Sábado Santo. Mi costado ha curado el dolor del tuyo


Sieger Köder

Dormí en la cruz, y la lanza atravesó mi costado, por ti, que en el paraíso dormiste, y de tu costado diste origen a Eva. Mi costado ha curado el dolor del tuyo. Mi sueño te saca del sueño del abismo. Mi lanza eliminó aquella espada que te amenazaba en el paraíso.


De una Homilía antigua

Deja una respuesta