Paz interior

La paz sobre la tierra comienza en el corazón de cada persona. Nuestro corazón tiene que cambiar, antes que nada, y este cambio supone una conversión muy sencilla: dejarse habitar por el Espíritu de Dios, acoger una paz que se expandirá y se comunicará poco a poco. “Consigue la paz interior, y miles encontrarán la salvación”

Serafín de Sarov

 

Deja una respuesta