Ser luz

llama.jpg

El mundo de hoy, el hombre de hoy necesita luz, mucha luz blanca, que perfore el grueso manto de tinieblas que le ocultan la verdad y el bien.

La luz viene de Dios, pero viene a través de los hombres; cada uno de nosotros debe llegar a convertirse en algo así como en un reflector de Dios.

Reflectores que reciban y transmitan y, si es posible, refuercen, la luz recibida; reflectores que iluminen y orienten; reflectores que hagan sentirse más seguros a cuantos alcanzan su chorro luminoso.

Disipar tinieblas, transmitir luz, hermoso ideal. Es el ideal del mismo Jesús: “Yo soy la luz del mundo, el que me sigue no camina en tinieblas” (Jn 8, 12).

Es la misión del cristiano: “Vosotros sois la luz del mundo“(Mt 5, 14). En medio de las tinieblas de la humanidad, el cristiano está llamado a encender su cerilla para que el hombre perdido encuentre la puerta de la salvación.

Los cinco minutos de Dios
Alfonso Milagro

Un poco de luz- Musical Spínola- mp3

6 comentarios en «Ser luz»

  1. buen dia!!!
    excelente escrito, la verdad ingreso en mi e-mail en el momento preciso, espero que continues con todo aquello ya cada uno de nosotros es un instrumento de Dios.

    saludos!!

    santa cruz de la sierra – bolivia

  2. Me parece que cada uno de nosotros llamado “Cristiano” debería tomar más en serio ese papel ¿te imaginas como se vería el mundo si cada cristiano del mundo por una hora fuera una verdadera luz? pero cada uno toma distinta actitud espereando que sea el de la par que haga ese trabajo, Dios está esperando ansioso el momento en que sus hijos comiencen hacer eso “sus hijos”

  3. La Luz representa la vida y la muerte, el si y el no, es como el interruptor del cerebro, ante la realidad que quiere vivir.

    Y es la integracion y la desintegracion del espiritu con la materia,
    es como entrar y salir de nosotros mismos, para tratar de encontrarnos con DIOS.

  4. Hola,

    Hoy quiero agregar algunas ideas sobre la “Luz”.

    Es la manifestacion visible para nosotros, de la Energia Universal, ella contiene en si ,las fuerzas necesarias para nuestra existencia, y es por eso que la comparamos con “La Verdad” y lo “Bueno”.

Deja una respuesta