Persona de Cristo

Sin categoría Dejar un comentario

No encuentro dificultad alguna en creer que fuera tal el encanto de su personalidad, que su mera presencia pudiera poner paz en las almas angustiadas, y que los que tocaban su vestidos o sus manos se olvidaran de sus dolores; o que a su paso por el camino de la vida, gente que no había visto nada de los misterios de la vida los viera claramente, y otros que habían sido sordos a toda voz que no fuera la del Placer oyeran por vez primera la voz del Amor.

Oscar Wilde, De profundis

 

 



Escrito por Nano Crespo Bio de  Nano CrespoEntradas escritas por Nano Crespo






Leave a Reply

Nano Crespo
 
A %d blogueros les gusta esto: