El Rey interior

nuestro cuerpo físico es una ciudad. Nuestros ojos, orejas, nariz y lengua son las puertas. Hay cinco puertas exteriores, mientras que la puerta interior es la facultad de formar ideas. El espíritu es el suelo y nuestra naturaleza propia es el rey que habita el dominio del espíritu. Cuando el espíritu está en ella, el rey está en ella y nuestro cuerpo y nuestro espíritu existen. Cuando nuestra naturaleza propia no está en ella, no puede haber ya rey, y nuestro cuerpo y nuestro espíritu perecen.”

Eno

Eno, Sexto patriarca

Deja una respuesta