el vestido negro hasta los tacones, los hermosos cabellos castaños caídos sobre su cuello, y todos nosotros a su alrededor, muy cerquita de ella. Musitaba las oraciones de punta a cabo, sin perder una sílaba, todo en voz baja. Lo más curioso es que no paraba de mirarnos, uno tras otro, una mirada para cada uno, más larga para los más pequeños. Nos miraba pero no decía nada. Nunca, aunque los pequeños enredasen o hablasen en voz baja, aunque la tormenta cayese sobre la casa, aunque el gato volcase el puchero. Y yo pensaba: «Debe ser muy sencillo Dios cuando se le puede hablar teniendo un niño en brazos y en delantal. Y debe ser una persona muy importante para que mi madre no haga caso ni del gato ni de la tormenta».

Las manos de mi padre, los labios de mi madre, me enseñaron de Dios mucho más que mi catecismo”.

Testimonio de Aimé Duval sj en el libro: ¿Por qué me hice sacerdote? AAVV, Salamanca, 1989.



Escrito por Paco Sales Casanova Bio de  Paco Sales CasanovaEntradas escritas por Paco Sales Casanova


JESÚS DE NAZARET, sale a la venta en España

Buenos Libros, Cristianismo 1 Comentario »
20367 visitas

“Jesús de Nazaret” de Joseph Ratzinger-Benedicto XVI. Es sin duda el libro del mes, y es solo el primer volumen… En plena ola de la investigación sobre el Jesús histórico (La “Tercera búsqueda”), la cristología del papa contiene alusiones a este momento “jesulógico” y “cristologico” que estamos viviendo desde los años 80. Años apasionantes donde se está escribiendo sobre Jesús como nunca.
Hay de todo: obras magníficas (atención que va a aparecer el “JESÚS. Aproximación histórica” de José Antonio Pagola, que promete ser una gran obra; saldrá en PPC muy pronto); obras muy densas y de estudio interdisciplinar (Estados Unidos con su “Jesus Seminar” a la cabeza…); y por supuesto mucha “ciencia ficción” e “investigación-basura” (la que más abunda en nuestras librerias y quioscos…).
Pero como diría Pablo… “con tal de que se hable de Jesús…yo me alegro…

Enrique Aguilera en Espiritualidad Marianista



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


Un baile con Dios

Meditación, Oración 4 Comentarios »
24111 visitas

El baile. Ese movimiento al compás de la música que te hace moverte hasta el infinito con tu pareja. Baile de salón, hip-hop, baile flamenco, salsa, vals, tango…¿y si Dios te propusiera bailar? Hay una invitación esperando respuesta…

…Estará lleno de gozo por tí, con su amor te dará vida nueva, bailará y gritará de alegría por tí…”

(Sof 3, 17-20)

baile.jpg

Dios nos lleva danzando y caminando, porque le pone un tono de fiesta, de movimiento, de entusiasmo al asunto. “Entusiasmo” es el sentimiento de experimentar que Dios está con nosotros. Es importante conocer el modo, el ritmo como Dios quiere que yo vaya danzando, con entusiasmo, sino, corro el riesgo de no bailar o andar arrastrado.

Además, lo típico de la danza es saber el “paso” de la pareja, es más bien que saberlo, intuirlo, y entonces, el baile es muy bonito; llena de alegría el irse desplazando rítmicamente. Lo que se acostumbra en la danza es que uno “lleva al otro”, sino, andamos a tropezones y pérdida de ritmo.

Invitación: a dejarme llevar, a abandonarme sin querer controlarlo todo. El Señor nos hace sentir su paso, que no lo siento extraño. La mejor manera de intuir el paso de baile es estar cerca y mirar a los ojos. En esa mirada se comunica todo un lenguaje corporal hermoso. Quizás al comienzo el paso te parece difícil o desconocido, pero en el fondo verás que te va bien y sale bien…

Esa danza que Dios te sugiere te hace sacar lo mejor de tí, aunque el comienzo no te pareciera. No puedes olvidar que tú no eres quién conduce, te darás cuenta que eres llevado. Eso es lo que quiere decir andar en la fe. La palabra fidelidad en hebreo puede traducirse como ser llevado en brazos. En el baile soy yo llevado en sus brazos. En el baile soy yo llevado en su brazo íntimo. Este paso que es el deseo de Dios para ti, no sólo se alía con tus deseos profundos, sino que te brinda aún más intimidad, se convierte en camino, es un proyecto para vos…

Y toda esa danza está orientada a generar la gran danza de la humanidad. La gran danza de la fiesta en la cual las personas pobres y pecadoras son las primeras en ser invitadas, para que en conjunto vayamos cambiando un poquito  el rostro del mundo, limpiándoles las lágrimas amargas, para que broten lágrimas de alegría, de consuelo, de descanso y hermanadas.

Baile, el paso de baile y los deseos profundos están entrelazados, en un diálogo de deseos.

Reflexión de Carlos Cabarrús




Escrito por María Arias Cabello Bio de  María Arias CabelloEntradas escritas por María Arias Cabello


Huevo de pascua en Google Earth : Simulador de vuelo

Informática 2 Comentarios »
17727 visitas

Así es, los chicos de Google Earth han escondido un huevo de Pascua en su aplicación, nada más y nada menos que un simulador de vuelo que nos permite volar sobre los paisajes reales de nuestro querido planeta tierra.
Para acceder abre el Google Earth pulsa simultáneamente las teclas CTRL+ALT+A si es un PC o COMMAND+OPTION+A en un MAC. Las instrucciones para manejarlo las tienes aquí:
Google Earth Flight Simulator User Guide

Via Techcrunch



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


Hazte don…

Meditación, Oración 10 Comentarios »
22134 visitas
Lavatorio de los pies

Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado su hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo. Durante la cena, cuando ya el diablo había puesto en el corazón a Judas Iscariote, hijo de Simón, el propósito de entregarle,sabiendo que el Padre le había puesto todo en sus manos y que había salido de Dios y a Dios volvía, se levanta de la mesa, se quita sus vestidos y, tomando una toalla, se la ciñó. Luego echa agua en un lebrillo y se puso a lavar los pies de los discípulos y a secárselos con la toalla con que estaba ceñido. Llega a Simón Pedro; éste le dice: «Señor, ¿tú lavarme a mí los pies?» Jesús le respondió: «Lo que yo hago, tú no lo entiendes ahora: lo comprenderás más tarde.» Le dice Pedro: «No me lavarás los pies jamás.» Jesús le respondió: «Si no te lavo, no tienes parte conmigo.» Le dice Simón Pedro: «Señor, no sólo los pies, sino hasta las manos y la cabeza.» Jesús le dice: «El que se ha bañado, no necesita lavarse; está del todo limpio. Y vosotros estáis limpios, aunque no todos.»

Lc 13, 1- 10


Escrito por María Arias Cabello Bio de  María Arias CabelloEntradas escritas por María Arias Cabello


Descubrir el momento…

Buenos Libros 2 Comentarios »
17196 visitas

– Las tristezas no se quedan para siempre, cuando caminamos en dirección a lo que siempre deseamos.

– ¿Siempre es preciso partir?

– Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. Si insistes en permanecer en ella más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto.

La quinta montaña
Paulo Coelho



Escrito por María Arias Cabello Bio de  María Arias CabelloEntradas escritas por María Arias Cabello


Mi padre me enseñó…

Buenos Libros 3 Comentarios »
17217 visitas

“Era el quinto hijo de una familia de nueve hermanos (…). En casa, nada de piedad expansiva y solemne. Sólo cada día la oración de la noche en común, pero es algo que recuerdo claramente y lo recordaré mientras viva. Mi hermana Elena recitaba las oraciones. Demasiado largas para los niños (un cuarto de hora); poco a poco iba aumentando en velocidad, embrollandose, abreviando, hasta que mi padre le decía «vuelve a empezar». Y entonces yo iba aprendiendo que hace falta hablar con Dios despacio, seria y delicadamente. Es curioso cómo me acuerdo de la postura de mi padre. Él, que por sus trabajos en el campo o por el acarreo de madera siempre estaba cansado, que no se avergonzaba de manifestarlo al volver a casa, después de cenar se arrodillaba, los codos sobre una silla, la frente entre sus manos, sin mirar a sus hijos, sin un movimiento, sin toser, sin impacientarse. Y yo pensaba: «Mi padre, que es tan valiente, que manda en casa y tan bien entiende a los dos grandes bueyes, que es insensible ante la mala suerte y no se inmuta ante el alcalde, los ricos y los malos, ahora se hace un niño pequeño ante Dios. ¡Cómo cambia para hablar con Él! Debe ser muy grande Dios para que mi padre se arrodille ante Él y también muy bueno para que se ponga a hablarle sin mudarse la ropa»”

Testimonio de Aimé Duval sj en el libro: ¿Por qué me hice sacerdote? AAVV, Salamanca, 1989.



Escrito por Paco Sales Casanova Bio de  Paco Sales CasanovaEntradas escritas por Paco Sales Casanova


Plegaria :: Lo más importante

Cristianismo, Oración 1 Comentario »
20579 visitas

camino.jpg

Lo más importante no es:
Que yo te busque,
Sino que tu me buscas en todos los caminos (Gen.3,9)
Que yo te llame por tu nombre,
Sino que el mío está tatuado en la palma de tu mano (Is. 49,16)
Que yo te grite cuando me faltan las palabras,
Sino que tú gimes en mí con tu grito (Rm. 8,26)
Que yo tenga proyectos para ti,
Sino que tú me invitas a caminar contigo hacia el futuro (Mc. 1,17)
Que yo te comprenda,
Sino que tú me comprendas en mi último secreto (1 Cor.13, 12)
Que yo hable de ti con sabiduría,
Sino que tú vives en mi, y te expresas a tu manera (2 Cor. 4,10)
Que yo te ame con todo mi corazón y todas mis fuerzas,
Sino que tú me amas con todo tu corazón y todas tus fuerzas (Jn 13,1).
Que yo trate de animarme y planificar,
Sino que tu fuego arde dentro de mis huesos (Jer. 20,9)
Porque, ¿cómo podría yo buscarte, llamarte, amarte,…
Si tu, no me buscas, llamas y amas primero?
El SILENCIO AGRADECIDO, ES MI ÚLTIMA PALABRA,
y mi mejor manera de encontrarte.

Benjamín González Buelta
Via pastoralsj.org



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez


La libertad consiste en…

Cristianismo 6 Comentarios »
16107 visitas

“La libertad no consiste en hacer lo que nos gusta, sino en tener el derecho de hacer lo que debemos hacer”.

– Papa Juan Pablo II, 1995



Escrito por Daniel Pajuelo Vázquez Bio de  Daniel Pajuelo VázquezEntradas escritas por Daniel Pajuelo Vázquez